Diario y Radio U Chile

Año XIII, 11 de mayo de 2021

Escritorio MENÚ

“Rebaño”, el libro que aborda el abuso de poder en la Iglesia Católica

La nueva publicación del periodista Óscar Contardo aborda la crisis de la institución en Chile, y cómo el adoctrinamiento de los sacerdotes ha permitido formar y preservar una cultura de abuso de poder sobre los fieles y una relación de constante encubrimiento entre los miembros del organismo.

Andrea Bustos C.

  Martes 16 de octubre 2018 18:00 hrs. 
rebaño 1


“Rebaño” es el título del nuevo libro del periodista Óscar Contardo, quien, luego de una investigación de cuatro años, retrató la historia de la crisis que vive la Iglesia Católica, la cultura de silencio y encubrimiento que por años permitió que muchos casos no se hicieran públicos, y también las relaciones de poder que ejercen los miembros del clero sobre sus comunidades y feligreses.

En entrevista con el programa Semáforo de nuestra emisora, Contardo explicó que su trabajo periodístico le permitió darse cuenta que las decenas de abusos dentro de la Iglesia que se han conocido en los últimos años no son hechos distanciados unos de otros, ya que todos se relacionan con una forma de ejercer poder al interior de la institución.

El libro tiene como punto de partida el caso del sacerdote salesiano Rimsky Rojas, quien se suicidó en febrero de 2011 y que estaba vinculado a varios casos de abuso y  a la desaparición del joven Ricardo Harex. Esta situación es tomada como detonante para retratar no solo los casos de abuso que ya se han conocido, sino que también el encubrimiento y la formación de los sacerdotes.

“Hay una cultura y una forma de relacionarse con los feligreses en que el poder y el abuso de poder es una constante, no es una excepción. Es una constante que se da en determinadas formas, más o menos dañinas, más o menos abusivas, pero que existe como patrón, como telón de fondo, y que es muy difícil reconocerlo cuando tú lo ves desde la lógica de la institución”, explicó.

rebaño70

Rebaño también aborda el rol de los sacerdotes denunciados, quienes en muchos casos fueron defensores de las víctimas de derechos humanos durante la dictadura. El autor señaló que a partir del caso de Fernando Karadima, el que prácticamente fue un hito, socialmente se tenía la idea de que los abusos estaban vinculados al área de la derecha más conservadora dentro de la iglesia.

Esta situación se debía a la importancia que tuvo la institución católica durante la dictadura militar, por lo que para mucha gente era difícil imaginar que aquellos sacerdotes que intentaban defender al país pudieran ser parte del círculo de los abusos. Sin embargo, en su investigación, el periodista pudo comprobar que quienes estuvieron vinculados a la Vicaría de la Solidaridad fueron parte de la cultura del abuso.

“Lo que yo dejo establecido en el libro es que el círculo de sacerdotes que rodeaba al cardenal Silva Henríquez, todos, al paso de los años, terminaron siendo salpicados por denuncias de abusos, como abusadores o como encubridores. Si miramos el paisaje general no resulta nada extraño, pero lo que pasa es que culturalmente, para una parte de la sociedad chilena, eso resulta muy duro”.

Para esta nueva publicación, que se suma a los textos “Siútico” sobre el arribismo y las clases sociales en nuestro país,  y a “Raro”, que abordaba la historia gay en Chile, el periodista Óscar Contardo estudió cómo se educan los sacerdotes, cómo se adoctrinan y cuál es su manera de entender el mundo, formación que luego se ve reflejada en su relación con los feligreses.

En el proceso pudo constatar que la educación se vincula a que se entienda que el sacerdote es un ser superior que debe guiar a sus fieles, quienes están esperando poder ser protegidos por el clero. Además, comentó que son dotados de un supuesto poder para ejercer en su vida sacerdotal, que es la de poder participar en las decisiones y en la consciencia de otras personas.

En esa línea, dijo que el poder del que se siente dueño el sacerdote ha permitido que incurran en manipulaciones psicológicas sobre las comunidades católicas, lo que ha facilitado el abuso y también el encubrimiento de parte de los mismos feligreses.

oscar contardo

“El poder que tiene la Iglesia con sus fieles, la relación que establece un sacerdote con un católico no es una relación que establece un profesor equis con un alumno, hay vínculos familiares, hay vínculos emocionales. Ese sacerdote tiene el derecho y el poder de pasearse por la conciencia de esa otra persona desde el momento en que se establecen relaciones como las confesiones o la dirección espiritual”, expresó.

Por otra parte, el autor señaló que la dificultad de las víctimas para denunciar también ha sido clave en que muchos casos no se conozcan, porque si bien se marcó un precedente con la cobertura que se dio hace un par de años a las víctimas de Fernando Karadima y su testimonio, es difícil pensar que otras personas abusadas, que pertenezcan a otras clases sociales, puedan tomar esa misma decisión, ya que se tienen a pensar que si a personas que tenían contactos y un círculo social más acomodado les costó ser escuchados, a quienes no tienen esa influencia les será aún más difícil.

Respecto de las últimas decisiones adoptadas por el Papa Francisco frente a las situaciones de abuso, como la expulsión de Fernando Karadima, Cristian Precht o del obispo Francisco José Cox, Contardo dijo que son solo medidas reaccionarias que no garantizan cambios reales al comportamiento interior de la Iglesia Católica.

 

Información importante
Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.