Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 18 de mayo de 2024


Escritorio

Angustia no es lo mismo que miedo

Columna de opinión por André Jouffé
Viernes 17 de noviembre 2017 6:16 hrs.


Compartir en

A propósito del libro Ansiedad de Scott Stossel, queda en evidencia que cada una de las palabras tiene su propia acepción. Puede ir por el miedo, la esperanza y la búsqueda de la paz interior.

Ansiedad es la que sienten algunos de los candidatos para este domingo y angustia es el temor a las consecuencias de los resultados. Son escasos quienes dominan el tema y solo Freud y Kierkegaard lo abordaron a comienzos del siglo pasado. La ansiedad depende de la biología y la filosofía, del cuerpo y la mente, del instinto y la razón de la personalidad y de la cultura. Todos términos bastante ausentes en quienes buscan el poder este fin de semana. Para Hipócrates los humores corporales eran causantes de la locura. Aristóteles hasta le daba color de bilis. Yo creo igual que John Wattson que la ansiedad es un miedo condicionado. Y lo que viene ahora da pábulo para mucho de esto, aunque sean los comicios más “pencas” que me ha tocado presenciar.

Algunos tendrán que enfrentar temas que pasaron por alto, como los que acusan a Rossi de auto atentado por cuanto no abandonó el hospital con turbante. Si fuese cierto, lo del PC, Gutiérrez estaría lejos de la angustia y Rossi ansioso de cómo salir del paso; Goic tendrá que dedicarse a calmar a su dividida familia, especialmente demostrar su espíritu cristiano y ayudar a Eva, su cuñada indonésica que se querella en contra de sus captores hindúes y ante lo cual la rubia croata ha visto llover (Radio Universidad de Chile fue uno de los escasos medios nacionales que informó sobre este caso en su oportunidad).

Ansiedad tendrá la Presidenta para que llegue marzo de una vez por todas y angustia la tienen los atornillados por cuatro años. Éstos, esperan que la gente del piñerismo no abandone sus buenas pegas por un otras tan inciertas de cuatro años de duración.

Como dice Juan Pablo Cárdenas, solemos meternos a las patas de los caballos en busca de miedos.  Esto de mandar un recado al Papa para que no mencione el problema con Bolivia cuando nos visite, es lo más anti diplomático e indiscreto visto en Relaciones Exteriores en los últimos años. Ni Trump.

Difícil de creer que el Embajador haya recibido instrucciones al respecto de Heraldo Muñoz, pero todo es posible. La ansiedad del diplomático ha provocado angustia en la cancillería por las repercusiones que ha tenido. Y más encima que provenga de Mariano Fernández, el gran catador de vinos y diplomacia, y que conoce muy bien esos territorios divididos por el Tiber.

No olvidar que la Presidenta no concurrio a Roma la semana pasada por cuando don Francisco, el bueno, no la iba a recibir. Y la visita al Vaticano viste a todo político, esté el solicitante por llegar, vigente o por irse.

Hay algo que me tranquiliza, Stossel señala de quienes están rodeados de ansiosos, sienten una gran tranquilidad. Es decir la ansiedad es un pararrayos fabuloso que desvía el golpe verdadero o falso, como sería en el caso Rossi, que le debería de llegar a uno y lo dispara hacia otras partes.

Lo más positivo de lo que veremos ahora es la verdadera ausencia total de angustia y ansiedad. Uno, porque Piñera va a ganar por mucho o por poco y los otros, saben que van a perder en igualdad de condiciones.

Llaman a reunirse todos si hay balotaje. ¿Creen sinceramente en eso o ni conocen la típica vuelta de chaqueta del chileno?

En fin, los ansiosos, extremen sus ansias en beneficio de los terceros, y no olviden la importancia para la personalidad que conlleva el poder controlarla, y los portadores de angustia sufran a destajo por cuanto se están inventando un miedo ante un desenlace consabido.

El resto lo sabrán por la entretenida jornada que les brindará la Radio de la Universidad de Chile con su abanico de opiniones tan diferentes unas de otras.

El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor y no refleja necesariamente la posición de Diario y Radio Universidad de Chile.