Diario y Radio U Chile

Año XI, 19 de octubre de 2019

Escritorio

Inti Raymi: Pobladores en lucha reciben viviendas dignas en Peñalolén

Se trata de la comunidad Inti Raymi. Sus edificios están asentados en pleno Américo Vespucio, en Peñalolén, lo que los deja como un ejemplo de construcciones para familias pobres por estar insertos en la ciudad, no en los suburbios. Así lo comentó Natalia Garrido, una de las voceras del movimiento que logró este objetivo.

Nicolás Massai D.

  Jueves 28 de junio 2018 19:25 hrs. 
Foto: Facebook

Solo caras sonrientes se podían ver este miércoles en la comunidad Inti Raymi, en Peñalolén, donde las primeras 170 familias recibieron las llaves de las viviendas sociales que por tanto tiempo solicitaron al Estado, y que motivó la formación del Movimiento Pobladoras de Lucha, que viene interviniendo la ciudad con acciones de protesta hace más de una década.

Natalia Garrido, una de sus voceras, comentó a Radio y Diario Universidad de Chile que desde la organización reivindicaron “siempre este terreno, desde 2006, pues era una demanda histórica que estaba en esta comuna”. En esa misma línea, explicó cuál fue el principal objetivo de la agrupación.

“Es por el derecho de quedarnos en el lugar donde nacimos. En mi caso, yo soy nieta de pobladores que se tomaron Lo Hermida, hija de pobladores que se tomaron Esperanza Andina, y continúo con una lucha histórica que tiene que ver con el derecho de vivir en la ciudad, porque han pasado los años y Peñalolén ya no es una comuna periférica como era en los 60. Pasamos a ser como las comunas que antes eran lejanas, pero ya no tanto. Entonces, es un hecho histórico que podamos quedarnos en la urbe”, dijo.

Derecho a ciudad

Bastante se ha debatido respecto de la ubicación que han tenido históricamente las viviendas sociales. Algunas de menor y mejor calidad. No hace mucho tiempo, de hecho, el alcalde de Recoleta, Daniel Jadue, anunció un proyecto de inmobiliaria popular para que personas pobres puedan vivir en un sector central, conectado, no siendo desplazados hacia los suburbios. Una idea parecida a la que persiguió Salvador Allende con la Villa Carlos Cortés, más conocida como San Luis.

Por eso mismo que este logro de las pobladoras de Peñalolén se podría encumbrar como un precedente en estos términos, y eso también fue mencionado por Natalia Garrido. “Es un hito este proyecto, porque es uno de los más caros de la historia, que está mejor ubicado también, al que se inyectaron mayores recursos. Todavía no tengo cerrada la cifra, pero solamente el terreno costó 10 mil millones de pesos, sin nada, sin construcción”, añadió.

La dirigenta comentó que todos los departamentos “son de hormigón armado, vienen con cerámica en las terrazas y, por la última movilización que hicimos el año pasado, conseguimos aislamiento térmico y también acústico”.

En ese sentido, agregó que “para los que hemos vivido el proceso de viviendas sociales, esto es un lujo. En términos de calidad, no reivindicamos el ladrillo, sino que cómo las familias viven en lugares dignos”.

Durante la jornada de este miércoles se pudo ver una bandera mapuche y otra de los pueblos originarios. También asistió el ministro de Vivienda y Urbanismo, Cristián Monckeberg, y la alcaldesa de Peñalolén, Carolina Leitao. Acorde a Natalia Garrido, estas autoridades nunca quisieron que, como comunidad, ellos se instalaran allí:

“No sentimos que hayan sido parte de esto, que fue a punta de lucha, de criminalización sobre compañeros. Después de la ceremonia oficial de este miércoles, hicimos nuestra reunión íntima, con nuestras propias autoridades, con pobladores que nos enseñaron a luchar desde que éramos niños”, finalizó Garrido.