Diario y Radio U Chile

Año XII, 24 de octubre de 2020

Escritorio MENÚ

Constanza Michelson, la mirada feminista del psicoanálisis

Patriarcado, machismo y los cambios culturales fueron parte del análisis que la psicoanalista y escritora, Constanza Michelson, realizó en conversación con Radio Universidad de Chile, donde aclaró y opinó sobre los actuales movimientos sociales del país.

Diario Uchile

  Sábado 7 de julio 2018 10:00 hrs. 
constanza





Luego de la serie de movimiento feministas que han levantado las mujeres universitarias, y en medio de diversas denuncias de abuso sexual en la televisión, la psicóloga Constanza Michelson comentó y explicó los conceptos que rodean el feminismo y sus demandas en la actualidad.

La experta indicó que es equívoco plantear el problema de desigualdad y violencia desde el termino de patriarcado, pues este “se utiliza como concepto para explicar una serie de cosas que habría que cuestionar” cuando lo adecuado es aplicar la palabra machismo.

Según señaló, el patriarcado es un tipo de ordenamiento que explica una serie de transacciones que se basan en el sometimiento de la mujer o de sus hijos para efectos de protección, beneficiando así en un lugar hegemónico al hombre, lo que sería aplicable no solo en el ámbito familiar, sino a todas las metáforas sociales.

En ese sentido, Constanza Michelson afirmó que “hay cuestiones que hoy día se reclaman como patriarcales, pero siendo exactos son prácticas machistas, porque no necesariamente implican este acuerdo, este tipo de ordenamiento que estoy planteando”. Por esto, la experta aseguró que se debe revisar el contexto, pues este cambio de ordenamiento se ha visto no solo en las relaciones interpersonales, sino también la sociedad se ha vuelto liquida en las instituciones, en la política o en la iglesia, donde no se tienen los mimos estatutos de antes.

Además, explicó que es un error pensar que el feminismo es algo nuevo, pues es un movimiento que lleva mucho tiempo y que ha tenido momentos más álgidos que otros, y comentó que el estallido actual “tiene que ver con llevamos más de 50 años con el tema de la liberación sexual, pero parece que no podía haber liberación si es que no había condiciones de igualdad entre la gente. De alguna manera el estallido viene porque más que una liberación tiene que ver con que hay una opresión que sigue estando”, y aunque existen imaginarios colectivos sobre la libertad, la realidad es que esto se da bajo condiciones de desigualdad.

En ese sentido, afirmó que con el avanzar de los años se ha logrado que la mujer y su cuerpo dejen de estar reprimidos, pero todavía existen otras relaciones de poder que han dado espacio a que se generen abusos como los que se han conocido en las últimas semanas.

Michelson aseguró que es importante hacer la separación entre las prácticas patriarcales y las machistas, pues “aun cuando uno siga desmantelando el patriarcado no significa que cese el machismo”, por lo que es necesario identificar y analizar estas lógicas porque no todas son iguales en términos de violencia.

Respecto a los diversos casos de violación , manifestó que a partir de diversos estudios se ha podido determinar que no siempre se debe asociar este acto solo con lo sexual, ya que en muchos casos los violadores actúan más por dominación sobre la víctima que por el placer sexual. Es decir, lo hacen para restituir en su imaginario un fracaso en la masculinidad.

La psicoanalista también se refirió a las diferentes miradas que hay del feminismo según la generación y edad de las personas, ante lo que indicó que no se puede decidir por el otro cuando está siendo víctima de una relación de poder o no, pues estás están presentes en todos los ámbitos de la vida de una persona.

“Hay que aprender a aceptar que eso existe más allá del machismo y que hay que hacer algo respecto de aprender a manejarse con el poder que existe. Hay cosas que uno dice mejor me tengo que ir, mejor en esto peleo, pero apelar a tratar de desmantelar todas las relaciones de poder se trasforma en una cuestión media policiaca. Yo veo que ese es el riesgo de como se levantan este tipo de movimientos”, afirmó.

Además, señaló que para seguir levantando el feminismo no se debe “meter miedo” a los hombres, pues la revolución no es solo para las mujeres, sino que deben existir nuevos pactos entre los sexos.  “Sentemos a conversar, en esto tiene que haber una utopía en ese sentido, un sueño con hombres. De otra manera, pero deben estar incluidos”.