Diario y Radio U Chile

Año XIII, 5 de agosto de 2021

Escritorio MENÚ

Análisis de la jornada: ¡Bienvenido Fútbol!

Cristopher Antúnez

  Jueves 17 de junio 2010 20:16 hrs. 
Radio-Uchile


Hay coincidencia entre los analistas deportivos e hinchas, que este mundial ha exhibido un pobre nivel futbolístico y eso queda manifestado en los pocos goles marcados. Por tal razón, la jornada de hoy fue fecunda en cuanto a partidos entretenidos, con equipos que salieron a buscar la victoria, jugadores que dejaron atrás los nervios del debut y lo más importante, con goles para todos los gustos.

A primera hora se presentó la poderosa Argentina que había tenido un regular debut ante Nigeria, y estaba necesitada de mostrar sus credenciales. La no inclusión de Verón en la oncena titular la convirtió en una escuadra mucho más dinámica y con un Messi que aunque no llegó a la red, fue un dolor de cabeza para la confundida defensa asiática. Un 4-1 que además revivió a Gonzalo Higuaín -muy criticado por su ineficacia ante los nigerianos- autor de 3 goles y que lo eleva a goleador absoluto de la actual Copa del Mundo.

El segundo partido enfrentaba a dos equipos que habían perdido en el debut, Nigeria –ante Argentina- y Grecia –ante Corea del Sur-. En consecuencia,  si tenían intenciones reales de seguir compitiendo debían si o si sumar en este partido. Grecia tenía aparte de su mal debut, un antecedente aún más negativo, puesto que nunca había marcado un gol en un mundial. El encuentro tuvo todos los ingredientes de un partido para disfrutar: goles, emoción y constantes ataques en ambos pórticos. Los africanos abrieron el marcador, pero tuvieron la mala fortuna de quedar en desventaja numérica, luego de la expulsión del volante Sani Kaita. A partir de ese momento la balanza se inclinó en favor de los “helénicos” que se fueron con todo en pos  del arco del muy buen arquero que tiene Nigeria, Enyeama.  Grecia marcó su primer gol en un campeonato mundial justo cuando se acababa la primera etapa, y la guinda de la torta vendría en la segunda etapa cuando Torosidis convirtió el 2-1 y con esto selló la victoria griega, primera en este mundial y en su historia mundialista.

El final de la jornada prometía  con el encuentro entre Francia y México. Los franceses en su debut se habían mostrado mezquinos, sin ambición y con un nulo sello en su forma de jugar. Por su parte México, aunque también había empatado con Sudáfrica en el partido inagural, al menos pudo remontar un resultado adverso contra el local y estaban consientes  que ya no había posibilidad para perder puntos. Los franceses mejoraron en relación al partido anterior, con un Ribery que se mostraba con ganas de marcar y revertir el opaco rendimiento mostrado hasta el momento, pero no pudo concretar las pocas ocasiones claras que se le presentaron. En el entretiempo ambos entrenadores movieron sus piezas, Domenech mandó a la cancha a Dignac por Anelka –prescindiendo de Henry- y su colega Javier Aguirre creyó en “chicharrito” Hernández, y por dios que le dio resultado, puesto que luego de una habilitación del experimentado Rafael Márquez, Hernández se sacó al portero para marcar a arco descubierto. Los franceses no podían creer lo cuesta arriba que se le había tornado el partido, y el golpe de gracia llegaría minutos después, Blanco desde el punto penal marcaría el 2-0 y la inminente eliminación de Francia. Eliminación justa, primero por el desastroso nivel de los campeones del mundo en 1998, y segundo por la forma en que llegaron a este mundial, luego que en partido de repechaje vencieran 1-0 a Irlanda, en una jugada viciada por la mano de Henry.

Información importante
Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.