Diario y Radio U Chile

Año X, 16 de diciembre de 2018

Escritorio

Frente Amplio dividido ante demanda marítima de Bolivia

Si bien la mayoría de las colectividades que forman el conglomerado apoyan la demanda marítima del país vecino, algunos sectores están alineados con la postura oficial del Estado. Pese a ello, dicen que están dispuestos a llegar a una postura común.

Camilo Villa J.

  Miércoles 14 de marzo 2018 18:20 hrs. 
bancada frente amplio

Hasta la semana pasada parecía que la postura del Estado chileno frente a la demanda de Bolivia en La Haya era también la postura –diferencias más, diferencias menos- de la gran mayoría de las autoridades políticas del país, pero nuevos actores surgieron el domingo y con esto, nuevas miradas al respecto.

Específicamente es el Frente Amplio quien ha irrumpido con fuerza en el parlamento. Desde ya este conglomerado, que cuenta con 20 diputados y un senador, se muestra más amigable con nuestros vecinos del norte.

De hecho, el día del cambio de mando se viralizó una foto selfie del mandatario boliviano, Evo Morales, con las diputadas frenteamplistas Camila Rojas, Gael Yeomans y Claudia Mix.

Al respecto, Morales escribió en su cuenta de twitter: “Agradecer profundamente a l@s hn@s. del Frente Amplio que nos recibieron calurosamente y apoyan nuestra causa marítima, especialmente al diputado Tomás Hirsch y al alcalde de Valparaíso, Jorge Sharp. Sus voces se suman a muchas otras de hermanos chilenos que piden #MarParaBolivia”.

Ante ello, Tomás Hirsch, contactado por Radio y Diario Universidad de Chile, dijo que la demanda boliviana por un acceso con soberanía al mar es también una demanda histórica de su partido:“Los humanistas, desde 1983, cuando fundamos el partido, hemos dicho que Chile tiene que contribuir con Bolivia otorgándole acceso con soberanía al Océano Pacífico. Nosotros no hemos planteado ninguna condición de canjee o de cambio, hemos dicho que debe ser una señal clara de Chile para el avance de la integración latinoamericana, ya que como país hemos estado distanciados”.

El dos veces candidato presidencial cree que el tema está pendiente y, por tanto, necesita ser resuelto. Bajo este punto de vista aclaró que desde su colectividad hablan de la definición política que se debe tomar como país, para luego estudiar cuál será el mecanismo técnico para dar una solución concreta y práctica. Si este implica un canjee de territorio por mar, hay que hacerlo, sin embargo insiste en la importancia de que Chile dé una señal para zanjar un conflicto de más de 130 años.

Si bien la mayor parte de los frenteamplistas apoya la demanda marítima de Bolivia, hay quienes no lo hacen. De hecho, militantes del Partido Liberal han criticado públicamente a Evo Morales y han declarado que apoyan la postura del Estado de Chile de que la soberanía no se negocia.

Al respecto, Tomás Hirsch dijo que es natural que en un conglomerado existan diferencias, sin embargo, señaló que lo importante es no tratar de imponer visiones y avanzar en los puntos compartidos.

“No necesariamente tiene que haber una postura común. Nosotros respetamos la diversidad que existe en el Frente Amplio y no imponemos a nadie la mirada que tenemos los humanistas al respecto y, al mismo tiempo, pedimos que no se nos impongan otras visiones sobre el tema. Entendemos perfectamente que hayan otras opiniones, otras miradas. Son muy respetables”.

Su compañero de bancada y partido, Florcita Motuda, cree que el planteamiento que hace unos días hiciera el senador Alejandro Guillier de dar mar a cambio de territorio, es atractivo: “Esa posición la planteó Alberto Mayol y me parece interesante. Somos latinoamericanos, llegará el momento en que no habrá fronteras, hay que pensar desde ese punto de vista. Si la cuestión hubiera sido al revés y Bolivia nos hubiera quitado el cobre, que es el sueldo de Chile, estaríamos reclamando más todavía. Hay que ponerse en la mirada del otro”.

Respecto a la posición del Estado de Chile, el cual no está dispuesto a negociar “ningún centímetro cuadrado de soberanía” el también músico dijo que no es más que la postura del gobierno de turno, pues cada uno de los chilenos tiene derecho a pensar y expresarse libremente sobre el tema, incluido el Frente Amplio.

Quien también cree que Chile debe otorgar una salida con soberanía al mar para Bolivia es la diputada de Poder, Claudia Mix. Para ella esta opción contribuiría a la “unidad de nuestros pueblos” en pos de alcanzar una mayor autonomía política y económica.

Sin embargo, no deja de reconocer las diferencias que hay con algunos sectores del conglomerado. Sobre aquello la legisladora espera llegar a un común acuerdo, aunque advirtió que desde su tienda defenderán la integración latinoamericana.

“Yo espero profundamente que en estos casos seamos capaces de ponernos de acuerdo como Frente Amplio. Pero entiendo y respeto que no todos tengamos la misma postura. Nosotros vamos a defender la unidad de Latinoamérica como espacio de encuentro de los pueblos, como integración económica y social”.

Alejandro Bernales es uno de los dos diputados del Partido Liberal. Reconoce que su tienda política está alineada con la postura oficial de Chile en cuanto a la no disposición de negociar su soberanía. En ese sentido critica el centralismo con el que se toman diversas posturas, pues recuerda que pocos piensan en lo que quiere la gente del norte, quienes serán los más afectados si es que Bolivia logra efectivamente una salida al mar.

Para Bernales, estos distintos puntos de vista le dan riqueza al Frente Amplio, aun así, aseguró que desde su colectividad están dispuestos a conversar para generar ciertos grados de acuerdo con el conglomerado, como ya ha pasado en pasadas ocasiones.

“Nosotros tenemos que sentarnos con el Frente Amplio, ver algunas cosas en común y ver a qué acuerdos se llegan. Yo creo que ahí es donde se generan estas conversaciones y se tienen que llegar a acuerdos. Yo sé que hay algunos que están a favor, nosotros efectivamente nos hemos manifestado en contra, pero también estamos abiertos a poder discutir y ver estos temas”.

El próximo lunes se iniciarán los alegatos orales en el tribunal de La Haya por la demanda boliviana de negociar una salida al mar. En este contexto, el ministro de relaciones exteriores, Roberto Ampuero dijo que “Chile está en una situación extraordinaria para defender sus intereses ante la Corte Internacional de Justicia frente a la demanda de Bolivia”.

También aseguró que la postura de Chile en el tema es transversal y que con Bolivia no hay ningún tema limítrofe pendiente. “Esto quedó zanjado en forma definitiva y perpetua en el Tratado de 1904”, enfatizó.