Diario y Radio U Chile

Año XIII, 14 de mayo de 2021

Escritorio MENÚ
Gonzalo Pavez

Debate sobre valor del paño Las Salinas

Gonzalo Pavez | Viernes 12 de marzo 2021 12:03 hrs.


Debido a los procesos petroquímicos, diversas actividades productivas y el mal manejo de sus residuos realizados por las empresas COPEC, ESSO, SHELL y SONACOL durante 84 años, el paño Las Salinas – Viña del Mar quedó contaminado con distintos químicos cancerígenos y mutágenos como hidrocarburos, pesticidas, insecticidas y metales pesados.

Esta contaminación no sólo impactó los suelos y las napas subterráneas en las 15,8 hectáreas del paño, que hoy es propiedad de COPEC, sino que también a un área no identificada ni cuantificada colindante al lugar, esto debido a que durante el pasar de los años los contaminantes se han ido desplazando en el medio por diversos procesos, tales como: advección, difusión, dispersión, sorción, entre otros fenómenos naturales.

Producto del accionar negligente de las empresas en el cuidado y mantención de su sector, hoy en día el paño se encuentra profundamente contaminado por químicos cancerígenos, genotóxicos, tóxicos reproductivos, neurotoxicos y disruptores endocrinos tales como: Benceno, Benzo(a)antraceno, Cromo hexavalente, Plomo, DDT, Aldrin, Dieldrin, HCH, PCB, Pentaclorofenol e Indeno(123cd)pireno, entre otros. Estos químicos además de ser cancerígenos y mutágenos, son bioacomulables, tienen la capacidad de acumularse en el cuerpo humano (lípidos y huesos), mientras que el organismo no es capaz de degradarlos o eliminarlos. Situación que se agrava más aún cuando se tiene en cuenta la continua exposición que ha tenido la comunidad aledaña al sector por más 8 décadas.

Este impacto prolongado y heredable no ha sido jamás considerado, evaluado, ni cuantificado: no sabemos a ciencia cierta cómo esos químicos tóxicos y contaminantes están incidiendo sobre la población. Tal es el caso del DDT, por ejemplo, químico tóxico al cual la población comenzó a ser expuesta en las décadas de los 60’s, 70’s y 80’s, y que según la toxicología basada en evidencias, nos muestra hoy que dicha exposición está impactando la salud de los nietos de aquellas personas.

Entonces, en vista de todos estos antecedentes nos preguntamos ¿Cuál es el valor del paño contaminado en las Salinas?

Son muchas las conjeturas y especulaciones sin bases científicas sobre el valor del paño Las Salinas, el profesor de la Universidad de Valparaíso Pablo Roncagliolo elaboró la siguiente tabla para evaluar el valor de la porción útil del paño Las Salinas en su estado actual. Ver la siguiente tabla.

tabla

A partir de esta tabla, podemos determinar que el costo del paño Las Salinas es de $15.236 millones de pesos (aproximadamente 21 millones de dólares), que incluso si el paño en su totalidad estuviera descontaminado, esta cifra no debería ser mayor a 206 millones de dólares.

Para poder dimensionar esta cifra, debemos considerar que el estado invertirá $18.659 Millones de pesos (cerca de 24 millones de dólares) en la carretera con expropiación 6 Oriente, que tiene como finalidad conectar el paño Las Salinas con el sector Oriente de la ciudad de Viña del Mar, ocupando fondos del estado y un supuesto interés público, para expropiar y destruir poblaciones patrimoniales como la Gratry y Población Vergara. Este dato es de importante interés, ya que en el supuesto caso que se lograran descontaminar dichos terrenos para un futuro mega proyecto inmobiliario, la ciudad colapsaría en términos viales por el ingreso de nuevos autos de estos mismos edificios, por lo que el proyecto de expropiación y extensión de la carretera 6 oriente es una necesidad para que el mega proyecto inmobiliario se concrete.

Sin embargo, para poder obtener el VERDADERO valor del paño Las Salinas, debemos además restar a este valor de 21 millones de dólares la deuda por pasivo ambiental que la empresa tiene con la ciudad de Viña del Mar. La cual se define como un costo ambiental causado por la manifestación simple, sinérgica y/o acumulativa de uno o varios impactos ambientales derivado de una actividad específica ligado a un proyecto o una extracción el cual desencadena externalidades (daños) en terceros.

Se considera que la valoración ambiental más homogeneizada no es otra que la de tipo económico, puesto que conduce a medir en términos monetarios el daño ambiental. Esta busca usar el dinero como patrón de medida, que permita indicar las pérdidas de bienestar. (Las leyes)

De esta manera, para poder cuantificar este pasivo ambiental presente en el paño Las Salinas, debemos considerar que la economía ha desarrollado técnicas estándares para darle valor a este tipo de pasivos ambientales (Vásquez et al, 2007). Es más, estas técnicas de valoración son utilizadas en países desarrollados de manera frecuentemente en litigios legales con el objetivo de estimar el monto de la compensación que las empresas deben retribuir a la comunidad a la cual han dañado su salud y/o la de su medio ambiente.

A nivel internacional hay casos emblemáticos de valorización de pasivo ambiental como  el daño ambiental causado por actividades reproductivas en el puerto de New Bedford (Massachusetts), donde un grupo de economistas encontró que el daño causado por la contaminación equivalía a 36 millones de dólares en 1993. Otro caso, es el derrame de petróleo de la Exxon Valdez, ocurrido en Alaska en 1989, donde se le encargó a un grupo de destacados economistas la realización de un estudio de Valoración Contingente -el método más aceptado para analizar el valor de daños al medio ambiente. El fallo judicial indicó que Exxon Valdez debía cancelar US$1 billón como compensación y restitución por los daños ambientales producidos.

Para poder conseguir el valor del pasivo ambiental que adeuda la familia Angelini en el paño Las Salinas, se tienen que  identificar los distintos impactos ambientales, estos son:

  • Las matrices ambientales tales como; suelos y napas subterráneas, área de influencia de la contaminación (ladera del cerro, borde costero y comunidades aledañas al paño).
  • Análisis epidemiológico y toxicológico de la población expuesta a la contaminación sean esto, trabajadores de la empresa y pobladores de Viña del Mar, con la finalidad de obtener una línea base de los impactos en la salud generados por los procesos industriales de copec.
  • Dimensionar a través de encuestas con la finalidad de poder identificar la actividad socioeconómica y conductual económica de las personas que residen en el área de influencia, su calidad de vida y sus ingresos totales. La segunda parte se orienta a cuantificar los costos de obtención directa del producto del turismo mercadeable y de consumo, con esto se pretendió incorporar los costos monetarios de adelantar la labor, dimensionar la consecuente disminución de ingreso generada a la comunidad de que vive a través del turismo y los servicios desarrollados en el área de influencia.

Estos son los elementos que el Estado de Chile debe analizar para poder obtener la deuda ambiental producida por el daño ambiental de la empresa COPEC que le adeuda a la ciudad de Viña del Mar. Con estos elementos se puede obtener el valor del paño Las Salinas y proceder a ejecutar la expropiación del terreno. Para disponer a la comunidad su uso futuro a través de un Parque, único uso que disminuirá el pasivo ambiental, al contrario de la propuesta de la empresa COPEC de realizar un saneamiento altamente invasivo con movimientos de tierras contaminadas (Ex situ) y bacterias patógenas, para la posterior construcción de un megaproyecto inmobiliario, que hará que el pasivo ambiental que adeuda la empresa aumente, generando nuevos daños y externalidades a la población.

Considerando la ley N°19.300 sobre Bases Generales del Medio Ambiente, el daño ambiental causado por las empresas en el paño Las Salinas es de carácter irreversible, debido a que su reparación In Natura (volver a su estado original, antes de que se causara el daño), no se puede conseguir en su totalidad o cuando aun siendo posible de reparar materialmente su reparación resulta excesivamente onerosa (que genera externalidades de gran medida), en comparación a los beneficios que se pueden obtener de aquella.

Esta imposibilidad de reparar se encuentra ligada fuertemente a dificultades técnicas y científicas, especialmente una gran incertidumbre científica que se transfiere al derecho ambiental, es por estar complejidades que el paño Las Salinas debido a sus niveles de contaminación, la gran cantidad de distintos compuestos químicos,  la zona de ubicación en el borde costero Viñamarino altamente densificado, la cercanía a hospitales, colegios, centros médicos y sectores turísticos, hace de gran dificultad prever sus efectos en el tiempo, siendo muchas veces mejor dejar que la propia naturaleza se autogenere, que es el método propuesto desde la ciudadanía Atenuación Natural Monitorizada.

* Gonzalo Pavez es representante del Movimiento “Un Parque para Las Salinas”