Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 25 de febrero de 2024


Escritorio

Partido Republicano y el proceso constitucional

Columna de opinión por Rodrigo Zambrano González
Miércoles 17 de mayo 2023 18:33 hrs.


Compartir en

El pasado 15 de mayo, se publicaron los resultados de la octava encuesta nacional realizada por Research Chile. Esta encuesta, llevada a cabo del 8 al 10 de mayo, capturó las primeras impresiones sobre la elección de consejeros constitucionales. A continuación, presento las principales conclusiones:

  1. Un 14% de los encuestados se inclina por votar en contra de cualquier texto constitucional, mientras que un 7% votaría a favor sin importar el contenido del texto.
  2. Un 59% de los encuestados prefiere esperar el texto final antes de tomar una decisión sobre el proceso constitucional.
  3. El Consejo Constitucional obtuvo un nivel de confianza del 51%.

A primera vista, estos datos no arrojan luces sobre el efecto que tuvo el triunfo republicano. Sin embargo, al considerar los resultados previos obtenidos por Research Chile, podemos apreciar una disposición favorable hacia este nuevo proceso por los siguientes motivos:

  • La intención de votar “en contra” de cualquier texto constitucional disminuyó un 5%.
  • La predisposición a esperar el texto final aumentó un 7%.
  • El nivel de confianza en el Consejo Constitucional superó el nivel máximo alcanzado por el Comité de Expertos Constitucionales.

Ante esta “buena disposición” cabe hacerse la pregunta si el Partido Republicano podrá actuar libremente.

En principio todo indica que sí, sin embargo, sería un error estratégico si ellos actúan sin escuchar otras voces, esto porque a pesar de que la encuesta publicada en mayo muestra una disposición favorable hacia el nuevo proceso, también revela que el 63% de los encuestados considera necesario cambiar la actual Constitución. Las diferencias radican en la forma de llevar a cabo ese cambio, pero no en la necesidad de cambiarla. Por ejemplo, según Research Chile, si en el plebiscito de salida no se “aprueba” la nueva Constitución, un 43% de las personas cree que el proceso constitucional debe nacer de un proceso de negociación en el Congreso que resulte en cambios significativos a la Constitución de 1980.

Por lo anterior, si el partido Republicano piensa (aunque lo dudo) que puede “boicotear” el proceso para así salvaguardar el status quo, incurriría en un error estratégico enorme, no por el hecho de que esto pueda perjudicar la opción presidencial de José Antonio Kast, sino más bien porque la presión sobre el sistema político podría ser tan grande que no sería descabellado que las negociaciones continúen posterior al potencial “rechazo” en el Congreso Nacional, espacio donde el Partido Republicano no cuenta con suficientes escaños para bloquear la discusión. Además, si consideramos la reciente disminución de los quórum requeridos, podría no es necesario contar con su mirada en el nuevo texto constitucional. Por tanto, no es la izquierda la que está en la encrucijada de votar entre la “Constitución de Kast o la de Pinochet”, sino que es el Partido Republicano el que está en dilema de apoyar cambios profundos en el Consejo Constitucional, o quedarse fuera de toda discusión y con ello perder la chance plasmar sus principios en la nueva constitución que si o si tendrá el país.

Rodrigo Zambrano
Research Chile

El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor y no refleja necesariamente la posición de Diario y Radio Universidad de Chile.