Diario y Radio Universidad Chile

Año XIII, 30 de noviembre de 2021

Escritorio MENÚ

Profesionales y médicos del hospital San Borja denuncian abandono del Estado

Capítulo Médico y los Jefes de Servicios, hicieron un llamado a la autoridad sanitaria a hacerse cargo del “avanzado deterioro tecnológico e infraestructura, que repercute en mala calidad de atención de pacientes”.

Rodrigo Fuentes

  Jueves 19 de octubre 2017 19:36 hrs. 
Hosp.San-Borja


“El Estado está poniendo en grave riesgo la salud de nuestra población”, así de enfática se manifestó Ana María Quiroga, presidenta del capítulo médico del Hospital Clínico San Borja Arriarán, por el abandono que afecta al centro asistencial capitalino.

Profesionales de la comunidad hospitalaria, denunciaron el avanzado deterioro tecnológico y de infraestructura que ha impedido una atención digna y de calidad a los pacientes del establecimiento ubicado en la comuna de Santiago.

Ana María Quiroga precisó que los problemas han generado situaciones dramáticas, debido a graves deficiencias estructurales en pabellones quirúrgicos, falta de aparatos en imagenología, neuropsiquiatría infantil y laboratorios dañados por movimientos telúricos, lo que aún no se han reparado.

“Existe un deterioro gravísimo en infraestructura, tecnología, equipamiento médico, lo que entorpece nuestro trabajo y una atención digna de las personas. Esto es un problema de Estado, una cuestión sistémica, o sea, no viene de este gobierno, el anterior tuvimos lo mismo, aquí en el Servicio de Salud Metropolitano Central en el mandato de Sebastián Piñera, tuvimos nueve jefes de servicio, y el Estado sigue poniendo en riesgo la salud de las personas”, argumentó.

La vocera de los profesionales del Hospital San Borja Arriarán, agregó que han enviado cartas y entablado múltiples diálogos con las autoridades de turno, sin embargo, los personeros “se han encargado de comprar servicios externos de dudosa calidad, para subsanar el déficit existente”.

Consultada sobre la crisis de infraestructura y tecnología que afecta al centro asistencial capitalino, la ministra de Salud, Carmen Castillo indicó  que son problemas puntuales que se están solucionado.

“Muchas veces las reacciones pueden ser emotivas, pero en este caso la dirección del servicio de salud ya ha tomado cartas en el asunto, ya está viendo soluciones, por el hecho de que hubo excesiva exigencia en un tipo especial de atención, especialmente porque en los servicios de urgencia no pueden quedar personas por mucho tiempo hospitalizadas, son situaciones puntuales que ya fueron solucionadas y que esperamos que se pueda continuar trabajando y perfeccionando la metódica de trabajo”, aseveró.

Al respecto, el secretario general de la Federación Nacional de Trabajadores de la Salud (Fenats), Oscar Riveros, calificó como insólitas las palabras de la ministra de Salud.

El dirigente de Fenats, indicó que este es un problema estructural que se replica en casi todos los hospitales base del país.

“Es decir que es un tema puntual, esto es puntual en todos los hospitales grandes, todos tienen similares problemas, ya que centros menores, especialmente en regiones, lo que tienen que hacer por falta de instrumentos es derivan a los establecimientos bases, es todo una lógica, además es una cuestión sistémica que viene hace tiempo asfixiando a la salud pública y usándolo como pretexto para entregar responsabilidades del Estado a manos privadas”, subrayó.