Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 24 de febrero de 2024


Escritorio

El otro terrorismo


Domingo 1 de abril 2018 9:31 hrs.


Compartir en

Señor director:

La actual modificación a la ley antiterrorista ha provocado reacciones en pro y en contra. Si pensamos un poco más allá de las apariencias, veremos que en todos los casos de terrorismo por parte de los terroristas hay una demanda de justicia
frente a situaciones de impunidad.

Existe un terrorismo que es el padre de todos estos actos y es aquel del cual nada se dice y es ese el cual, amparado por el poder político y avalado por leyes parlamentarias, provocan el terror que más teme el ser humano: el terror a la esclavitud derivada de la pobreza, el cual se produce, por ejemplo, aumentando el salario a una miseria anualmente y  provocando por necesidad actos delictivos como comercio ilegal, tráfico de drogas, prostitución, etc. Entonces ¿de dónde viene el terrorismo?

Hay situaciones que deben considerarse terrorismo pues provocan terror en la sociedad, pero no se consideran y creo que algunas son: abuso de todo tipo de poder, la usura de los bancos, todo tipo de impunidad, la libertad para que los grandes empresarios creen alzas a su antojo, el endeudamiento, las pensiones indignas, amenazar con un infierno y a la vez lucrar con la fe, idiotizar a la gente con publicidad y otras que curiosamente, están protegidas por artículos legales. Entonces, ¿Existe un terrorismo legal y otro ilegal?

Nunca se golpea a un perro muerto, es decir, todo acto de agresión es primero provocado. Para concluir, creo que en todos los casos el origen del terrorismo está en el abuso del poder, y la peor manera de mejorar esta situación es con más abuso de poder, y la mejor es simplemente con más justicia en todos los ámbitos del quehacer humano, pues da la impresión que los poderosos patean la colmena y después quieren cosechar la miel. El terrorismo es algo muy malo, pero aquello que lo provoca es aún peor.

El contenido vertido en esta Carta al director es de exclusiva responsabilidad de su autor y no refleja necesariamente la posición de Diario y Radio Universidad de Chile.

Envíanos tu carta al director a: radio@uchile.cl