Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 16 de abril de 2024


Escritorio

Violencia de género y necesidad de reflejar la real magnitud de la problemática


Jueves 7 de marzo 2024 16:55 hrs.


Compartir en

Cada 8 de marzo se conmemora internacionalmente el “Día de la Mujer”, día que está lejos de ser una celebración o un motivo de recibir felicitaciones por pertenecer a este género.

Esta fecha nace desde una lucha de las mujeres por ser vistas como personas íntegras y sujetas de derecho. Esto ha sido históricamente negado a las mujeres, siendo la evidencia sustantiva, categórica y alarmante. La lucha por la equidad de género ha trascendido a generaciones y nos persigue hasta hoy. La brecha de género es un hecho que se extiende a más ámbitos de la vida de lo que se piensa y que cala profundamente en el inconsciente colectivo.

Cerca del 50% de la población mundial son mujeres y según datos otorgados por la ONU, en el año 2022 un 30% de las mujeres mayores a 15 años declara haber sido víctima de violencia física o sexual (sin incluir el acoso sexual). Alrededor de 89.000 niñas y mujeres fallecieron producto de un feminicidio, de las cuales 48.800 (más del 50%) fueron asesinadas por sus familiares o parejas íntimas, dicho de otra forma, más de 10 niñas y mujeres son asesinadas cada hora en el mundo por motivos de género. Lamentablemente, menos del 40% de las mujeres que viven violencia piden ayuda y, de las que lo hacen, menos del 10% denuncia este delito a las autoridades, mostrando que, a pesar de reconocerse en una situación de violencia, el impacto y el miedo son de tal magnitud que no se pide ayuda ni se denuncia.

Las cifras sobre la violencia que viven día a día las mujeres son preocupantes, sin embargo, es aún más preocupante pensar que estas cifras no demuestran la verdadera magnitud de la problemática. Es necesario mejorar las herramientas con las que se mide la violencia contra la mujer, partiendo por mejorar la definición de esta misma y establecer políticas públicas y leyes que velen por el fin a esta violencia. A su vez, es urgente educar para empoderar a las mujeres desde la infancia temprana, y que reconozcan, soliciten ayuda y denuncien episodios de violencia, para que no sufran en silencio con esta tragedia. En una sociedad como la nuestra, donde en la mayoría de los hogares las mujeres son el sostén estructural y emocional de la familia, esto es fundamental si queremos tener en el futuro una sociedad sana y próspera. La reciente aprobación por el Congreso de la Ley “Por el derecho de las mujeres a una vida libre de violencia”, luego de largos 7 años de tramitación, es una esperanza para el presente y el futuro de las mujeres en Chile, se están tomando medidas para salvaguardar el derecho de las mujeres a vivir libres y sin miedo.

Investigar y poner sobre la palestra pública la magnitud de la violencia y sus consecuencias, no es sólo necesario para dejar cada vez más claro que la problemática es real y preocupante, sino que también es una forma de reparación y prevención de la violencia contra la mujer, ámbitos en los que estamos en deuda como sociedad.

Dejar de perpetuar la discriminación y la violencia contra las mujeres es tarea de todos y todas.

Valentina Sepúlveda Astete, Heidy Kaune Galaz y Juan Montiel Eulefi, integrantes del Equipo de Investigación Violencia de género de la Facultad de Medicina de la Universidad Diego Portales

El contenido vertido en esta Carta al director es de exclusiva responsabilidad de su autor y no refleja necesariamente la posición de Diario y Radio Universidad de Chile.

Envíanos tu carta al director a: radio@uchile.cl