Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 20 de julio de 2024


Escritorio

Organizaciones entregan 100 mil firmas para paralizar Hidroaysén

Pese a que Carabineros intentó detenerlos, distintos parlamentarios y organizaciones ambientales hicieron entrega de las firmas de los cien mil indignados por HidroAysén en La Moneda. Con un carnaval por las calles de Santiago demostraron su rechazo a la instalación de estas megarepresas en el sur del país e insistieron en la necesidad de realizar a un plebiscito sobre este tema.

Paula Correa

  Lunes 8 de agosto 2011 19:19 hrs. 
patagonia_sin_represas_hidroaysen

Compartir en

Rompiendo el cerco policial, la marcha logró llegar al Palacio de La Moneda e hizo entrega de una carta al Presidente, acompañada de las cien mil firmas en rechazo al megaproyecto energético HidroAysén.

La campaña de recolección comenzó hace dos meses en la ya tradicional esquina de Ahumada con Huérfanos. La iniciativa fue impulsada por el movimiento ciudadano Aquí La Gente y alcanzó incluso las tres mil quinientas firmas diarias, lo que no se había visto nunca en una campaña de esta índole.

El senador RN Antonio Horvath destacó que esto es un trabajo amplio y que aquí la ciudadanía no está sólo protestando, sino que también construyendo alternativas.

“Este es un movimiento ciudadano que ha reunido 100 mil firmas contra los megaproyectos hidroeléctricos en la Patagonia chilena. Este es un primer paso porque nuestra meta es reunir un millón de signaturas. No solo nos oponemos a las represas en el sur del país sino que tenemos una mejor propuesta de energía para Chile que incluye Renovables No Convencionales y centrales hidroeléctricas de pasada, que son más económicas, bajan las tarifas y además no producen un daño irreversible”, sostuvo el parlamentario.

Y pese a que contaban con autorización para marchar por las calles internas y llegar a La Moneda, Fuerzas Especiales le cortó el paso a la caravana y se produjo un breve forcejeo. Finalmente, lograron romper el cerco policial y demostrar cómo ha crecido el descontento sobre este proyecto desde que fue autorizada la construcción de las represas el nueve de mayo de este 2011.

Desde entonces se han desatado una serie de movilizaciones pacíficas que alcanzaron su punto alto el 20 de ese mes, reuniendo a 80 mil personas en el centro de la capital para impedir que se concrete esta iniciativa, que no sólo inunda la Patagonia chilena, sino que pone en peligro a la segunda reserva mundial de agua dulce.

En este sentido, la directora del programa Chile Sustentable, Sara Larraín, se refirió a la necesidad de de luchar contra la actual actitud represiva del Estado y el imperio de los poderes privados.

“No cabe ninguna duda que hoy el Gobierno está entre la ciudadanía y los intereses del sector privado y aquí está en juego la democracia. Los Estados están para priorizar el bien común por sobre los intereses privados y obviamente tanto Hidroaysén, que significa el lucro de Endesa y Colbún a costa de la destrucción de la Patagonia como el de Copec y Ultamar para la destrucción de Isla Riesco, se topan con los intereses de la población que ha demostrado en las encuestas y en la calle que el bien común es proteger nuestro país”, dijo Larraín.

Por todas estas razones se busca generar un plebiscito ciudadano para que la decisión no tenga que ver con lo que conviene  a unos pocos, sino que a toda la población, partiendo por los mismos patagónicos. Así lo expresó en el programa Radioanálisis de nuestra emisora el secretario general de Patagonia Sin Represas, Patricio Rodrigo.

“El Gobierno tiene que entender que este no es un tema que se pueda arreglar a puertas cerradas con grandes empresas transnacionales que sólo vienen a lucrar con la energía en nuestro país. Chile quiere proteger la Patagonia y tenemos el derecho a conservar esa parte del territorio para otros usos. Pero además queremos otra matriz energética para un país realmente sustentable”, dijo Rodrigo.

El abogado recordó que en la actualidad el proyecto está parcialmente aprobado por el Comité de Evaluación de Aysén, pero fue congelado por Corte de Apelaciones de Puerto Montt. Además la Contraloría rechazó la solicitud de derechos de agua adicionales que se estaban pidiendo, por lo que la empresa tiene complicado el camino, y más aún cuando la población se opone firmemente a la construcción de las represas y su tendido eléctrico.

Síguenos en