Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 9 de agosto de 2022

Escritorio

¿Fin de un ciclo?: Los cuestionamientos del cargo y nacionalidad chilena de Ezzati

El cardenal fue citado por la Fiscalía de O’Higgins a declarar como imputado por un posible encubrimiento en el caso del ex canciller del Arzobispado de Santiago, Oscar Muñoz, quien fue acusado de cometer abusos sexuales y se encuentra en prisión preventiva.

Andrea Bustos C.

  Miércoles 25 de julio 2018 18:30 hrs. 
EZZATI

Compartir en

21 de agosto. Ese es el día en que el Arzobispo de Santiago tendrá que declarar ante la justicia por la eventual responsabilidad que pueda tener en el delito de encubrimiento de abusos sexuales dentro de la iglesia. La citación fue hecha por la Fiscalía de O’Higgins en el marco de la investigación por abuso sexual en contra del ex canciller del Arzobispado de Santiago, Oscar Muñoz.

El sacerdote fue detenido hace unas semanas y, una vez conocido su caso, se informó que este se había auto denunciado en enero pasado ante la Oficina Pastoral de Denuncias del Arzobispado. Frente a esta situación, el cardenal Ricardo Ezzati podría tener una eventual responsabilidad de encubrimiento, ya que los antecedentes de los abusos estaban en conocimiento del clero.

A través de un comunicado publicado por el Arzobispado de Santiago, Ezzati aseguró estar comprometido con las víctimas y con la búsqueda de la verdad, descartando haber sido encubridor o haber a obstruido la justicia. Además, afirmó que aportará todos los antecedentes que sean necesarios para aclarar la situación.

A pesar de su defensa, la situación ha sido objeto de críticas de parte de diversos actores vinculados a la Iglesia Católica y a sus casos de abuso sexual. Osvaldo Aravena, coordinador de los laicos por Santiago señaló que la situación es una señal concreta y potente de que la justicia está haciendo su trabajo, pero que lo importante es que, de comprobarse la culpabilidad en estos delitos, se den “sanciones ejemplificadoras”, y no solo regaños éticos.

Además, Aravena comentó que la labor que ha hecho Ezzati como Arzobispo es cuestionable, pues él ha velado por una iglesia puertas adentro, soberbia y pedante, dictando cátedras de integridad “mientras ellos no son capaces de tener una moral que los lleve a ser coherentes con lo que dicen”.

El representante de los laicos de Santiago aseguró que la permanencia del cardenal en su cargo es insostenible luego de todo lo acontecido. “No puede seguir ejerciendo el rol de arzobispo mientras está en calidad de imputado. Esperamos que tenga algo de dignidad y de un paso al costado”, declaró.

El Cardenal Ezzati presentó su renuncia en 2016, debido a que cumplió 75 años, sin embargo, hasta ahora el Papa no se ha pronunciado respecto a aquella petición, aun cuando ya aceptó algunas renuncias de obispos por temas de edad.

Joaquín Silva, decano de la Facultad de Teología de la Universidad Católica señaló que más allá de su edad, el Arzobispo ya cumplió un período, y esta puede ser una muy buena ocasión para que se acepte su renuncia, y así los procesos actuales puedan darse con mayor tranquilidad.

El teólogo también indicó que, aunque lo ideal habría sido nunca llegar a este tipo de situaciones, es importante valorar la disposición que el cardenal expresó a través de su comunicado.

Por su parte, Jaime Coiro, vocero de la Conferencia Episcopal expresó en Tele13 radio que el arzobispo, como ciudadano chileno, tiene toda la obligación de concurrir a prestar declaración y que, si eventualmente hubo un mal manejo de las denuncias del sacerdote Oscar Muñoz y se cometió un delito con ello, debe castigarse.

Además, el Fiscal Nacional Jorge Abbott afirmó que el Ministerio Público se encuentra investigando a tres obispos en el marco de abusos sexuales en la iglesia, aunque no reveló sus nombres.

Frente a esta situación, durante la próxima semana los senadores de la Comisión de Derechos Humanos pondrán en tabla la discusión del proyecto que pretende quitarle la nacionalidad por gracia al cuestionado cardenal, la que fue concedida por el Congreso el año 2006.

La iniciativa surgió hace dos meses de parte de las senadoras Ximena Rincón (DC) y Adriana Muñoz (PPD). Esta última es miembro de la comisión e indicó, según consigna Cooperativa, que es urgente abordar está moción, pues se ha podido comprobar que las denuncias de las víctimas son ciertas y esto va a traer una consecuencia importante.

Los también integrantes de la comisión, Alejandro Navarro (PRO- País) y Juan Ignacio Latorre (RD), manifestaron estar de acuerdo con la iniciativa, sin embargo, su par UDI, Jacqueline Van Rysselberghe, comentó que la idea no tiene urgencia y debe ser evaluada.

 

Síguenos en