Diario y Radio U Chile

Año XI, 19 de noviembre de 2019

Escritorio

Los riesgos y desafíos de la automatización para el trabajo en Chile

Según un informe de la OCDE, que analizó cómo afectará la digitalización al modelo de vida y la cotidianidad de la sociedad, más de la mitad de los empleos en Chile podrían desaparecer debido a la automatización. "Se trata de una señal de alerta donde nosotros como sociedad, y cada uno en particular, debe saber que hay una revolución digital", afirmó el director de desarrollo digital de la Fundación País Digital.

Pilar León Pardo

  Lunes 4 de marzo 2019 10:30 hrs. 
Automatización

De acuerdo al reciente estudio How’s Life in the Digital Age? Opportunities and Risks of the Digital Transformation for peoples’s well-being de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) producto de la automatización en Chile un 53% de los empleos podrían desaparecer.

De esta cifra, el informe establece que un 31% de los trabajos enfrentan un riesgo significativo de perderse para siempre, lo que en la actualidad ha quedado en evidencia en nuestro país en múltiples bienes y servicios, como las cajas del supermecado, la conducción del metro, el funcionamiento de las minas, entre muchas otras.

Inclusive en el mundo hay lugares donde casi no es necesaria la fuerza de trabajo, tal es el caso del puerto de Hamburgo en Alemania, considerado el más tecnológico a nivel mundial y en el que se manejan alrededor de 130 mil contenedores al día sin ningún tipo de intervención humana.

Para el director de desarrollo digital de la Fundación País Digital, Marco Terán, en Chile “hace 20 o 30 años los empleos se están perdiendo por la automatización,  hace 30 años las tiendas físicas eran totalmente distintas a lo que son ahora, antes había una gran cantidad de vendedores, ahora no porque en la actualidad creció el e-commerce y los call center. Entonces, es bien variable cuando se enfrentan este tipo de situaciones. Lo importante, es que se trata de una señal de alerta donde nosotros como sociedad, y cada uno en particular, debe saber que hay una revolución digital”.

Sin embargo, para la académica de la Universidad del Desarrollo y experta en emprendimiento femenino, Olga Pizarro, este 53% no sólo se debe a la automatización, sino que, a su juicio, en Chile hay una gran cantidad de empleos que deberían haber desaparecido pero que continúan existiendo por temas culturales y educacionales.

“Hay empleos que deberían haber desaparecido con la automatización pero que no lo han hecho porque todavía hay cosas que estructuralmente hoy tienes que apoyarlas. Tenemos todavía mucha gente que ha tomado empleos sin tener conocimientos especializados, es decir, la gente ha aprendido en el trabajo, no ha aprendido especializaciones, lo que se debe a que somos muy tradicionales e intentamos que todos sigan las carreras tradicionales, lo que al final se transforman en commodities. Mientras que no hay proliferación de carreras técnicas especializadas”.

Por otro lado, la automatización, además de hacer desaparecer empleos, también implica una migración laboral y creación de nuevos puestos de trabajo producto de la modernización. “El hecho de que tú enfrentes a una perdida de tu trabajo tradicional, te permite que puedas avanzar en otras nuevas lineas que quizás nunca te habías planteado, las oportunidades como tal son enormes en base al tema de la tecnología, lo importante es atreverse”, explicó Marcos Terán de País Digital.

Por su parte, el secretario general de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), Nolberto Díaz, aseguró sobre las cifras entregadas por el estudio de la OCDE que la CUT hace años advirtió a los distintos gobiernos esta situación. “Nosotros adscribimos la declaración que ha sacado la OIT donde señala que no hay que tenerle miedo a los procesos de modernización y de automatización, porque así como se pierden empleos, se crean otros nuevos. Lo que hay que hacer es enfrentarlo con dialogo, respetando los derechos laborales, protegiendo los empleos, capacitando mejor a la gente y no simplemente despidiendo y cerrando fabricas que ha sido la política de la empresa privada frente a la que el Gobierno ha sido indolente”.

Y agregó que “en la actualidad hay nuevos desafíos porque vienen nuevos empleos y para esos nuevos puestos de trabajo hay que preparar a los trabajadores y trabajadoras y frente a eso el Gobierno ha si ineficaz e ineficiente”.

El estudio de la OCDE, que analiza cómo afectará la digitalización al modelo de vida y la cotidianeidad de la sociedad, también estableció que los países integrantes de la organización perderán en promedio el 46% de los puestos de trabajo.

Finalmente, en el caso de nuestro país el informe también sostiene que “enfrenta una alta exposición a los riesgos de la transformación digital y un rendimiento limitado en términos de oportunidades”.