Diario y Radio U Chile

Año XIII, 24 de junio de 2021

Escritorio MENÚ
Tomas Vodanovic

Un Ministro de Educación con problemas de conexión

Tomas Vodanovic | Lunes 12 de abril 2021 19:29 hrs.


La reaparición del Ministro de Educación pidiendo a los colegios retrasar sus actividades para que niñas, niños y jóvenes aprovechen la franja deportiva matinal, refleja una vez más la desconexión del gobierno con la realidad de miles de familias y comunidades educativas de Chile.

Es imposible no preguntarse si la máxima autoridad de educación sabe que miles de padres aún toman micro y metro cada mañana para dirigirse a sus trabajos; o si sabe lo inseguro que es en muchas comunas el uso de espacios públicos; o, más triste aún, que en Chile existen 17 comunas que no tienen NINGÚN parque o plaza dentro de sus límites (INE 2019). Es innegable el aporte que el deporte puede hacer en tiempos de cuarentena, pero nuevamente la terrible desigualdad de nuestro país nos golpea en la cara. Es muy distinto promover elegir “vivir sano” en Vitacura o las Condes, que en la mayoría de las comunas de nuestro país.

Por otro lado, el Ministro desconoce que las escuelas en Chile deben cumplir más de 2.300 obligaciones burocráticas (Educación 2020, 2018). Exigir ajustes adicionales a las comunidades educativas es desconocer su realidad y las normativas de contratación de sus equipos, quienes durante la pandemia han debido lidiar con la falta de condiciones mínimas para el aprendizaje y las constantes descalificaciones por parte del Gobierno.

Es necesario que, de una vez por todas, el Ministro de Educación focalice sus esfuerzos en lo importante: lograr aprendizajes efectivos y asegurar la salud mental de niñas, niños y jóvenes. Pasados más de 14 meses de pandemia, la gran mayoría de escuelas y hogares siguen sufriendo la falta de conectividad, mientras abunda la sensación de abandono y el agobio en las familias por procesos educativos a medias.

Lo que niñas, niños y adolescentes requieren en estos difíciles momentos es que las medidas del ministro se adecúen a sus necesidades y puedan tener procesos de aprendizaje amables, actividad física en horarios y entornos seguros y acceso a computadores e internet para ir a clases, y no seguir profundizando la brecha que nos aqueja como sociedad en el acceso a la educación y el espacio público.

La invitación que hacemos es que el Ministro de Educación resuelva sus propios “problemas de conexión” con la realidad y comprenda que hoy sus medidas sólo demuestran su incapacidad de gobernar para el 90% del país y la comodidad del gobierno con la desigualdad.

 

El autor es candidato a alcalde por Maipú