Diario y Radio U Chile

Año XII, 13 de agosto de 2020

Escritorio MENÚ

Sistema de salud chileno

Marco Sáez Cartas al Director |

  Miércoles 18 de marzo 2020 12:04 hrs. 




Señor Director:

Hace ya bastantes años que vivo en Francia gracias a la “Beca Pinochet”. Cuando llegué a este país y me toco ir al hospital publico, ya que mi mujer debía operarse, qué sorpresa enorme me llevé, aquel hospital de Alençon lucía como las mejores clínicas privadas de Chile. Todo el personal con un estricto uniforme verde, el piso reluciente, y todos los exámenes necesarios para que se operara fueron hechos en tres horas : exámenes de sangre, radios y scanner. Ella venía con una apendicitis desde Chile. Y la convalecencia fue de una semana. Mientras tanto me encargué de mis dos hijos y, por lo tanto, no iba a trabajar ya que eran muy menores. Luego, cuando la dieron de alta, no tuve que pagar ni un solo franco, ya que el sistema de seguro social era como el sistema chileno de antes de la dictadura, en el que el paciente matriculado en ese sistema cotizaba a un fondo común.

En Chile, mi madre pudo operarse gratuitamente en el hospital José Joaquin Aguirre, ya que mi padre cotizaba en el Servicio de Seguro Social que tomaba a cargo las prestaciones del Servicio Nacional de Salud. Ese hospital era estatal por el hecho de pertenecer a la Universidad de Chile, la que a su vez era financiada completamente por el Estado Chileno.

Digo todo esto para que entendamos de una vez que los Sistemas de Salud no pueden ser privados. Y en nombre de la dignidad inalienable de la persona humana se debería volver a crear un Servicio Nacional de Salud y un Servicio de Seguro Social que permita enfrentar la crisis sanitaria que se vive hoy.