Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 17 de mayo de 2024


Escritorio
Columna del Director:

Discursos políticos y mediáticos en el Día Nacional contra el Racismo

Columna de opinión por Patricio López
Miércoles 30 de septiembre 2020 10:21 hrs.


Compartir en

Hoy 30 de septiembre volvemos a conmemorar el Día Nacional contra el Racismo. La fecha nos recuerda la aberrante muerte de la residente de origen haitiano Joane Florvil, quien, como dijo la vocera de su familia entrevistada por nuestro medio, murió luego de ser “discriminada por mujer, afrodescendiente y migrante”.

Este miércoles, además, más de 30 organizaciones migrantes y pro migrantes se agruparon para conmemorar la fecha, que comienza a partir del mediodía en Londres 38 (lugar emblemático por la violación a los derechos humanos en dictadura), y culmina en la Posta Central con un velatorio en memoria de personas que perdieron la vida por abandono y omisión de los deberes del Estado chileno, o por la acción criminal de sus agentes. En ese propósito, la convocatoria aglutina a víctimas migrantes y de los pueblos originarios, como Rebeka Pierre, Macarena Valdés, Monise Joseph y Camilo Catrillanca.

Durante los últimos meses hemos visto, efectivamente, cómo nuestro país, su institucionalidad, sus medios de comunicación y sus sentidos comunes tienen dificultades para procesar la diferencia, lo cual hace que se juzgue a quienes no se ajustan al canon -que además es un canon de la élite y no de la mayoría de la población- como grupos indeseables y que deben ser perseguidos, marginados o estigmatizados. Así como reportes internacionales afirman que en Chile las instituciones operan de manera racista contra el pueblo mapuche -como por ejemplo con la aplicación de la Ley de Seguridad del Estado- también vemos expresiones contra la población migrante y, en particular, contra los afrodescendientes. Ayer mismo, el Senado terminó por rechazar una indicación impulsada por senadores de la oposición para regularizar la situación laboral de los migrantes en Chile, que fue caricaturizada por el oficialismo y ciertos medios de comunicación como “visa de turismo laboral”. Incluso se llegó a vincular esta idea con el aumento de la migración ilegal al país, afirmación que parece no resistir análisis.

No podemos consentir la construcción de imaginarios que terminan traduciéndose en situaciones aberrantes como la del lunes en la noche en Iquique, donde se realizaron protestas contra los migrantes. Un asunto es la legítima y necesaria expresión de nuestras divergencias, y otra el uso de post-verdades contra grupos, además, precarizados. En esto el rol de los medios de comunicación es fundamental, puesto que tienen el deber de complejizar el debate para ayudar a mejores políticas públicas y a una comunidad más sabia. Sin embargo, suele suceder al revés, lo cual no es tolerable puesto que, por mucho que la propiedad de los medios sea privada, las concesiones radiales y televisivas son públicas. Su utilización para vincular a determinadas nacionalidades con la delincuencia, la hostilización a dirigentes de la comunidad y migrante e incluso la negación de su derecho a opinar “porque vienen de otro país”, constituyen algunas lamentables prácticas que hemos podido constatar en los últimos días.

El triunfo del racismo es el triunfo de la ignorancia, la negación de nosotros mismos que terminamos viendo en el espejo algo distinto a quienes realmente somos, con sentidos comunes que contribuyen incluso a nuestra propia dominación. Como puede verse, el Día Nacional contra el Racismo toca hebras fundamentales para la construcción de nuestra convivencia presente y futura.

Envíanos tu carta al director a: patriciolopez@u.uchile.cl

El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor y no refleja necesariamente la posición de Diario y Radio Universidad de Chile.