Diario y Radio Uchile

Año IX, 19 de septiembre de 2017

Escritorio
Ciencias

Decano Arturo Squella: “Hay muchos temas que hacen pensar que el Gobierno no tiene interés en Fondecyt”

Diario Uchile |Viernes 31 de marzo 2017 12:37 hrs.

arturo squella

Esta semana se reveló un nuevo capítulo de la crisis de la ciencia en nuestro país. La renuncia de consejeros del Fondo Nacional de Desarrollo Científico y Tecnológico por demoras en la adjudicación de los dineros para proyectos desató nuevamente la molestia de la comunidad científica nacional.

Claves: , ,

En conversación con RadioAnálisis, el decano de la Facultad de Ciencias Químicas y Farmaceúticas de la Universidad de Chile, Arturo Squella, abordó la crisis en Fondecyt y la ciencia e investigación en nuestro país.

En ese sentido, el académico puntualizó en los problemas que arrastra el Fondo Nacional de Desarrollo Científico y Tecnológico, que depende administrativamente de Conicyt y mantiene cuatro proyectos fundamentales (el regular, el de postdoctorado, el de iniciación y Fondap). En su diagnóstico, el problema tiene que ver con la gestión administrativa del programa, ítem que recae en Conicyt. “Ha hecho que un programa ejemplo de política pública tenga falencias como incumplimiento de fechas, renuncia de consejeros, etc”.

Así explicó que el retraso en los programas de postdoctorado se resolvieron en noviembre de 2016, pero recién esta semana se llamó a los investigadores ganadores a firmar un convenio: “Se supone que entre la firma y la entrega de fondos va a pasar algún tiempo más. Toda la gente que había hecho un plan de trabajo con inicio el 15 de marzo va a ver retrasado su itinerario. Por ejemplo, extranjeros que han tenido que retrasar su llegada al país. Es una demora que afecta en demasía el plan de vida de los jóvenes investigadores que tampoco tienen otro soporte para mantenerse económicamente”.

Además de esto, Squella reparó en la pérdida de credibilidad del programa: “Fondecyt era riguroso en los plazos establecidos, por lo que con esto se pierde la fe pública”.

El decano responsabilizó al Gobierno y a Conicyt del descuido “inentendible” por Fondecyt. Uno de los ejemplos, es que durante tres años estuvo vacante la plaza de director del programa. “Pasó mucho tiempo en que no se llenaran cargos importantes como los consejeros. Nunca el consejo pudo funcionar con su equipo completo, porque en este periodo (2014 a la fecha), siempre hubo cargos por llenar”.

“Hay muchos temas que hacen pensar que el Gobierno no tiene interés en este programa”, acusó el académico. Para Squella, el problema no solo afecta al fondo, sino más bien es un reflejo de la crisis que se vive en la ciencia en Chile, riesgo que no se terminaría con la sola instalación de un ministerio que regule la materia.

El decano abordó el debate sobre la instalación del ministerio de Ciencia. Para él, el cambio de nombre de una institucionalidad, subiéndolo de rango, no es la solución a los problemas. “El tema pasa por financiamiento y por ordenar lo que hay”. Sin embargo, se declaró optimista con la posibilidad de obtener, a través de un ministerio, un orden administrativo que reuniera todos los nichos de ciencia que existen en el país. “Resalto que vamos a tener un interlocutor que va a tener una llegada con mayor poder que el actual. Eso (permitirá) que las soluciones no queden en un mando medio, como pasa ahora con el presidente de Conicyt”.

Al terminar reflexionó sobre la relación que existe entre la ciencia y el país. Para él es necesario que la visión científica sea considerada en la elaboración de políticas públicas, labor que tendría que rescatar la nueva secretaría de Estado. “También es un poco culpa de los científicos, porque no sabemos impactar adecuadamente al medio. Se nos ve en una cápsula de cristal y no llegamos a la gente. Es algo en lo que tenemos que trabajar y en lo que se está trabajando”.