Diario y Radio U Chile

Año X, 23 de junio de 2018

Escritorio

Fórmula E: ¿Quiénes se benefician o perjudican con la carrera?

A menos de una semana que se realice la competencia, autoridades locales y patrocinadores han defendido el acontecimiento, mientras que organizaciones ciudadanas y ambientalistas cuestionaron la real utilidad que tendrá la carrera que se realizará este sábado en la capital.

Rodrigo Fuentes

  Lunes 29 de enero 2018 18:50 hrs. 
formula e pantallazo

Este lunes partieron los cortes y desvíos de tránsito en distintas calles de Santiago por la realización de la carrera de autos eléctricos “Fórmula E” que se llevará a efecto el sábado 3 de febrero entre las comunas de Santiago y Providencia.

El puente Purísima, entre Bellavista y Cardenal Caro fue la primera vía en ser cerrada a raíz de la competencia. Desde la Seremi de Transportes explicaron que las personas deben utilizar alternativas como el puente Loreto, que será igualmente clausurado a partir de este miércoles.

El Intendente de la Región Metropolitana, Claudio Orrego, volvió a defender la iniciativa. La autoridad indicó que el evento automovilístico promoverá a Santiago como un destino turístico a través de la transmisión televisiva en directo a 150 países, con unos 30 millones de potenciales espectadores en todo el mundo. Además aseveró que la Fórmula E también trae réditos a los vecinos de Plaza Italia, quienes están arrendando sus balcones por 100 y 200 mil pesos para presenciar la carrera.

“Había un compromiso de trabajo nocturno para minimizar el impacto en el tráfico, al final producto de las críticas, el municipio de Santiago cambió de opinión, lo que nos parece desafortunado, porque ha generado mayores inconvenientes a la ciudad”. El DC además pidió evaluar el evento con “calma” sobre todo porque se habrían considerado todas las medidas referentes a proteger el patrimonio y el medio ambiente.

El Colegio de Arquitectos y la Fundación Defendamos la Ciudad han expresado su crítica al evento. Patricio Herman, presidente de la ONG, manifestó que la exposición televisiva por un par de horas de las calles y de la ciudad de Santiago no se compara con el daño que causará a los espacios públicos, principalmente a una zona típica como es el Parque Forestal.

El también arquitecto y activista de los derechos ciudadanos precisó que los únicos beneficiados serán las empresas privadas como Enel, Antofagasta Minerals y la productora española que difunde la formule E, entre otras.

“Este es un lucro que solo obtienen los organizadores de la carrera (…) estamos ante un gustito que se dio la autoridad, además la Municipalidad de Santiago, que tiene la tuición sobre los bienes nacionales de uso público, no ha tenido arte ni parte, de tal forma que estamos ante una situación bastante surrealista, propio de Chile por lo demás”, argumentó.

Según el Intendente Claudio Orrego y los ministros de Economía y Energía, otros beneficios que traerá la carrera serán la difusión de la electromovilidad en una ciudad contaminada como Santiago, la promoción de opciones “limpias” de transporte, sumado al crecimiento económico asociado al cobre y su relación con la industria automotriz.

En este sentido la experta en cambio climático Paola Vasconi criticó los argumentos ya que en su mayoría, la energía utilizada se extrae de centrales termoeléctricas a carbón y petróleo, por lo que seguirá contaminando con sus residuos a ciudades del norte, donde se han instalado las generadoras.

“Lo que está haciendo el ministerio de Energía es potenciar los autos eléctricos y esa energía en Chile proviene de la incineración de combustibles fósiles. Según informes, el 44 por ciento de lo que genera el sistema interconectado proviene del carbón. Las termoeléctricas de Mejillones, Tocopilla, Huasco,  Puchuncaví y Coronel no contaminarán Santiago, pero si seguirán afectando a estas zonas de sacrificio”, subrayó.

Para la profesional asociada a la Fundación Chile Sustentable si se quiere obtener energía realmente limpia es el momento de cerrar las termoeléctricas.

Según cifras dada por la organización, comandada por el empresario español Alejando Agag, instalar el circuito en Chile tiene un costo aproximado 11 millones de dólares, donde el Estado aportó más de 2 millones.

A menos de una semana de realizarse la carrera de la Formula E en Santiago, tres recursos de protección y amparo -interpuestos por vecinos del Parque Forestal- buscan que la capital se reste del evento tal como hicieron Bruselas, Moscú, Sao Paulo y Montreal.