Diario y Radio U Chile

Año XI, 25 de junio de 2019

Escritorio

Plan B: La derecha no lo tiene, y la ultra (JAK) ¿lo tiene?

Enrique Salas Cartas al Director |

  Domingo 30 de diciembre 2018 13:29 hrs. 

Sr Director.

Lo que vivimos hoy en política contingente, y lo que se aproxima a mediano plazo coincide con la temática  de las primeras obras publicadas por el escritor y poeta Roberto Bolaño acerca del mal en su más refinada versión o expresión, y que es la reaparición del nazismo-fascismo precisamente en Chile hoy, también en la política nivel mundial, de ahí la grandeza literaria del autor que nos explica en forma estético-artística el resurgimiento del mal que tiene como trasfondo lo ocurrido en las décadas de los 30-40 del siglo pasado.

Esto lo menciona el autor en obras como Literatura nazi en América, 2666, Nocturno de Chile y Estrella distante, en esta última surge el personaje Carlos Wieder refinado torturador que hoy en la realidad es fácil de identificar con JAK posiblemente el próximo mandatario, también en Nocturno de Chile el autor toca al personaje Sebastián Urrutia Lacroix un cura cuyo pseudónimo como crítico literario es H. Ibacache.

En su ficción el escritor nos presenta la realidad en que la ultra derecha se hace del poder, más que nada sacándole el jugo a la situación creada por la inmigración en todo el mundo occidental, cuestión que es absurda al usarla como argumento político ya que la humanidad desde sus comienzos ha sido nómade. Si hubiera sido por gente como JAK, Trump y Bolsonaro la humanidad nunca hubiera podido salir de África, léase lo absurdo del argumento.

El repaso al primer año del gobierno de Piñera es la constatación de que somos gobernados por las encuestas, que Piñera está solo ante la derecha dura que lo considera un advenedizo, también sabemos que como individuo el Presidente es un liberal en lo político, en lo económico un neoliberal, de lo primero puede prescindir, pero lo segundo es la savia que corre por sus venas, que por lo demás es el único aspecto en el que coincide con la derecha dura de ahí la confusión de los slogans ”los cómplices pasivos” y ”la derecha sin complejos”, lo que resulta en increíbles piruetas que ya están resultando en costalazos.

El Presidente está solo, los que estarían con él se repliegan esperando a ver qué pasa con JAK y los que lo apoyan.

También nos estamos dando cuenta que en lo político el gobierno no tiene un plan B, no lo puede haber ya que las encuestas son muy lábiles y que por lo tanto lo son aquellos que las encargan.

La otra pregunta que habría que hacerse es sí su primo el ministro del interior tiene un plan B ya que él hace equilibrios de cuerda floja, no por presión de sus antagonistas del sector, ni por parte de la oposición sino por presión de los medios sobre la opinión publica incluso fuera del país.

Nótese que la crítica desde su sector es “falta de liderazgo”, que no toca al ministro del interior verdadero arquitecto de este despropósito político que es el gobierno, ¿significaría que Chadwick tiene un plan B?

El control de la agenda se ha hecho una cuestión fundamental en demasía de tal modo que les impide gobernar eso de” vendrán tiempos mejores” lo cual se está convirtiendo en un fracaso de pesadilla.

¿Qué se desprende de todo esto? O se agrupan todos detrás de JAK, o se dividen en centroderecha y ultraderecha (liberales vs conservadores).

Hasta el momento nada sabemos de la política o visiones de JAK salvo que sería el volvernos al pinochetismo y que para eso necesita ejercer hegemonía en todo el sector, por eso sería interesante saber cuál es la propuesta, porque hasta ahora hemos visto solo la acción del hombre mosca: Donde se para la…