Diario y Radio Universidad Chile

Año XIII, 17 de septiembre de 2021

Escritorio MENÚ
Patricio López

Pase de Movilidad: tropiezo de nuevo y con la misma piedra (sanitaria)

Patricio López | Lunes 24 de mayo 2021 9:25 hrs.


“Buenas noticias” y “luces de fe y de esperanza”. En un punto de prensa desde el Aeropuerto que repitió el optimismo de una convocatoria similar de principios de año, el presidente Sebastián Piñera mezcló dos anuncios en un mismo mensaje: la llegada de 2,2 millones de dosis de vacunas al país, por un lado, y por el otro la entrada en vigencia del “pase de movilidad” para personas con el proceso de vacunación completo, es decir, que hayan pasado 14 días desde la recepción de la segunda dosis.

Luego de semanas en que el Presidente, desde el bochorno del Tribunal Constitucional por el tercer retiro de las AFPs, había optado por el bajo perfil y en que el tema sanitario, aunque muy importante, había pasado a segundo plano en la opinión pública (por las elecciones), el Gobierno decidió ayer tarde intentar cambiar el eje de la discusión y pasar a la ofensiva, probablemente con el propósito de mostrar algo de control de la agenda y de tratar de revertir los bajísimos niveles de aprobación ciudadana. Como dijo recientemente el profesor Gabriel Cavada, el objetivo sanitario sería incentivar el proceso de vacunación, que muestra evidentes señales de estancamiento en las últimas semanas. El propósito es unánimemente compartido, más persiste la pregunta de si están dadas las condiciones para su implementación sin que las consecuencias, en vez de mejorar, sean peores.

El anuncio ocurre al final del mismo día en que, en el habitual punto de prensa del Minsal, el ministro Enrique Paris había señalado su preocupación por el aumento de los contagios, una cifra diaria de 6.519 casos y el hecho que solo cuatro regiones habían mejorado. Por ello, es difícil de entender, aunque lo intentamos, que el Gobierno haya hecho el mismo día dos anuncios contradictorios sobre el mismo tema. Por la mañana, cifras preocupantes, y por la tarde relajamiento de las medidas. La autoridad ha tropezado con la misma piedra que se le viene señalando desde el año pasado, que es la falta de una orientación clara, por lo que la ciudadanía tiene que terminar haciendo interpretaciones sobre cuál es la estrategia detrás. El detalle es que está la salud de las personas de por medio.

En los últimos días, prácticamente todas las referencias expertas se habían pronunciado en contra del pase de vacunación. Por de pronto el Colegio Médico, y expertos y dirigentes como Izkia Siches, Jeanette Dabanch, María Paz Bertoglia, José Miguel Bernucci, Juan Carlos Said, Ignacio de la Torre y María Soledad Martínez, entre otros. El jueves pasado recién, la Organización Mundial de la Salud (OMS) receló de cualquier tipo de pasaporte covid, porque podría agravar la transmisión y poner adicionalmente en jaque a los sistemas sanitarios y a las economías.

Esto último debería ser especialmente evidente para un país como Chile, que no ha tenido capacidad de fiscalizar como quedó demostrado con la gran cantidad de vehículos que salió de Santiago -ilegalmente- durante el último fin de semana largo. En la medida que ha fallado la trazabilidad, es decir la capacidad de identificar específicamente las líneas de transmisión del virus, si hay algo que sabemos es que hay una relación directa entre movilidad y contagios. Existe un cierto consenso que la llamada segunda ola fue consecuencia directa del permiso de vacaciones, tal como se atribuyó su leve declive posterior a las cuarentenas. Nos encontramos además con la mitad de la población no vacunada y camino al invierno. Es por eso que algunos expertos han referido que este pase podría ser un segundo permiso de vacaciones y el riesgo de que alimente una tercera ola.

El Gobierno, con los anuncios de ayer y quedándonos en lo estrictamente comunicacional, ha transmitido el mensaje que la situación ha mejorado y, en la práctica, ha validado con el discurso un relajo en las medidas de confinamiento. En este plano puntual, se trata de la perpetuación del mismo error que el país viene presenciando desde el año pasado. En momentos como éste, se requiere de la autoridad una orientación sanitaria clara y explícita, que se entreguen los fundamentos para que la población confíe y, por lo tanto, adhiera, como no ha ocurrido muchas veces en los últimos meses.

Envíanos tu carta al director a: patriciolopez@u.uchile.cl

El contenido vertido en esta Columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de Diario y Radio Universidad de Chile.