Diario y Radio U Chile

Año X, 21 de octubre de 2018

Escritorio

Ícaro, la pérdida de la inocencia en el deporte

El documental, ganador del premio Óscar 2018, es un viaje hacia el rincón más oscuro del deporte mundial: el doping. La cinta que comenzó como un proyecto testimonial, deriva en un thriller de intrigas y escándalos que alcanzan hasta el presidente de la Federación Rusa Vladimir Putin.

Claudio Medrano

  Viernes 13 de abril 2018 20:15 hrs. 
icaro 2

Una llamada a través de Skype, de un lado de la línea, el ex jefe de control de dopaje del Comité Olímpico de Rusia Grigory Rodchenkov, del otro, el director de cine y deportista amateur Bryan Fogel. El asunto, Rodchenkov teme por su vida luego que se destapara el escándalo del dopaje institucional en el cual habría incurrido la Federación Rusa entre los años 2011 y 2015 y que el Comité Olímpico Internacional reveló en el Informe McLaren.

Pero, ¿cómo es que una autoridad del deporte ruso le pide ayuda a un director de cine de Hollywood para que lo proteja? La respuesta se puede ver en Ícaro, documental ganador del Premio Óscar este año y que revela en sus 120 minutos de duración todo el entramado con el cual Rusia buscó cosechar resultados deportivos a través del dopaje institucional.

La historia de este documental que usted puede encontrar en la plataforma de Netflix comienza con el desencanto del director, Bryan Fogel, con el deporte a partir de la revelación del doping positivo del ciclista Lance Armstrong, quien se convirtió en un ícono de superación y esfuerzo luego que ganara el Tour de France después de superar un cáncer.

icaro 2

A partir de ahí Fogel se propone descubrir cómo es que Armstrong, a pesar de someterse a centenas de pruebas antidoping en su carrera, nunca dio positivo. Para eso no encuentra nada mejor que someterse él a un tratamiento de dopaje y ver de qué forma afecta en su rendimiento al participar en una prueba de ciclismo amateur.

Para eso acude al fundador del laboratorio antidopaje de la Universidad de California (UCLA), Don Catlin, quien a su vez lo deriva con Rodchenkov, quien ejerce como director del laboratorio antidopaje ruso. Rodchenkov es un tipo especial. Su primera aparición en cámara es a través de una videollamada, a torso desnudo y comentando acerca de las gónadas del perro del director del documental.

Icarous

El ruso es un tipo afable, accede sin ningún cuestionamiento a la solicitud de Fogel y rápidamente lo instruye sobre cómo llevar a cabo un programa de dopaje como quien entrega una receta de cocina. Fogel lo sigue al pie de la letra y descubre que su rendimiento aumenta, aunque sigue estando lejos de los deportistas de élite.

Pero este relato testimonial sufre un giro dramático y que a la larga le da el encanto a esta cinta. Rodchenkov llama a Fogel para pedirle ayuda porque siente que su vida está en peligro. En Alemania se reveló un reportaje que destapó el supuesto dopaje institucional de ese país para obtener rendimientos superlativos en los Juegos Olímpicos y Grigory es sindicado como uno de los responsables principales.

icaro 4

De ahí en más el documental revela una serie de antecedentes, documentos y mecanismos para llevar a cabo este programa que involucran a autoridades de gobierno y hasta la misma ex KGB con operaciones que uno pensaría solo se realizaban desde la época de la guerra fría.

Pero Ícaro, más allá de los datos que revela respecto del entramado ruso, devela una triste realidad en el deporte mundial y que se resume en una sentencia del fundador del laboratorio antidoping de la UCLA Don Catlin: “todos se dopan”, no solo los rusos, estadounidenses, europeos, latinoamericanos, el deporte de alto rendimiento, aparentemente, no se sustenta sin el consumo de sustancias ilícitas.

icaro 3

En ese sentido el documental se encarga de abrir los ojos respecto de una realidad que, si bien preocupa, ha sido relativizada y poco abordada por los responsables del deporte mundial. Porque no hay que olvidar, que este documental parte del dopaje cometido por Lance Armstrong, que nada tiene que ver con el gobierno que encabeza Vladimir Putin.

Además de la información que proporciona, Ícaro es una película ágil, que pese a tener una extensión considerable para ser un documental (120 minutos) no aburre y demuestra cómo a veces una investigación puede terminar de la manera más inesperada, como en este caso, con el protagonista desaparecido en algún lugar de los Estados Unidos.

FICHA TÉCNICA

Título original: Icarus

Año: 2017

Duración: 120 min.

País: Estados Unidos

Dirección: Bryan Fogel

Guion: Bryan Fogel, Mark Monroe, Timothy Rode

Música: Adam Peters

Fotografía: Timothy Rode, Jake Swantko

Reparto: Bryan Fogel, Grigory Rodchenkov

Productora: Alex Productions / Diamond Docs / Impact Partners

Género: Documental | Documental deportivo

Premios

2017: Premios Oscar: Mejor documental

2017: Premios BAFTA: Nominada a Mejor documental

2017: Festival de Sundance: Premio Especial del Jurado – Documental

2017: Satellite Awards: Nominado a mejor documental

2017: Sindicato de Directores (DGA): Nominado a Mejor director / Documental