Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 17 de abril de 2024


Escritorio

Llegan a Chile los cuerpos de los niños fallecidos en Mendoza

En el mismo avión Hércules viajaron también 4 heridos, 6 de los niños que fueron dados de alta y 27 familiares. En el Grupo 10 los recibió la ministra de Salud, Carmen Castillo.

Diario y Radio

  Sábado 3 de febrero 2018 19:00 hrs. 
0020837064

Compartir en

Javiera Collel Arenas, de 10 años; Matías Vidal Pérez, de 13; y Jonattan Muñoz Allulef, de 16 fueron las tres víctimas fatales del accidente del bus de la empresa Meltur la localidad Argentina de Las Cuevas y hoy sus cuerpos fueron repatriados a Chile en un avión Hércules de la Fach.

Según las informaciones entregadas por familiares, aún quedan algunas personas que están en los hospitales de Mendoza y cuya gravedad impide su traslado a nuestro país

En conversación con radio Cooperativa, el cónsul de Chile en Mendoza, Eduardo Schott, señaló que los heridos se encuentran “todos estabilizados, pero todavía bajo cuidado médico y esperando el alta”.

Respecto del conductor del bus, el diplomático afirmó que “se encuentra detenido y a disposición de la Fiscalía en Uspallata, a la espera de mayores peritajes judiciales y va a tener que enfrentar, probablemente, un juicio. Todo esto lo definirá la Justicia sobre la base de los antecedentes que tiene a disposición sobre las circunstancias exactas en que se produjo el accidente. (…)Nosotros seguimos este proceso. Naturalmente que si la persona es de nacionalidad chilena nosotros tenemos que prestarle la asistencia requerida. Ahora, esta persona tendrá acá un abogado argentino de oficio que podrá encargarse de él”, agregó Schott.

Los sobrevivientes del accidente que han hablado con la prensa responsabilizan de la tragedia al chofer debido a su conducción temeraria y a exceso de velocidad. Mario Olguín, profesor de la escuela de fútbol Lo Boza declaró a los medios que en varias oportunidades los pasajeros le advirtieron al conductor del bus que iba muy rápido:

“Yo iba despierto todo el camino y el chofer fue muy imprudente, más allá del accidente en sí. A lo menos un par de veces se le advirtió que bajara la velocidad”, afirmó el profesor, para luego agregar que “con un poco de conciencia del conductor se podría haber evitado”.

Síguenos en