Diario y Radio U Chile

Año XII, 20 de septiembre de 2020

Escritorio MENÚ
Ana Piquer

Derechos humanos en tiempos de covid

Ana Piquer | Miércoles 17 de junio 2020 18:49 hrs.


La propagación del virus en Chile está siendo cada vez más preocupante. La revelación de que autoridades chilenas habían informado a la OMS, 2000 fallecidos más que lo que se informaba a la ciudadanía mostró que la situación podría ser mucho más grave de lo que se transmitía públicamente. Ahora, que se transparentaron las cifras de fallecidos por comuna, se ve con claridad que las muertes se están concentrando fuertemente en las comunas de la Región Metropolitana con mayor población y de escasos recursos.

El nuevo ministro de salud, Enrique Paris, tiene una responsabilidad que no es solo sanitaria, sino también de derechos humanos en términos generales. Es imprescindible que el ministro aborde la necesidad de una mejor información a la ciudadanía y transparencia de los datos disponibles, y la protección de los derechos humanos de todas las personas en Chile, incluyendo grupos más vulnerables que puedan verse afectados no solo por el virus, sino por otras enfermedades, necesidades de tratamiento o incluso por el hambre. Más aún, la prolongación del estado de catástrofe implica resguardar y proteger los derechos humanos, sin que pueda usarse como excusa para su violación en forma impune.

Por otra parte, queremos destacar la denuncia realizada por el Colegio de Periodistas, quienes alertaron que el nuevo mecanismo de permisos de desplazamiento para periodistas requiere que pertenezcan a un medio con iniciación de actividades formal, lo cual limita el actuar de medios independientes o comunitarios. Es necesario, por supuesto, reducir la cantidad de personas que circulan por las calles en cuarentena, pero ello no puede hacerse a costa de la libertad de expresión y el derecho a la información, privilegiando arbitrariamente el actuar de unos periodistas por sobre otros.

En Wallmapu, el INDH Araucanía interpuso un recurso de amparo en favor de la comunidad We Newen de donde provenía el werken Alejandro Treuquil, asesinado la semana pasada por desconocidos. También presentó una denuncia en Fiscalía por el aborto involuntario sufrido por la pareja del werken tras un allanamiento en que se hizo uso de gases lacrimógenos.

Por último, y en la misma región, nos alarmó la denuncia realizada por el Colegio Médico de las amenazas, agresión y abuso sexual cometidas por tres desconocidos en contra de una médica de confianza del machi Celestino Córdova, quien continúa su huelga de hambre en la cárcel de Temuco. Según la declaración del Colegio, las personas le habrían dicho que ella debería dejar de apoyar a la comunidad mapuche. Es imprescindible que estas amenazas sean investigadas con celeridad por la Fiscalía y se sancione a los responsables.

 

La autora es directora de Amnistía Internacional