Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 27 de junio de 2022

Escritorio

“No podemos naturalizar que las comunas se vayan sometiendo al racionamiento”: El complejo escenario de la escasez hídrica en el país

Expertos pidieron al futuro gobierno de Gabriel Boric soluciones políticas ante el desabastecimiento de agua que afecta a diversas localidades del país. Asimismo, enfatizaron en impulsar medidas de adaptación en la Región Metropolitana para enfrentar este escenario.

Natalia Palma

  Miércoles 16 de febrero 2022 10:01 hrs. 
Actualmente, la compra y distribución de agua potable por camiones aljibe, como medida de emergencia, se tramita principalmente con fondos de emergencia del Ministerio del Interior.

En medio de la escasez hídrica que afecta al país, expertos prevén un complejo escenario para la zona central dentro de los próximos años.

De hecho, este lunes en el sector de El Melón, ubicada en la comuna de Nogales (Región de Valparaíso) inició de manera indefinida el racionamiento de agua, lo que se tradujo en la suspensión del elemento vital por cuatro horas diarias, extendiéndose desde las 14:00 hasta las 18:00 horas.

Por lo que esta situación la convierte en la segunda localidad a nivel nacional con restricción horaria de agua, luego que a fines de enero hiciera lo propio Potrero Grande, situado en la precordillera de Curicó (Región de El Maule), el cual ve cortado su suministro diario desde las 22.00 hasta las 06:00 horas y luego de las 12:00 hasta las 15:00 horas.

La alcaldesa de Nogales, Margarita Osorio, indicó que esto se veía venir debido a la carencia de lluvias, pero que esperaban tomar esta drástica medida en el mes de marzo, y no en febrero. Sin embargo, la disminución de los pozos obligó a programar estos cortes todos los días, afectando así a 2.200 personas.

Además, la jefa comunal comentó que “es un problema que llevamos hace mucho tiempo acá. Cuando llegué aquí estaba el desorden más grande, empezando por los cobros de agua en El Melón, que la gente no pagaba agua. La persona hoy día debe siete millones de pesos en cobro de agua”, agregando que “tenemos más del 40% de pérdida de agua de los estanques”.

Por otra parte, Osorio señaló que hace dos años el municipio lleva haciendo gestiones ante el Servicio de Salud Viña del Mar-Quillota para que les apruebe el proyecto de estanques y así llevar agua a la localidad, manifestando que “tuve que enojarme e ir a apurarlos y ahora salieron los proyectos para poder presentarlos al Gobierno Regional”.

Racionamiento de agua en Nogales. Cedida.

Racionamiento de agua en Nogales. Cedida.

En el caso de la Región Metropolitana, entre las comunas que más se ven más expuestas al racionamiento de agua están Las Condes, Vitacura y Lo Barnechea, que se abastecen del río Mapocho; sin embargo, expertos no descartan que prontamente esta problemática se extienda al resto de la capital.

El agroclimatólogo de la Universidad de Talca, Patricio González, expresó que según las proyecciones de la casa de estudios “este año va a ser tan seco como el año anterior, o sea, va a llover en la región central menos de 200 milímetros, quizá 300. Por lo cual no va a alcanzar a suplir esta crisis hídrica en la que ya llevamos 14 años. Aquí se necesitan dos cosas, una que cambie el clima y que vuelvan las precipitaciones y las grandes nevazones que no van a ocurrir. Segundo, están las medidas políticas que el nuevo Gobierno pueda implementar para no solamente mitigar con camiones aljibes, sino que con medidas de adaptación a esta nueva situación hídrica que cada vez es menor”.

Asimismo, detalló que “en Santiago llueve normalmente 350 milímetros y este año, de acuerdo a los modelos probabilísticos, estimamos que podría llover menos 180, quizá 200 milímetros. No entiendo cómo una Región Metropolitana con más de siete millones de habitantes dependa para su agua potable de dos ríos (Maipo y Mapocho), que dependen estrechamente de la nieve y de las lluvias, las cuales han venido decayendo. Es impensable que no se haya buscado políticamente otra alternativa para respaldar esta caída pluviométrica”.

Por lo que para el académico “la vulnerabilidad que tiene Santiago y Valparaíso este año va a ser que otras comunas vayan entrando progresivamente a medida que se vayan retardando las lluvias hacia mayo y junio”, añadiendo que “quizá lo más emblemático van a ser los camiones aljibes abasteciendo de agua al Palacio de La Moneda”.

En tanto, la vocera de la Coordinadora de Territorios por la Defensa de los Glaciares, María Jesús Martínez, cuestionó que “esta situación la hemos tenido que estar enfrentando todos los años de manera cotidiana y, si bien hay una demanda histórica en términos socioambientales que la instalan las comunidades afectadas, hemos visto siempre que la respuesta es nula”.

Es por ello que para la dirigenta “llegó el momento de tomar decisiones incómodas para muchos. La crisis climática se origina precisamente por todo el extractivismo que en términos locales enfrentan los territorios”, apuntando a la compañía minera Anglo American como una de las principales responsables del desabastecimiento hídrico de la zona central.

En concreto, puntualizó que “el Gobierno de recambio debiera tener la problemática en torno al agua como algo que debiera ser el primero en poder solucionarse o ponerle un atajo para que no se siga agudizando, porque no podemos naturalizar que todo el país, que los más de tres cuartos de las comunas que están con problemas en términos hídricos se vayan sometiendo al racionamiento porque detrás de eso hay un origen, que es el lucro con el agua. Estamos viendo que las mismas soluciones parche que se han dado, como el abastecimiento de agua a través de los camiones aljibes, también está sometido al mercado”.