Diario y Radio U Chile

Año XI, 13 de diciembre de 2019

Escritorio

Equipo U. de Chile aterriza en Rapa Nui con inédito operativo de prevención de VIH

Entre los días 2 y 6 de diciembre el equipo del Proyecto CHAIR de la Facultad de Medicina de la U. de Chile -iniciativa abocada a la investigación, prevención y educación sobre VIH- estará en la isla para realizar este despliegue, resultado de un trabajo colaborativo entre los investigadores del plantel y diversos actores de la comunidad de Rapa Nui. Charlas en todos los colegios de la Isla, capacitación al personal de salud y la realización testeos masivos, son parte de las actividades que marcarán este primer hito. La iniciativa cuenta además con el apoyo y la participación del Ministerio de Salud.

Diario UChile

  Martes 3 de diciembre 2019 12:23 hrs. 
VIH-800-L-05

Hay muy poca información de VIH sobre la Isla de Pascua. Los pacientes tienen poco acceso a diagnóstico, se tienen que venir a tratar a Santiago, y eso hace que la dificultad y la barrera de acceso a tratamiento sea súper alta”, señala Claudia Cortés, infectóloga, académica de la Facultad de Medicina y miembro del Proyecto CHAIR, quien es parte del equipo de profesionales y estudiantes de postgrados de la U. de Chile que viajó a la Isla de Pascua, en el marco de un operativo que marca el puntapié inicial de un trabajo colaborativo entre la universidad, Rapa Nui y el Ministerio de Salud, para la prevención de VIH.

Con una población cercana a los siete mil habitantes, a la fecha Rapa Nui cuenta con algunas iniciativas de prevención sobre Infecciones de Transmisión Sexual (ITS), que a juicio del director del Hospital Hanga Roa – Rapa Nui, Juan Pakomio, deben aún mejorarse.

“Siempre es necesario revisar y evaluar las estrategias existentes y dónde están las brechas. Si existe la oportunidad de implementar cualquier proyecto de salud que busque mejorar las condiciones y calidad de vida de nuestra población, es necesario incluir ciertas particularidades de la isla, como por ejemplo, la baja percepción de riesgo, la interculturalidad, el idioma, entre otros. Por lo que efectivamente es necesario diseñar políticas publicas pertinentes”, señaló Pakomio, quien se reunirá con el equipo de la U. de Chile para trabajar sobre el tema y recibirá por parte de éstos una capacitación en VIH para los profesionales del recinto de salud que dirige.

Diagnóstico, levantamiento de necesidades, educación y prevención

El equipo de CHAIR, que recientemente logró el apoyo de LATAM para realizar estos operativos en zonas de difícil acceso, llega con una fuerte estrategia de educación y prevención: se ofrecerán más de diez charlas a estudiantes entre séptimo a cuarto medio de todos los colegios de la isla, en los que se realizará también testeo para docentes y apoderados. Asimismo se realizarán jornadas de prevención y educación en las comunidades de la isla.

VIH--2-800-L

Este operativo es el primero de este tipo registrado en la isla, e incluirá la realización de miles de test para la comunidad de Rapa Nui – compuesta por cerca de 7 mil habitantes-,  lo que permitirá tener un diagnóstico certero sobre la situación del virus en dicho territorio, en un contexto en que como país las cifras de nuevos contagios son alarmantes. En la actualidad en Rapa Nui se testea el virus a través del Test de Elisa en el servicio de salud, por lo que la idea de esta iniciativa es sacar el test de VIH a las calles y dar más acceso a las personas, por lo que la Municipalidad, Conaf, el Servicio de Impuestos Internos y el Registro Civil serán sedes para efectuar los testeos.

“Es importante diagnosticar a la población, porque en Chile hay alrededor de 40 mil personas que tienen VIH y no lo saben, y si esas personas se diagnostican, van a poder empezar a tratarse y recuperar su salud, y van a dejar también de transmitir el VIH. Hacer testeo hoy se ve como una doble herramienta. Es una herramienta de salud individual y de salud pública colectiva. Por lo tanto para nosotros es fundamental la parte educativa, pero también el testeo”, indicó Claudia Cortés.

Los resultados de este operativo servirán además para trazar las necesidades de la población, y poder así, junto a las comunidades y autoridades, formular una estrategia de prevención local, hoy inexistente.

“Esta visita, a la que también se suma el MINSAL, es de diagnóstico y exploratoria. Vamos a acudir a todos los colegios y vamos a hacer testeo, pero también nos vamos a reunir con las autoridades de salud, políticas, geográficas y culturales de Isla de Pascua. En una segunda etapa, queremos volver habiendo incorporado toda la información que la gente de la isla nos va a entregar”, explicó la infectóloga.

Con el apoyo del Ministerio, por primera vez serán introducidos condones femeninos a la isla, sumándose también la entrega de condones masculinos que se hará en el marco de este operativo. En esta visita, además, el MINSAL instalará dispensadores de preservativos para la Isla y realizarán una Primera Jornada de Actualización en VIH/ITS específica para la realidad de Rapa Nui, considerando a todos los activos comunitarios e institucionales establecidos en la Isla.

Mientras que el equipo de CHAIR además llevará información sobre la Profilaxis Preexposición (PrEP), medicamento utilizado para la prevención del VIH en grupos de alto riesgo, que el MINSAL planea introducir a la isla, también como parte de la estrategia de prevención.

VIH-800-L-02

Del laboratorio a la calle

Además de la doctora Cortés, el equipo CHAIR que participa de este operativo está compuesto por los académicos de la Facultad de Medicina, Fernando Valiente y Ricardo Soto Riffo, y los estudiantes de postgrado de la misma facultad, Aracelly Gaete y Gabriel Castillo, quienes a lo largo de este 2019 han realizado esta acción comunitaria en diversos puntos del país.

Respecto a la relevancia de la participación no sólo de médicos clínicos, sino también de investigadores y estudiantes de postgrado en esta iniciativa, el doctor Fernando Valiente, destacó: “A través de este proyecto, tenemos estudiantes de postgrado que trabajan en ciencias duras, que no tienen ninguna interacción o muy poca con el paciente, con la persona viviendo con VIH. Ellos están siempre trabajando en el laboratorio, con las células, con el virus, pero cuando tú los sacas de ahí y los pones en la comunidad, y tratas de que ellos vean a una persona que vive con el virus que ellos estudian, les cambia totalmente la percepción. Y creo que ahí está el sentimiento de la enseñanza integral”.

De acuerdo a las cifras entre 2010 y 2017 los nuevos casos de VIH aumentaron un 134 por ciento en el país. Hoy cerca de 61 mil personas viven con VIH en Chile y conocen su diagnóstico. Sin embargo, unas 40 mil personas estarían viviendo con el virus, sin saberlo.