Diario y Radio Universidad Chile

Año XV, 5 de junio de 2023

Escritorio

88 comunas del país en emergencia por escasez de agua

El ministro de Agricultura, Luis Mayol, se reunió con intendentes, seremis y empresarios de las regiones más afectadas para abordar medidas que permitan hacer frente a la sequía, como el bombardeo de nubes. Consultado por la eventual responsabilidad de mineras y forestales, señaló que "es una evaluación que hay que hacer. A mí no me consta".

Narayán Vila

  Miércoles 1 de febrero 2012 16:20 hrs. 
EMBALSE RECOLETA005.JPG

Compartir en

Ayer eran 52 y hoy son 88 las comunas calificadas como zona de emergencia por escasez de agua producto de la sequía que afecta a todo el país, en especial a la zona norte.

Por ello es que el ministro de Agricultura, Luis Mayol, se reunió con los intendentes y seremis de las regiones de Atacama, Coquimbo y Valparaíso para formar una mesa de trabajo que busque soluciones ante este evento climático.

También acudieron a la cita organismos del mundo empresarial, como la Sociedad Nacional de Minería, el Consejo Minero y la Asociación Nacional de Empresas de Servicios Sanitarios.

El ministro Mayol señaló que la reunión se orientó a elaborar un programa eficiente y coordinado para hacer frente a la sequía, ya que los pronósticos climáticos “no son muy alentadores”, sostuvo.

Por ello es que los puntos de la tabla eran claros: medidas a corto, mediano y largo plazo.

Lo más inmediato, según los asistentes a la reunión, fue programar un bombardeo de nubes, medida que podría incrementar entre un 12% y un 18% el nivel de lluvias, al intervenir con yoduro de plata.

El intendente de Coquimbo, Sergio Gahona, dijo esperar que “con las lluvias de este año y además con la posibilidad del bombardeo de nubes, se incrementen no solo las aguas de los ríos sino también todo el tema nival (nieve), de tal manera de poder acumular agua para la próxima temporada”.

La autoridad explicó que además hay problemas en los 188 sistemas de agua potable rural de la región: “Tenemos 25 en situación compleja, que estamos abordando a través de la dirección de Obras Hidráulicas, también con financiamiento de emergencia para enfrentar ese problema”, agregó.

Por su parte, el ministro Mayol afirmó que la grave situación obliga al bombardeo de nubes, ya que existen otras opciones, como la carretera del agua y la infiltración de acuíferos para crear embalses subterráneos, pero proyectadas a largo plazo: “Hay experiencia a nivel mundial, se ha utilizado y se utiliza en Estados Unidos, Australia, Israel, en forma permanente en China, en Venezuela, y creemos que estamos en la obligación de intentar hacerlo, dada la gravedad de la situación. Se está elaborando un proyecto a nivel país, pero a largo plazo: embalses, infiltración de aguas subterráneas, cosas que existen. Pero estamos anticipándonos a un problema del corto plazo”, explicó.

Consultado por las críticas de organizaciones ambientalistas, que apuntan a la minería, en el norte, y las forestales, en el sur, como responsables en parte de la escasez del recurso hídrico, Mayol dijo que “es una evaluación que hay que hacer en detalle, a mí no me consta que se está haciendo eso”.

“En Chile existe un régimen de propiedad sobre los derechos de aprovechamiento de agua y eso se tiene que respetar. Cada uno tiene que utilizar el agua a la que tiene derecho y cuando hay escasez en una cuenca, son las organizaciones de usuarios las que tienen que repartir esa agua en forma equitativa de acuerdo a lo que cada uno tiene”, agregó.

De esta manera, la mesa de trabajo para enfrentar la sequía esperará hasta que las condiciones climáticas permitan llevar a cabo este bombardeo de nubes, medida que no tiene fecha establecida.

Síguenos en