Diario y Radio Universidad Chile

Año XIII, 29 de noviembre de 2021

Escritorio MENÚ

Las palabras de despedida del Machi Celestino Córdova

A través de redes sociales fue difundido un audio donde el machi Celestino Córdova entrega un mensaje de despedida, ante su crítico estado de salud.

Diario UChile

  Martes 11 de agosto 2020 7:37 hrs. 
Decenas de personas se han acercado al Centro Penitenciario de Temuco para entregar su apoyo al machi Celestino Córdova ante la huelga de hambre que ya sostiene hace 93 días. Foto: @Araucanía diario


Hoy se cumplen cien días de huelga de hambre. Los comuneros mapuche, al menos varios de ellos, atraviesan complejos cuadros de salud, sobre todo, el machi Celestino Córdova quien, según informan sus voceras, enfrenta horas críticas, con su vida en riesgo.

En medio de la visita que el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) realiza en la zona, y las presiones de los gremios de camiones contra al Gobierno, la autoridad espiritual se debate entre la vida y la muerte, con la esperanza puesta en la justicia y en el recurso de amparo con el que busca se le permita cumplir unos meses de su condena en su rehue, realizando sus labores como machi en el lugar.

Amparándose en el Convenio 169, esperan la respuesta. De lo contrario, dicen, se iniciará una huelga seca este miércoles, algo que sería un catalizador en su condición física.

En ese contexto, a través de redes sociales, se difundió un audio de Celestino Córdova, palabras que fueron interpretadas como una despedida, donde él habla del sacrificio que está dispuesto a realizar por la causa.

“A la Nación mapuche y los pueblos originarios, a toda la sociedad no originarios del mundo. Todos los pueblos que luchan por su creencia espiritual, por su territorio, por su libertad, por sus derechos en dignificar a su pueblo. Siempre en búsqueda del pleno equilibrio del orden natural de nuestra madre tierra, Ñuke Mapu, que nos ha privilegiado sobrenaturalmente todos como Humanidad y que tristemente aún no ha habido mayor conciencia en valorarla como se merece.

Lamento mucho que tenga que entregarle mis últimos mensajes, dentro de mis últimos días que me quedan para mi sacrificio en forma definitiva por lo que para mí será un orgullo dar la vida por mi pueblo Mapuche, por nuestra creencia espiritual que es sagrado por sobre todas las cosas, por lo que nunca se debe renunciar.

Y por sobre todo, por mi condición de Machi es mi deber mandatado sobrenaturalmente en el mundo espiritual.

Por lo que para mi muerte sea más rápido, me he colocado a la disposición de retomar huelga seca en cualquier momento y así mi desenlace no será lento como se lo esperan los actores de todos los poderes del Estado y el gobierno de turno y todos los sectores empresariales en general.

Hasta mi último día le recordaré al Estado de Chile que no conforme con masacrar a nuestros antepasados, no conforme con el empobrecimiento espiritual, cultural, socioeconómicamente, en forma forzado cruelmente a nuestro pueblo Nación mapuche, desde la llegada de la invasión, en tiempo actual, desde enero de 2013 el Estado chileno a través de su institución policial me despojó de mi rewe, de mi familia, de mi comunidad, de mi territorio, de todos mis pacientes que les brindaba vida y salud, siendo una autoridad espiritual mapuche.

Pero se acerca el tiempo de haber justicia favorable para todos los pueblos originarios en el mundo y para todos los pueblos oprimidos por lo que así está predestinado sobrenaturalmente por lo que ya estamos viviendo la nueva renovación en el mundo
Finalmente, decirles que junto con agradecerle profundamente a la vida por haberme dado una familia, la oportunidad de ser un pequeño aporte a la lucha de nuestro pueblo y estar al servicio de la Humanidad. Agradezco también haberme abierto los corazones de mucha gente de los distintos territorios del mundo.

Por último, solo espero que al Estado de Chile le sigan exigiendo de todas las formas de devolver nuestro territorio ancestral mapuche y toda deuda histórica con todos los pueblos originarios y exigir no realizarme autopsia después de mi muerte.
Chaltumay, muchas gracias”.