Diario y Radio Uchile

Año IX, 18 de octubre de 2017

Escritorio
EconomíaNacional

Cepal recorta a 1,4% proyección de crecimiento de Chile para este año

Rodrigo Fuentes |Jueves 3 de agosto 2017 20:11 hrs.

cepal

Claves: , ,

En el salón de Honor de la Casa Central de la Universidad de Chile se realizó la jornada inaugural del seminario “Chile, a 50 años de la Reforma Agraria”.

La actividad fue organizada de manera conjunta por la casa de estudios, el Ministerio de Agricultura, la Dirección de Bibliotecas Archivos y Museos (DIBAM), la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO) y el Museo de la Memoria y los Derechos Humanos.

En la oportunidad, el Rector Ennio Vivaldi, y el ministro de Agricultura Carlos Furche, entregaron un reconocimiento al ex ministro del ramo, del Gobierno de la Unidad Popular, Jacques Chonchol y al ex senador y ex vicepresidente de la Corporación de la Reforma Agraria (Cora), Rafael Moreno, por su aporte en la “transformación social más importante del siglo XX”.

En la ceremonia, el Rector de la Universidad de Chile, Ennio Vivaldi destacó que “es impensable imaginar el desarrollo de la sociedad chilena como la conocemos sin la Reforma Agraria”, proceso que calificó como inevitable.

“Quiero destacar lo que generaciones actuales no han conocido, esta idea de los grandes movimientos sociales que se hacen presente con un clamor político y una sociedad que a través de sus autoridades, sea eclesiástica o política, se esfuerzan por dar una respuesta a una demanda”, indicó.

Esta reforma, calificada como la transformación social más importante del siglo XX en nuestro país, es para el Rector Ennio Vivaldi “una página imperecedera de la historia de Chile, que hasta el día de hoy nos sigue guiando e inspirando”.

“Si uno piensa en las condiciones de vida del campesinado chileno se hace increíble lo que era eso, hasta que llega la Reforma Agraria. Al campesino le era negada su condición de persona y es por lo tanto casi el equivalente a una Revolución Francesa, donde pasa a ser considerado por primera vez como un ciudadano, una persona autónoma con capacidad de desarrollar un proyecto de vida, yo creo que ese es un logro inevitable, o sea, no había como enfrentar esa situación en el proceso de Reforma Agraria”, subrayó.

El seminario “Chile, a 50 años de la Reforma Agraria” es una iniciativa que busca recuperar la memoria histórica de la Reforma Agraria, cruzándola con la investigación académica y con los desafíos que el país enfrenta en materia de desarrollo agrario y rural.

Durante dos jornadas, una serie de mesas de discusión, charlas magistrales y un ciclo de cine abrirán espacios para la reflexión y el intercambio de ideas en materias como Derechos Humanos, pueblos originarios, la cuestión social, el papel de la iglesia católica, la sindicalización y los movimientos campesinos, la contra-reforma a partir de 1973, entre otros.

Antes de que se iniciara el proceso de Reforma Agraria, había en Chile cerca de 1,8 millones de inquilinos, quienes trabajaban al interior de los cerca de 10 mil latifundios que representaban el 78 por ciento de la superficie agrícola, lo que contrastaba con el 8,5 por ciento de superficie disponible para las pequeñas explotaciones campesinas.

Esa fue la realidad que el gobierno de Eduardo Frei Montalva buscó transformar a través de la aprobación de la Ley 16.640, que aceleró la tímida reforma iniciada en el gobierno de Jorge Alessandri en 1962, estableciendo criterios que hicieron más expedita la expropiación, e incorporó a los campesinos en la propiedad de la tierra que trabajaban, promoviendo además su sindicalización.

Durante los siguientes años, y hasta el fin del gobierno de la Unidad Popular, alrededor de 9,8 millones de hectáreas fueron expropiadas en un proceso que involucró a miles de personas en diferentes regiones del país.