Diario y Radio U Chile

Año X, 16 de julio de 2018

Escritorio

Comunidad de Liceo Amunátegui acude a tribunales para evitar cierre

La jornada de este jueves se realizó una clase magistral en las inmediaciones del recinto para demostar que estudiantes, profesores y trabajadores del establecimiento desean seguir con el proceso académico. Desde la comunidad acusan al alcalde de Santiago de utilizar el incendio ocurrido durante una toma estudiantil para concretar su deseo de cerrar definitivamente el liceo.

Camilo Villa J.

  Jueves 28 de junio 2018 18:06 hrs. 
20180628_123648

La comunidad el Liceo Miguel Luis Amunátegui, junto a concejales de la comuna de Santiago interpondrán, este sábado, un recurso de protección contra quienes resulten responsables por la ausencia de clases en el establecimiento.

El alcalde de Santiago, Felipe Alessandri, resolvió cerrar el semestre y clausurar el edificio del Amunátegui producto de un incendio ocurrido en su sala de profesores, esto, en medio de una toma estudiantil.

Para estudiantes, profesores, trabajadores y apoderados del liceo, la medida es injustificada y pasa a llevar el derecho a la educación. Según Sonia Araya Aguayo, vocera de los apoderados del Liceo Amunátegui, el decreto que zanjó el cierre del semestre es ilegal, porque no se puede dejar a los estudiantes con clases perdidas.

“Nosotros como apoderados, el día sábado, a las 10:30 de la mañana, presentaremos en Tribunales un recurso de protección por nuestros hijos, porque detectamos que hay muchos derechos que están siendo vulnerados y no nos quedaremos tranquilos. Legalmente no se puede cerrar un semestre sin recuperación de clases, y este decreto ya está firmado”.

Por otra parte, el profesor Luis Velarde, secretario del Concejo Gremial del Amunátegui, criticó la estigmatización que se ha hecho a los alumnos del establecimiento y aseguró que tanto ellos como los profesores tienen la intención de continuar, normalmente, con los estudios.

“Vamos rechazar cualquier estigmatización que pueda llevarse a cabo con nuestros alumnos, suponiendo que son todos delincuentes, vándalos, etc. Como se ha manifestado en algunas ocasiones. Nuestro liceo merece seguir en pie, merece tener las mejores condiciones, porque nosotros llevamos una labor educativa importante con nuestro estudiantado: los chiquillos tienen la iniciativa de aprender, y nosotros queremos enseñar”.

Velarde también se refirió a la intención que ha manifestado el alcalde Alesandri de dejar a toda la comunidad del liceo en un mismo edificio y no separarlos en distintos recintos, como se anunció en un principio. Al respecto, expresó que aceptan la buena voluntad de la autoridad comunal, sin embargo, aclaró que aún no hay ningún hecho concreto que materialice la propuesta. “Nosotros queremos una pronta respuesta para tener la seguridad de que nuestra comunidad se mantendrá junta”, sostuvo el docente.

Según Felipe Alesandri, los costos de reparación del establecimiento ascenderían a 336 millones de pesos, sin embargo, un informe alternativo cifró en 27 millones los trabajos que se deben ejecutar para restaurar la sala de profesores, que fue el único espacio siniestrado.

La asimetría entre ambos informes radica en que el encargado por el municipio incluye un sin número de arreglos que debieron hacerse con o sin incendio, pues eran desperfectos o deterioros producto del paso del tiempo y no fueron producidos por el incendio.

Desde la comunidad del Amunátegui apuntan a que el alcalde de Santiago justificó, con el siniestro, el cierre total del establecimiento, que, según voces del establecimiento, era un deseo que tenía desde hace un tiempo.

La concejala por Santiago Centro, Hirací Hassler, se refirió a estas sospechas de la comunidad indicando que, al menos, la intención de cerrar el año académico por parte del jefe comunal no es un supuesto, sino que es algo concreto y que afecta directamente a los estudiantes y trabajadores.

“A lo menos la intención del alcalde ha sido cerrar el año 2018 en el Liceo Amunátegui y eso no es ninguna interpretación, sino que es lo que él está llevando adelante, y esto no tiene ninguna justificación en términos de la infraestructura del liceo ni tampoco en la continuidad del proceso pedagógico. Entonces, a nosotros nos preocupa mucho porque vemos que es una decisión que es arbitraria y que además lo que busca es una muestra comunicacional y política de poner mano dura”.

Más lejos fue Matías Garrido, del centro de estudiantes del Liceo Amunátegui. Para él, el trascendido de que Alessandri utilizó el incendio para cerrar el establecimiento es totalmente válido, pues indicó que el terreno en que se para el edificio hoy clausurado –que es en pleno Barrio Yungay- es apetecido por algunas inmobiliarias, por tanto es válida la sospecha de que el alcalde de Santiago quiera cerrar definitivamente el establecimiento que hoy cuenta con 779 alumnos, 267 de ellos, extranjeros.

“Sabemos que hay varias ofertas de inmobiliarias viendo el patrimonio y lugar donde se encuentra ubicado el liceo, y que es un lugar que apetecen todas las inmobiliarias, por tanto, encontramos razonable las sospechas de que quieren cerrar el liceo para vender el terreno”.

Desde la otra vereda, el jefe comunal de Santiago Centro recibió este jueves el apoyo de los diputados de la bancada UDI, quienes le manifestaron estar de acuerdo con la decisión de cerrar el semestre y mantener el establecimiento clausurado.