Diario y Radio Uchile

Escritorio
Medio AmbienteNacional

Senado mantiene animales en los circos y reabre debate sobre rodeo

Martín Espinoza |Jueves 10 de agosto 2017 16:23 hrs.

circos2

El Senado rechazó durante la jornada de ayer, en el marco de la discusión para la creación del ministerio de Cultura, la indicación que prohibía el uso de animales amaestrados en las funciones de circos. Los diputados impulsores de la iniciativa y organizaciones animalistas criticaron la medida y acusaron lobby de parte del mundo cirsense. Por otro lado, deslizaron la posibilidad de que el rechazo se haya vinculado con que los parlamentario pro-rodeo hayan visto esta indicación como una ventana para prohibir dicha actividad.

Claves: , , ,

Que los animales amaestrados sigan siendo parte del espectáculo circense. Eso votó ayer el Senado ante la indicación presentada por Vlado Mirosevic y Maya Fernández para eliminar el concepto de “animales amaestrados” dentro de los elementos que constituyen un espectáculo circense.

“Para los efectos de la presente ley, se entiende por circo aquellos establecimientos preferentemente habilitados en carpas que, debidamente autorizados, están destinados a la celebración de espectáculos circenses y cuya programación se orienta especialmente a los niños. Se entenderá por espectáculo circense la ejecución o representación en público de ejercicios físicos de acrobacia o habilidad, de actuación de payasos, malabaristas, prestidigitadores e ilusionistas, músicos, animales amaestrados y otras similares”, señala la ley.

En el marco de la votación para la creación del ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, los parlamentarios de PARDA, la denominada “bancada animalista”, propusieron la indicación que fuera rechazada por una abrumadora mayoría en el Senado, reflejada en los 20 votos en contra y solo 4 a favor.

Vlado Mirosevic, diputado de dicha bancada y uno de los impulsores de la indicación, vivió con especial frustración la jornada de este miércoles. A pesar de los esfuerzos en torno a la iniciativa, el parlamentario cree que el peso del lobby fue más fuerte: “Logramos el patrocinio del Ejecutivo, el ministro Ottone apoyó la iniciativa, sin embargo los senadores de todas maneras se opusieron. Yo creo que la razón que está detrás no es la que esbozaron los opositores, que sea o no parte de la idea original del proyecto, sino que tiene que ver con que el circo chileno hizo lobby para que esta indicación no se aprobara. Y ahí  tenemos una gran diferencia, porque uno puede respetar al circo, pero otra cosa es que puedan seguir utilizando y abusando de animales para sus espectáculos”.

Las razones que arguyó el grupo de 20 senadores que se opuso, decía relación principalmente con que la discusión no guardaba un vínculo directo con las ideas matrices del proyecto, dado que las normas de bienestar animal y del Código Penal ya resguardaban en un ámbito más amplio estas materias.

Juan Pablo Letelier fue uno de los senadores que votó en contra por esta razón. A su juicio es una práctica inconstitucional debatir este tipo de temáticas en un proyecto que está trabajando la creación de un ministerio: “La ley orgánica del Congreso establece un procedimiento de cómo se debe proceder en una ley. No se pueden discutir todas las cosas en una misma ley, no corresponde. Si estás discutiendo una ley de ajuste de sueldo del sector público, no discutes cómo regular los tribunales de justicia. Se discuten cada uno con su valor. No corresponde que cuando estamos discutiendo una ley para crear una institución, que en esa misma ley uno agregue algo para regular una materia totalmente distinta”.

La senadora Ena Von Baer fue por otro lado. Según la parlamentaria UDI los animales no exóticos podrían ser parte de las funciones sin mayores inconvenientes: “Entiendo que el elefante o el león pero hoy son otros. Carabineros también tiene perros, que hacen espectáculos muy aplaudidos. No se entiende por qué el circo no. Con la supervigilancia del SAG, yo rechazo esta indicación”, afirmó.

Entre el circo y el rodeo

Las organizaciones animalistas también tuvieron que sufrir el rechazo desde cerca. Son varias las que se encuentran trabajando en la elaboración de diversos proyectos de ley que defiendan los derechos de los animales y lo de ayer fue una dura zancadilla en medio de esa cruzada.

Lo que se esboza desde ese sector es que la posibilidad de legislar sobre el circo abría la puerta para una eventual legislación en el rodeo. Es reconocido el respaldo que amplios sectores políticos le han prestado a dicha actividad, por lo que la discusión que se dio ayer en la Cámara Alta tendría un significado mayor al que se le atribuye.

Ecópolis es una organización que vela por la defensa de los derechos de los animales. Actualmente se hacen cargo del cuidado y la alimentación de Ramba, una elefante que estuvo en cautiverio circense por más de 14 años. Para Florencia Trujillo, directora, las leyes de protección animal llevan varios años de vigencia y aun así se han visto casos de maltrato en la esfera circense: “La importancia de la votación del día de ayer era decidir si los espectáculos con animales son un evento cultural o no desde el punto de vista del Estado. Si nosotros consideramos que los espectáculos con los animales no son cultura, tenemos que aplicar eso no solo al circo, sino que también al rodeo, y los senadores pro-rodeo no iban a estar disponibles para eso”.

Desde AnimalLibre la opinión es similar. Mauricio Serrano, presidente de la ONG, cree también que existe una directa relación entre la legislación en torno al circo y al rodeo: “Los argumentos que ellos ocupaban eran que no correspondía prohibir los animales en circos en cuanto a lo que es la ley de ministerio de Cultura y las Artes, que no era el contexto. A mí me parece que quienes votaron en contra, muchos de ellos están en contra de que se prohíba el rodeo. Esto lo menciono para generar un tipo de idea de la postura que tienen en general con los animales y con su uso. También puede haber, como existe en torno al rodeo, un lobby importante de quienes usan y abusan de los animales en este tipo de eventos”.

Sebastián Piñera declaró durante la mañana de este jueves que no está de acuerdo con prohibir el rodeo por considerarlo “parte de nuestra idiosincrasia”.

Existe un proyecto alternativo que legisla esta materia durmiendo en la Cámara de Diputados hace años. Si el Senado hubiese aprobado durante la jornada del miércoles la indicación, la prohibición de usar animales amaestrados en los circos sería ley. Ahora, producto del rechazo, volverá a la Cámara de Diputados para su revisión.