Diario y Radio Universidad Chile

Año XV, 27 de enero de 2023

Escritorio

Nueva editorial revive libros clave de la literatura chilena

Asentada en la V Región, la editorial de Macarena Cortés y Gonzalo Pedraza apuesta por autores emergentes, la literatura juvenil y la reedición de escritoras como Carmen Aldunate, Ana María del Río y Andrea Maturana. “Hoy es el momento de publicar y reeditar a aquellas que pasaron inadvertidas o que solo fueron leídas en la época de sus publicaciones, antes de ser descontinuadas”, explican.

Diario Uchile

  Jueves 24 de enero 2019 8:32 hrs. 
ea248f5458218c76a422524863ab92d7

Compartir en

 

Nació el año 2011 como una plataforma de servicios editoriales y como un sello editorial, fundados por los editores Macarena Cortés y Gonzalo Pedraza y con la intención de publicar narrativa latinoamericana. Imbunche Ediciones debe su nombre al ser mitológico mapuche que Sonia Montecino ha definido como un símbolo, como una forma de leernos a los latinoamericanos, entendido como la palabra “encuevada”, secuestrada por el poder, manipulada, pero también como giros y mutaciones permanentes, transustanciaciones.

Imbunche salió al ruedo con Todo es rojo (2014) del mexicano Andrés Pascoe Rippey, y desde entonces el tema central de su catálogo ha sido poner en recirculación aquellos libros que no obedecen a las lógicas de las editoriales multinacionales, que son descontinuados y olvidados. En esta colección se enmarca el trabajo que han hecho con Elena Aldunate, con Ana María del Río y que harán en 2019 con Andrea Maturana.

De la escritora de ciencia ficción han reeditado cinco novelas publicadas entre 1987 y 2001, sobre un extraterrestre nebuloso llamado Ur que acompaña a las protagonistas de cada relato en su recorrido por la adolescencia. De Ana María del Río acaban de reeditar dos de sus novelas claves: Óxido de Carmen (1986) y Siete Días (1993). Mientras que la próxima publicación de la editorial será la reedición de El daño (2007) de Andrea Maturana, novela descontinuada del catálogo de Alfaguara, algo mucho más común en la literatura escrita por mujeres que en la escrita por hombres.

“La idea es que dentro de una misma colección se puedan encontrar escritoras chilenas de diferentes épocas, y que se evidencie que existe una continuidad en la literatura escrita por mujeres en Chile, que va más allá de María Luisa Bombal o de Marta Brunet. Creemos que hoy es el momento de publicar y reeditar a aquellas que pasaron inadvertidas o que solo fueron leídas en la época de sus publicaciones; hay una necesidad de visibilizar a autoras que fueron publicadas cuando había menos cabida para la literatura escrita por mujeres y cuando había una mayor reticencia a leer sobre erotismo, violencia y abuso, desde una perspectiva femenina”, explican los editores de Imbunche.

Nuevos talentos

 

Además de la colección destinada al reposicionamiento de autoras(es) descontinuadas o descatalogadas, actualmente Imbunche cuenta con un catálogo de 13 libros de narrativa en el que se visivilizan claramente otras dos líneas de desarrollo: la de literatura infantil y juvenil, donde también entran los libros de Elena Aldunate y otra de narrativa emergente.

Esta última tiene como objetivo dar cabida en la escena literaria a escritores noveles de calidad. “Acá hay una apuesta por nuestro propio criterio como editores y la apuesta de la editorial. Y tiene que ver con mostrar formas narrativas que experimenten y retroalimenten de cierta forma la narrativa local y regional. Por eso no nos casamos con un estilo particular que esté a la moda”, sostienen.

Todo es rojo, por ejemplo, es una novela apocalíptica que descuera a la sociedad chilena y su xenofobia, desde la mirada de un extranjero que vive en nuestro país. Renoval, de José Joaquín Saavedra, es un híbrido entre las crónicas de la conquista, elementos mitológicos que se entrecruzan y la presencia, no menor, del lenguaje poético. La otra ciudad, de Catalina Infante, es un relato breve en fragmentos y hecho a mano, con serigrafía y con ilustraciones hechas sobre cada libro. A estos se suma el lanzamiento más reciente, Expropiación, de Malú González.

“Nos interesó el texto, porque retoma el tema de la dictadura desde una perspectiva actual. Además, nos llamó la atención que una escritora que nació cuando la dictadura ya se había acabado, reescribiera ese periodo. Creemos que la apuesta es seleccionar textos que se salgan de los parámetros de la moda literaria, donde identificamos una voz narrativa en desarrollo, más allá de la temática o la forma”, dicen.

Finalmente, Macarena y Gonzalo relevan un dato de la causa: además de formar parte de la Cooperativa de Editores de la Furia, a la que han representado en encuentros sobre edición, cooperativismo y economía creativa, Imbunche es una editorial de la V Región, lo que implica participar del circuito local y no sólo del santiaguino.

“Por esto participamos y apoyamos el trabajo que realiza Gladys González, quien organiza ferias bimensuales en Valparaíso y, desde septiembre, en Viña del Mar. En la región hay muchas editoriales, pero faltan lectores y audiencia, por lo que tratamos de participar en todas las instancias para apoyar el desarrollo local y combatir el fuerte centralismo”.

 

Los editores 

Macarena Cortés Correa (Viña del Mar, 1984). Estudió Letras Hispánicas, Diplomado en Edición y Publicaciones y Pedagogía en Lenguaje y comunicación en la PUC. Estudió el Magíster en Literatura de la UPLA como becaria de Conicyt. Ha presentado ponencias en congresos como IILI y actualmente está escribiendo un capítulo sobre las escritoras clásicas de ciencia ficción latinoamericanas para el libro de crítica especializada Peter Lang Companion to Latin American science fiction studies.

A partir del año 2009 ha trabajado en el área de fomento a la lectura, como bibliotecaria del Colegio San Rafael de la Fundación Educacional Barnechea, luego en el Proyecto Biblioteca de la misma fundación, en el que asesoró bibliotecas escolares a lo largo de Chile. Luego trabajó como bibliotecaria en Colegio san José de Lampa de Fundación Astoreca y, actualmente, en el Colegio Valle del Aconcagua de Quillota. A su vez, se ha desarrollado como narradora oral a través del unipersonal La viajera del tiempo.

Gonzalo Pedraza (Santiago, 1982). Es Licenciado en Letras, mención literatura y lingüística hispánicas. P. Universidad Católica de Chile, 2005-2009. Desde entonces ha desarrollado su carrera profesional de editor en torno a la edición de textos, la escritura y la dirección de proyectos editoriales literarios, no literarios y técnicos para editoriales (Editorial Catalonia), centros de estudios, universidades, oficinas de Naciones Unidas, Ministerio de Educación, consultoras y otros.

Su trabajo se ha enfocado principalmente en narrativa chilena y latinoamericana, y también en temas de ciencias sociales, educación y humanidades, sumando a la fecha alrededor de 80 publicaciones dirigidas, editadas y/o corregidas. Como parte de la experiencia en la creación y gestión de Imbunche ha participado en diversas instancias de profesionalización y capacitación en industrias creativas de Corfo, entre ellas Nodo de Industrias Creativas en Valparaíso el 2015 y Nodo del Libro 2016 en Santiago.

El proyecto, asimismo, participó del Espacio Cowork de Balmaceda Arte Joven Valparaíso y su programa de incubación el 2014. Formo parte de la Cooperativa de Editores de la Furia, a la que ha representado en encuentros sobre edición, cooperativismo y economía creativa.

 

Síguenos en