Diario y Radio Uchile

Escritorio
Cultura

“Flores de papel”: La obra con que Egon Wolff quiso unir a dos clases sociales

Abril Becerra |Lunes 9 de octubre 2017 9:20 hrs.

EPH_5485_03

Estrenada en 1970 esta obra cuenta la historia de dos personajes que pertenecen a mundos completamente distintos: una mujer burguesa y un mendigo. "Con esto, lo que Egon Wolff planteaba era que dentro de estas dos clases había una imposibilidad de concretar un amor sin una destrucción total de las convicciones de cada uno de ellos”, comenta Marcelo Leonard, director de esta pieza que, además, cuenta con un elenco conformado por Mariana Loyola y Alexis Moreno.

Claves: , , , , ,

El 13 de noviembre de 1970, en el Teatro Municipal de Las Condes, Carla Cristi y Jorge Álvarez, bajo la dirección de Luis Poirot, estrenaron la obra Flores de papel, pieza clave de Egon Wolff, Premio Nacional de Artes de la Representación, que falleció hace casi un año.

Entonces, la pieza colocó en escena a Eva y El Merluza, dos personajes pertenecientes a mundos completamente opuestos que entran en contacto cuando el hombre- que no es más que un mendigo que huye de la muerte- se presente ante ella para pedirle una taza de té.

Flores de papel, que además forma parte de una tetralogía por Los invasores (1963), La balsa de la Medusa (1984) y Tras una puerta cerrada (2000), fue presentada por última vez en el Teatro Nacional Chileno en el año 2000.  Sin embargo, el pasado jueves el montaje volvió a los escenarios. En esta oportunidad, bajo la dirección de Marcelo Leonard y con un elenco integrado por Mariana Loyola y Alexis Moreno.

EPH_5550_03

Marcelo Leonard junto a Mariana Loyola y Alexis Moreno. Créditos imagen: Juan Domingo Marinello y Eugenia Paz.

“Este es uno de los textos más paradigmáticos de Egon Wolff. Hay muchas versiones en Latinoamérica, en Europa e incluso Japón. En Chile es cierto que no se representa mucho, pero lo que nosotros quisimos hacer con el elenco fue seguir el texto como un manual de instrucciones para ver qué era lo que realmente pasaba en la obra y, finalmente, nos encontramos con una historia que es muy extraña y feroz que nos habla un poco de cómo confrontamos la soledad y la lucha de clases”, explica Marcelo Leonard, quien también a dirigido piezas como Taller, Grita, Liceo de niñas y Noche Mapuche.

En Flores de papel Egon Wolff, tal como lo ha hecho en otros montajes, convoca a personajes desposeídos. Incluso, de cierta manera nos habla de un sujeto que se colocan al centro de la crisis contemporánea donde prima el individualismo y las apariencias: “Van a matarme”, confesará en un momento El Merluza, a lo que Eva responderá indiferente: “Eso es asunto suyo. No me moleste más, le digo”.

Pero, poco a poco este primer rechazo se transformará en la obra. En este sentido, Leonard sostiene que, según el mismo Wolff, la idea original del texto era representar una historia de amor entre dos personas pertenecientes a diferentes clases sociales. “El Merluza es un indigente del otro lado del río. Es un tipo con un pasado lleno de carencias materiales y afectivas, pero a la vez es una conciencia de clase. En cambio Eva es una mujer, solterona, burguesa, que necesita mucho cariño. Con esto, lo que Egon Wolff planteaba era que dentro de estas dos clases había una imposibilidad de concretar un amor sin una destrucción total de las convicciones de cada uno de ellos”, dice.

De ahí que con el transcurso de la obra El Merluza termine invitando a Eva a desenmascararse: “Lo que hace el Merluza, finalmente, es  empezar un proceso de desmontaje después de aniquilación de todas las convicciones de Eva. Así la libera de su vida convencional, de su tristeza convencional y de su soledad convencional”, subraya el director.

Coordenadas

Flores de papel
estará en la cartelera del Teatro Universidad Católica (Jorge Washington #26, Ñuñoa) hasta el 28 de noviembre y se presentará de miércoles a sábados a las 20:00 horas. La entrada tiene un valor de $8.000 (general), $6.000 (adulto mayor) y $4.000 (estudiantes y miércoles populares).