Diario y Radio U Chile

Año XII, 26 de noviembre de 2020

Escritorio MENÚ

Experto en química atmosférica: “Es temprano para sostener que la cuarentena tendrá un impacto significativo en la calidad del aire”

Rodrigo Seguel, investigador del Centro de Ciencia del Clima y la Resiliencia (CR)2 , sostuvo que hay otros gases contaminantes que “continúan comportándose como lo hacen habitualmente en este período del año”.

Diario Uchile

  Miércoles 15 de abril 2020 16:27 hrs. 
vitacura_sin_gente


“Como una buena noticia, pero aún prematura” calificó el especialista en química atmosférica de la Universidad de Chile, Rodrigo Seguel, la mejora en la calidad del aire en las siete comunas de la Región Metropolitana que han permanecido en cuarentena por coronavirus (Covid-19), en los últimos días.

En entrevista con Rocadictos, el programa sobre Ciencias de la Tierra de los departamentos Geología y Geofísica de la Universidad de Chile y del Centro de Ciencia del Clima y la Resiliencia (CR)2, Rodrigo Seguel, dijo que, “pese a que se ha observado un descenso en contaminantes regulados como monóxido de carbono y óxidos de nitrógeno, hay otros gases que continúan comportándose como lo hacen habitualmente en este período del año”.

“Es temprano para afirmar que las emisiones de contaminantes en la Región Metropolitana están disminuyendo de manera importante como se ha visto en ciudades de China e Italia”, sostuvo el investigador del área de ciudades resilientes del (CR)2,en entrevista en el programa del miércoles 1° de abril.

El especialista en química atmosférica explicó que, si bien se estima que cerca de 80% de las emisiones contaminantes en Santiago provienen de fuentes móviles, hay otros compuestos en el aire como material particulado y ozono, cuyo comportamiento es más complejo de estudiar porque no solo dependen de las emisiones primarias que provienen del transporte sino que también dependen de reacciones químicas que ocurren en la atmósfera y contribuyen a su formación.

Consultado sobre si la actual baja en los niveles de gases contaminantes se mantendrá por un tiempo luego de que las ciudades retomen su actividad habitual, Rodrigo Seguel respondió que gases como el óxido de nitrógeno, el ozono, el material particulado y el monóxido de carbono se caracterizan por tener tiempos de vida relativamente cortos. “Esta característica permite apreciar rápidamente su variación en la atmósfera respecto de sus fuentes, por lo cual, apenas vuelvan a circular los medios de transporte de forma masiva, notaremos cómo en un día o dos aumenta el nivel de contaminación del aire”, precisó el investigador del (CR)2.

Rodrigo Seguel

Rodrigo Seguel

 Efectos a largo plazo

Al referirse a las posibles repercusiones a largo plazo de la disminución de gases contaminantes y la eventual aplicación de políticas públicas para favorecer su reducción, Rodrigo Seguel manifestó que, “si podemos destacar algo positivo bajo el contexto de la pandemia del Covid-19, probablemente sea la oportunidad que estamos teniendo como sociedad de reflexionar sobre el impacto de los cambios en la conducta personal y de las industrias que utilizan combustibles fósiles”.

“Nuestra economía es tremendamente dependiente del carbono y, la única manera de evitar que el aumento en la temperatura promedio del planeta supere los 1,5 grados centígrados con respecto al período preindustrial, es aprovechar esta coyuntura para demostrar que decisiones tan sencillas, como la elección del medio de transporte, sí tienen un impacto en la salud pública y el clima”, planteó Rodrigo Seguel.

Sobre este último punto, el especialista en química atmosférica de la Universidad de Chile reconoció sentir cierto pesimismo. “Normalmente hablamos del daño que ocasiona el material particulado en invierno, pero ignoramos que existen otros gases que están generando problemas en la salud pública y cuyos niveles han excedido los rangos permitidos desde hace décadas en Santiago”, recalcó.

Como ejemplo mencionó cómo en los últimos años se ha sobrepasado la norma de calidad de aire de ozono, problemática que fue abordada en el estudio, “Veinte años de superación de la norma de ozono en Santiago de Chile”, por el grupo de investigación de ciudades resilientes del (CR)2. “Han pasado 20 años y, al parecer, a muy pocos le han importado los altos niveles de ozono registrados en la Región Metropolitana. Quizás ahora sea el momento de recordar que la calidad de aire no solo se trata del material particulado y notemos que existen otros gases contaminantes que también generan problemas en la salud pública y el clima”, concluyó.

 

Escucha el audio de la entrevista al investigador del (CR)2 en Rocadictos aquí:  https://radio.uchile.cl/programas/rocadictos/576639/