Diario y Radio U Chile

Año X, 14 de diciembre de 2018

Escritorio

Lobby de Microsoft a diputado Farcas evidencia vulnerabilidad de los políticos

El nuevo caso de lobby que se destapó junto a los proyectos cruzados de los diputados Vlado Mirosevic y Daniel Farcas pone en evidencia la influencia de las grandes empresas sobre las decisiones que se puedan tomar al interior del congreso, como también la urgencia de regular este tipo de prácticas.

Javier Muñoz Aranguiz

  Martes 19 de agosto 2014 20:27 hrs. 
a-uno-380692

Luego de que el proyecto del diputado Vlado Mirosevic (PLCh), que buscaba impulsar el uso de software libre por parte del Estado, fue prácticamente anulado por otra iniciativa que presentó el diputado Daniel Farcas (PPD), donde evidenció la influencia de Microsoft en el documento, pareciera ser urgente que se aceleren las políticas de transparencia respecto al lobby y los vínculos que se establecen entre la política y los grandes empresarios.

En entrevista con Radio Universidad de Chile, Mirosevic explicó que si bien el lobby es una práctica legítima, los parlamentarios son constantemente acosados por personeros de las grandes empresas para proteger los intereses de sus representados.

“Los parlamentarios estamos siendo siempre objeto de lobby y de presiones por parte de las empresas cuando se discuten temas relevantes. El tema del lobby en Chile debe estar regulado. La relación entre política y dinero es una relación que debe transparentarse. A mí por lo menos, no me gusta una democracia donde los parlamentarios estén casados con intereses económicos y por eso soy parte del financiamiento público de la política. El impuesto de todos los chilenos debe financiar la política. Si ustedes ven en el congreso las AFP’s y las isapres son verdaderamente intocables y la razón es que financian gran parte de las campañas”.

Este tipo de presiones han llegado lejos, con casos emblemáticos, como en el que se desarrolló la Ley de Pesca, desde la que emergieron hechos de corrupción, protagonizados por ex diputada Marta Isasi quien actualmente se encuentra querellada por el Consejo de Defensa del Estado (CDE) por delitos de cohecho y soborno, estableciéndose que durante el 2009 recibió altas cifras de dinero de parte de Corpesca, para influenciar su actuar durante la tramitación de la ley.

Mirosevic acusó que el proyecto de neutralidad tecnológica presentado por el diputado Farcas estaba evidentemente influenciado por los intereses de Microsoft, ya que antes, los mismos representantes de la empresa habrían acudido a él con idénticos argumentos para que retirase su iniciativa de software libre.

Diputado Vlado Mirosevic

Diputado Vlado Mirosevic

Daniel Farcas no ha estado exento de polémicas y su probidad ha sido cuestionada en el Caso Coimas, el proceso de acreditación de la Uniacc y el fraude de las Becas Valech. La costumbre del intercambio de favores e influencias, por parte de Farcas es una práctica antigua, que quedó en evidencia durante el mismo proceso de campaña que lo llevó al parlamento. El ex candidato, José Miguel Burmeister, quien compitió con el actual diputado en las elecciones pasadas, se vio varias veces sorprendido por el actuar de este representante.

“Él era de contactar a personas que me apoyaban y ofrecerles cosas que ellos pudieran querer para que lo apoyaran a él en vez de a mí. Yo jamás llamé a nadie que apoyara al diputado Farcas, me parece que si a uno lo apoyan, es porque adhieren a tus ideas y a tu proyecto y no voy a andar “levantando” a las personas con ofrecimientos de trabajo por ejemplo. A mí me consta que varios líderes locales fueron llamados durante la campaña, gente que me apoyaba, de mi partido, para subirse al carro del diputado Farcas”.

Para el director de políticas públicas de la ONG Derechos Digitales, Francisco Vera, queda en evidencia, cuál fue el papel que jugó Microsoft y el diputado Farcas en el proceso, no obstante señala que el uso del software libre representa una alternativa, que no siempre tiene que ser una opción definitiva.

“Tampoco creemos que en todos los casos tenemos que tener una regla que imponga una solución sobre otra, sino que en el fondo se puede establecer una preferencia en ciertos ámbitos o en general, pero siempre permitiendo excepciones y flexibilidades que se adecuen a la mejor tarea del Estado en pos del interés público y en ese sentido el proyecto de Vlado Mirosevic no nos merece ningún reparo, porque él tampoco obligaba a que se usase el software libre, sino que establecía una preferencia previa”.

Los ejemplos de ejercicio indiscriminado del lobby son abundantes en la memoria colectiva nacional. Influencia en precios de tabaco y alcoholes o votaciones donde están en juego intereses de los parlamentarios, son más habituales de lo que se quisiera. Chile, país republicano, no se aleja de prácticas anti probas tan repudiadas cuando ocurren en otras latitudes.

Así, la necesidad de aumentar los niveles de transparencia en torno a la actividad política y la relación con los intereses de las grandes empresas, pareciera ser urgente para que la ciudadanía tenga la certeza de que las decisiones se toman por razones técnicas y no por las influencias del poder económico.