Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 28 de septiembre de 2022

Escritorio

Marcos Barraza y Congreso unicameral: “El Senado es una institución del pasado”

El convencional del Partido Comunista destacó la importancia de avanzar en la iniciativa aprobada por la comisión de Sistema Político. Asimismo, planteó terminar con el “hiperpresidencialismo” y resolver políticamente el conflicto de la Macrozona Sur.

Natalia Palma

  Viernes 28 de enero 2022 20:20 hrs. 
marcosbarraza

Compartir en

Presidencialismo atenuado, Congreso unicameral y Estado Plurinacional fueron las iniciativas aprobadas en general ayer jueves en la comisión de Sistema Político de la Convención Constitucional.

La primera de ellas- presentada por el Partido Comunista- fue visada por la instancia por 16 votos a favor y 5 en contra, contando con los respaldos constituyentes del Partido Socialista, la UDI, Renovación Nacional y Evópoli.

En particular, la iniciativa contempla la reducción de las atribuciones del Presidente de la República y crea una vicepresidencia paritaria. Asimismo, permite la reelección inmediata del mandatario luego de una administración de cuatro años, por una sola vez.

Sin embargo, la propuesta presentada por la convencional de Movimientos Sociales, Alondra Carrillo, que establece un Congreso unicameral- que elimina el Senado- tuvo una votación más acotada, por la que se aprobó por 13 votos a favor, 10 en contra y 2 abstenciones.

En tanto, la normativa presentada por la convencional representante del pueblo mapuche, Rosa Catrileo, que busca el reconocimiento y la libre determinación de los pueblos originarios, fue aprobada por 19 votos a favor, 3 en contra y 3 abstenciones.

En conversación con Radio Universidad de Chile, el convencional del PC, Marcos Barraza, comentó que con este resultado “las normas habiendo sido aprobadas en general, las indicaciones que se pueden hacer no pueden alterar la estructura de lo aprobado en general. Por lo que tienen que considerar y fundarse en lo que fue aprobado, más allá de las indicaciones específicas, para que luego lleguen al Pleno”.

En esa línea, comentó que en el caso del presidencialismo atenuado “se consolidó la idea de mayoría de que lo que Chile requiere es terminar con el ‘hiperpresidencialismo’, restringir atribuciones del futuro Presidente o Presidenta de la República, en el entendido de un traspaso significativo de atribuciones al futuro Congreso unicameral”.

De manera que esta última cuente con “iniciativa legislativa del que hoy día está privado, con limitantes y nombramientos y a la potestad reglamentaria del Presidente o Presidenta de la República, pero también en el contexto de algo que es fundamental, la democracia paritaria, y esto se expresa en la figura de una presidenta y un vicepresidente o, en su defecto, de un presidente y una vicepresidenta”. Lo que a su juicio representa una distribución del poder de la máxima magistratura, sin que exista eso sí una división entre Jefe de Estado y Jefe de Gobierno”.

En cuanto a la posibilidad de establecer un Congreso unicameral, el también ex ministro de Desarrollo Social planteó que “no se sostiene que existan dos Cámaras que actúan como contrapesos entre ellas, porque eso en los hechos también vulnera la soberanía nacional en términos de la deliberación popular”.

“Es intolerable que haya legislaciones que se demoren 12 años como el Código de Aguas o 7 años como la Ley de Fármacos. Por ello, se requiere un Congreso unicameral, que asegure capacidades técnicas suficientes, que asegure ciertamente una representación territorial, en definitiva, un estándar de democracia representativa que sume y no invisibilice voces”, comentó Barraza.

Asimismo, discrepó con las críticas pronunciadas por la convencional de Vamos por Chile, Marcela Cubillos, quien afirmó que con esta determinación el Senado se une a las “instituciones víctimas” de la Convención, junto al “Poder Judicial, el Tribunal Constitucional, la libertad de prensa, de emprender, concesiones mineras, entre otras”.

Esto último, puesto que a su juicio la Cámara Alta “es una institución elitista, oligárquica, del pasado, que enlentece los procesos legislativos, que mediatiza las exigencias populares y que, en definitiva, no se ajusta al estándar que prevalece en el mundo”, añadiendo que “en el presente existen 113 Congresos en el mundo de carácter unicameral y solo 77 de carácter bicameral y van decreciendo precisamente porque operan contrarios a los derechos sociales”.

En cuanto a la aprobación del Estado Plurinacional y su eventual incidencia en el conflicto en el sur del país, enfatizó que lo que sucede en el wallmapu es de naturaleza política “que tiene su origen en un Estado que niega los derechos de los pueblos originarios y, particularmente del pueblo mapuche. Fueron expropiadas sus tierras, usurpadas y hay un modelo extractivista que daña la cosmovisión del pueblo mapuche”.

En ese sentido, destacó que ellos “han hecho un camino largo de lucha para que se reconozcan e implementen sus derechos y el reconocimiento del Estado Plurinacional va en esa dirección, porque el pueblo mapuche requiere tener participación política y eso significa tener poder que hoy día no tiene. En consecuencia, eso es posible en la medida que consagramos un Estado Plurinacional que reconoce que la soberanía recae en los pueblos y las naciones que habitan Chile”.

Finalmente, el convencional del PC reforzó el compromiso de la Convención Constitucional de combatir la desinformación en torno a su labor de redactar la nueva Carta Fundamental y rescató la valoración que tiene la ciudadanía sobre el organismo.

Esto último, en referencia a la encuesta “Ciudadanía y la Convención Constitucional, elaborada por Datavoz en conjunto con la Fundación Friedrich Ebert Stiftung (FES) que reveló que un 43% de los encuestados está confiado o muy confiado en que el proceso constituyente logrará un nuevo acuerdo social que pueda traer cambios positivos para el país.

Síguenos en