Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 1 de marzo de 2024


Escritorio

Promoción de las autonomías de las mujeres: un compromiso del Estado

Columna de opinión por Priscilla Carrasco y Nicolás Navarrete
Martes 28 de noviembre 2023 13:10 hrs.


Compartir en

La autonomía económica de las mujeres considera diversas dimensiones y requiere de múltiples apoyos para impactar positivamente en su calidad de vida. Su definición central está dada por la capacidad para generar ingresos propios, y con ello, disponer de mayor grado de libertad para desarrollarse en el ámbito personal, social y laboral.

Históricamente las mujeres han debido sortear diversas barreras –culturales, sociales, económicas y políticas– que les ha dificultado o impedido desenvolverse en la esfera pública como sus pares varones. La sobrecarga de las responsabilidades domésticas y de cuidados, explican, entre otros factores, el estancamiento de los derechos de las mujeres. En este sentido, entender la autonomía económica como un desafío individual es un error. La sociedad en su conjunto debe propiciar condiciones transversales para fomentar el ejercicio pleno de sus derechos.

¿Qué rol tiene el Estado frente a esto? Independiente de la existencia una institucionalidad pública focalizada en las mujeres, es determinante la transversalización del enfoque de género en las políticas públicas y en las formas de relacionamiento del Estado con las mujeres, en todas sus condiciones, situaciones y contextos, de modo de identificar y remover las brechas que les impiden un acceso equitativo y pertinente a las oportunidades de desarrollo promovidas por el Estado.

En este sentido, cada año cerca de 27 mil mujeres emprendedoras llegan al FOSIS para sumarse a los programas de emprendimiento, en donde se les entregan todas las herramientas necesarias para que puedan surgir gracias al despliegue de sus capacidades y talentos. En esa misma línea, poco más de 42 mil mujeres de todo el país participan anualmente en los programas del área Mujer y Trabajo del SernamEG, cuya finalidad es mejorar su empleabilidad y potenciar su ingreso al mercado laboral, tanto en el ámbito del trabajo dependiente como para el desarrollo de sus propios emprendimientos. Ambas instituciones contribuyen sustancialmente a mejorar su calidad de vida y de sus familias.

Este objetivo es un compromiso del gobierno del presidente Gabriel Boric Font, entregando herramientas concretas para la eliminación de las brechas de género. En este marco, potenciar la autonomía económica es clave, entre otros motivos, para enfrentar la violencia de género y su estrecha vinculación con la dependencia económica. Es imprescindible para quienes lideramos políticas públicas, contribuir para que las mujeres salgan de situaciones de violencia y construyan vidas plenas y autónomas.

En el marco del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, es importante mencionar que el Ministerio de la Mujer y la Equidad de Género, junto al Servicio Nacional de la Mujer y la Equidad de Género, ONU Mujeres y FOSIS han establecido una ruta de trabajo coordinada para la detección oportuna de casos de violencia que afectan a las mujeres que participan día a día en los diferentes programas del FOSIS y del SernamEG.

El FOSIS, como uno de los servicios del Estado encargado de la superación de la pobreza, se hará cargo de ejecutar medidas concretas para la prevención de la violencia de género. Una acción, será mandatar a cada uno de los organismos ejecutores de programas a que detecten, acompañen y denuncien cualquier tipo de violencia que observen dentro de la familia que están interviniendo

Entender la prevención de la violencia desde la promoción de los derechos de las mujeres es esencial para avanzar en su erradicación, considerando la oportunidad que tenemos desde las instituciones públicas para potenciar las diversas autonomías, a través de nuestra oferta programática. En el FOSIS más del 90% de las personas que participan en programas de emprendimiento son mujeres, y de ellas más del 75% son jefas de hogar que buscan su autonomía económica, o que necesitan trabajar desde sus casas, por distintas razones. Por otro lado, solo este año participaron más de 26 mil mujeres en el programa Mujeres Jefas de Hogar del SernamEG, mil 300 más, en comparación al año pasado.

El derecho de las mujeres es alcanzar autonomía física, económica, política y social. Nuestra convicción es empujar políticas públicas que les permita ejercer su plena participación en la sociedad. Desde el SernamEG, impulsando una vida libre de violencia y avanzando a un país con equidad de género desde una mirada insterseccional. Desde el FOSIS, como uno de los servicios del Estado encargado de la superación de la pobreza, ejecutando medidas concretas para la prevención de la violencia de género.

Priscilla Carrasco, directora nacional de SernamEG.

Nicolás Navarrete, director nacional del FOSIS.

El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor y no refleja necesariamente la posición de Diario y Radio Universidad de Chile.