Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 9 de diciembre de 2022

Escritorio

Marco Kremerman sobre inexpropiabilidad de los fondos: “Complica la posibilidad de realizar un cambio importante y democrático al sistema de pensiones”

El economista consideró que la propuesta de pensiones presentada en el programa de Gobierno tiene ciertas ambigüedades que le dan más maniobrabilidad para presentar proyectos como la inexpropiabilidad de los fondos.

María Luisa Cisternas

  Martes 19 de abril 2022 18:51 hrs. 
Marcos-Kremerman

Compartir en

En conversación con Radio y Diario Universidad de Chile, el economista de la Fundación Sol, Marco Kremerman, abordó el proyecto de reforma constitucional del Gobierno que establece la inexpropiabilidad de los fondos de pensiones, y su repercusión en el objetivo de levantar una reforma previsional que consolide un sistema solidario. Una iniciativa remitida al Congreso por el Ejecutivo para contar con los votos en contra de la oposición sobre el quinto retiro, que a juicio de Kremerman, “complica la posibilidad de realizar un cambio importante y democrático al sistema de pensiones que tiene Chile”. 

Para el experto reformar el esquema vigente es sustancial dado que “lamentablemente no alcanza a ser un sistema de pensiones propiamente tal, sólo de mercado de cuentas individuales de ahorro obligatorio administrado por instituciones con fines de lucro que son las AFP”.

Dicho eso, consideró que el proyecto de reforma constitucional que declara la inexpropiabilidad de los fondos “no es tan incoherente al programa de Gabriel Boric“, dado que esta es “ambigua en algunos aspectos y no establece, por ejemplo beneficios definidos para un nuevo sistema de seguridad social”, como lo serían las tasas de reemplazo que da certidumbres y “parámetros claros a la hora de saber cuál es la pensión que sacará una persona cuando jubile”, sostuvo el economista.

Creo que la propuesta de pensiones presentada en el programa de Gobierno tiene ciertas ambigüedades y por lo mismo al Gobierno le da más maniobrabilidad para presentar este tipo de propuestas, para salvar de que no se apruebe todo el quinto retiro de carácter universal y está dispuesto a firmar esta inexpropiabilidad porque hay una gran confusión en la discusión hace mucho tiempo”, señaló.

Y es que para construir un sistema que cumpla con los requisitos de cualquier esquema previsional en el mundo, vale decir “que pague pensiones decentes, que cumplan los principios de la suficiencia, de la universalidad, de la equidad, entre otras cosas”, y no que se destine a “inyectar dinero, ni hacer crecer al mercado de capitales”, es imposible mantener la lógica de las cuentas individuales, señaló Kremerman. 

“Lo que han hecho los pocos países que privatizaron total o parcialmente sus sistemas de pensiones en las últimas décadas después de Chile, de esos 30 países que hicieron estas privatizaciones parciales, 18 ya se han vuelto a los sistemas públicos y devolverse a los sistemas públicos no significa expropiar ni que las personas pierdan su ahorro, sino significa generar un nuevo sistema donde las personas tengan derecho a una pensión decente y cuyo ahorro o la pensión que tienen en el actual sistema para quienes ya se pensionaron, constituyan su piso inicial para constituir su nueva pensión”, sostuvo.

En ese sentido el economista de Fundación Sol llamó a no perder la oportunidad de construir un sistema democrático de seguridad social, con “la idea de que la plata es mía”, dado que en términos culturales, las personas están defendiendo con ello una pensión paupérrima y la posibilidad de heredar escasos fondos, en lugar de tener derecho a una pensión por un valor decente. Es así que “firmar este tipo de proyectos de inexpropiabilidad u otro tipo de proyectos, estrecha la posibilidad de poder hacer una discusión más amplia”, afirmó.

Sin perjuicio de aquello, consideró que las consecuencias reales de esta disposición dependerán del proyecto al que migre el Ejecutivo y dentro de eso barajó la posibilidad de avanzar hacia un sistema mixto o bien optar a la propuesta de la Coordinadora No+AFP que consiste en un sistema de reparto integral pero con reservas técnicas.

“Si queremos desprivatizar el sistema y ver una ruta adecuada sin duda es importante que las personas tengan la tranquilidad de que lo que han ahorrado, en una lógica extraña a nivel mundial -las pensiones no se construyen fundamentalmente así- pueda ser respetado, en el sentido que es un derecho adquirido, es su punto inicial para construir una nueva pensión y que su nueva pensión tiene que ser mayor a la que obtendría del sistema actual y las personas pensionadas también, su pensión que reciben ya sea por retiro programado o rentas vitalicias, es su punto de partida para construir una nueva pensión”, añadió.

Pero como la lógica de la herencia y de la inexpropiabilidad imposibilita hacer ese trayecto que permite entregar buenas pensiones, “la gran pregunta que se le puede hacer a aquellas personas que están fomentando esta lógica de “mi plata es mía” y no tienen ningún sistema alternativo de pensiones es ¿Cuánto van a mejorar las pensiones en el cortísimo plazo si es que se cierra ese debate? Yo creo que eso va a provocar una crisis inminente“.

Los efectos de los retiros

Ahondando en la discusión entre el Ejecutivo y los diputados, Kremerman señaló que los retiros del 10 por ciento de los fondos previsionales no son la causa de la inflación que hoy arrastra el país, en el entendido que este es un fenómeno multicausal. En ese sentido, precisó que la sustracción que se hizo a fines del año pasado o bien, la que se llegara a efectuar este 2022, puede llegar a tener efectos inflacionarios, sobre todo si se realizan a destiempo.

Por otro lado consideró incorrecta la premisa de que sólo los más ricos podían retirar un 10 por ciento en esta oportunidad, arguyendo que “si uno incluso suma a las personas pensionadas por retiro programado, podía llegar a cerca de 10 millones de personas que podían retirar fondos, de los cuales cerca de 7 millones podía retirar más de un millón de pesos”. 

Asimismo explicó que el aumento de las utilidades de las AFP “viene de las comisiones cautivas que cobran a afiliados y cotizantes” y es que “el 2021 se recupera en parte las personas que tienen trabajo, con muchas lagunas e inestabilidad, pero eso hace que aumente la masa salarial, que aumente la masa de cotizantes y aumenten las comisiones. Esa es una de las principales causas del aumento de utilidad. Lo otro se refleja a partir de retiro directo para los bolsillos de los dueños vía el encaje”, señaló.

Sobre los motivos por los cuales esta medida concita tanta popularidad en la actualidad, Kremerman interpretó los retiros como una extensión del estallido social, en el sentido de que se ha transformado en “una gran protesta y pasada de cuentas de los hogares a los grupos de poder, partidos políticos y grupos empresariales”.

Si bien aseveró que esta es a todas luces una mala política pública, la ciudadanía no lo ve como tal cuando existe una necesidad a corto plazo. En ese sentido consideró que la discusión reviste un “problema de economía política”.

Síguenos en