Diario y Radio U Chile

Año XIII, 24 de julio de 2021

Escritorio MENÚ

Miedos y derechos

Mariel Rojas, Magdalena Valdés, Harry Grayde, Arturo Celedón | Jueves 1 de julio 2021 18:00 hrs.


Señor Director:

La semana pasada, el Senado aprobó el proyecto de Ley que buscaba crear un Sistema de Garantías de los Derechos de la Niñez. Quienes trabajamos en el tema, llevábamos más de treinta años esperando esa noticia, sin embargo, esa misma noche el gobierno anunció su veto.

Han aparecido distintas razones para haberlo hecho, pero hay una que suele repetirse: el rechazo a la autonomía progresiva de la niñez, entendida como la capacidad de las niñas, niños y adolescentes de ejercer sus derechos a medida que se desarrollen mental y físicamente. De formar parte de las decisiones que más les afectan, de escuchar sus voces e incluirlos en las soluciones.

Todo lo anterior, al parecer, podría “atentar” —según hemos escuchado de instituciones del gobierno, de algunas organizaciones de padres y religiosas, entre otros— contra las familias o los derechos de los padres, madres y adultos cuidadores. Le quitaría  poder a uno (el adulto) para dárselo a otro (el niño o la niña).

En resumen, parece ser que lo que existe hoy es miedo: miedo a que esas voces sean escuchadas, a que en un proceso de diálogo puedan tomar decisiones sobre sus propias vidas,  miedo a construir en conjunto, y no de la misma forma y con los mismos que hemos construido hasta hoy.

Pero una oportunidad como esta debería provocarnos de todo menos miedo. Si algo hemos aprendido en estos años es que el hecho de que las niñas, niños y adolescentes tengan derechos no ha implicado en ningún país del mundo, ni implicará jamás una pérdida de autoridad para los adultos, sino un desafío para su reconocimiento como verdaderos sujetos de derechos, con conciencia y la capacidad de ser protagonistas de sus vidas. Nadie crece en responsabilidades sin un apoyo adecuado, y eso está reafirmado en múltiples artículos y párrafos de la ley. Escucharlos, incluirlos, no debería darnos miedo, al contrario: debería esperanzarnos porque significa que estamos construyendo una sociedad que prepara, que forma, educa e incluye a todos por igual, y donde todos somos el presente y no sólo el futuro.

 

Mariel Rojas, Mi voz cuenta

Magdalena Valdés, América Solidaria Chile

Harry Grayde, World Vision

Arturo Celedón, Fundación Colunga

El contenido vertido en esta Carta al director es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de Diario y Radio Universidad de Chile.

Envíanos tu carta al director a: radio@uchile.cl