Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 2 de marzo de 2024


Escritorio

Familiares reaccionan a sanción:

“Los canales querían llegar primero a mostrar el evento más doloroso para vender”

La justicia confirmó la multa de casi ocho millones de pesos a TVN por la cobertura "truculenta" y "sensacionalista" del incendio de la cárcel de San Miguel. La resolución abrió el debate sobre la efectividad de las sanciones, mientras los cercanos a las víctimas recuerdan cómo los canales usaron el dolor por la tragedia.

Rodrigo Alarcón López

  Martes 8 de mayo 2012 19:07 hrs. 
carcel

Compartir en

200 UTM, poco menos de ocho millones de pesos, alcanza la multa que el Consejo Nacional de Televisión  (CNTV) cursó a Televisión Nacional por el sensacionalismo y la truculencia con la que cubrió el incendio en la cárcel de San Miguel, ocurrido el 8 de diciembre pasado.

La sanción fue ratificada este martes en forma unánime por la Cuarta Sala de la Corte de Apelaciones, cuyo fallo indicaba que “una cosa es informar y otra cosa es introducir, bajo pretexto de ello, el sensacionalismo y la falta de respeto hacia las personas”.

“Al mismo tiempo se intentaba que aquellas personas afectadas por el dolor de la pérdida o lesiones de sus seres queridos, relataran casi de inmediato qué sentían, qué opinaban, qué le parecía la situación que estaban viviendo, instantes después que la autoridad les había comunicado el fallecimiento o la gravedad de las lesiones que sufrieron los distintos reclusos”, agregaba el documento.

La sentencia consideraba que “no es informar sino que entrometerse en la intimidad de las personas; hurgar en sus sentimientos de dolor, con el único afán de transmitir sensacionalismo. Es mostrar las llagas físicas como también las psíquicas de las personas con el único afán de producir un impacto en la teleaudiencia. Y no sólo las imágenes exhiben sensacionalismo y truculencia, sino que también los periodistas que intentaban entrevistar a los familiares de las víctimas, tampoco intentaban buscar una información, puesto que ésta ya se conocía, sino que lo que intentaban era que los familiares de las de las víctimas describieran ‘el ambiente’ que existía al interior del recinto penal”.

El fallo fue recibido con satisfacción por el presidente del CNTV, Herman Chadwick, quien dijo que el monto de la multa es el máximo que permite la ley y que las sanciones serán más altas una vez que se apruebe la ley de TV digital.

Aun así, dijo Chadwick, los canales se ven afectados por la repercusión que tienen los castigos: “Siempre las sanciones duelen y la publicidad que se da a las sanciones duele más. Es muy importante la publicidad, porque se conoce que los canales de TV, en este caso cuatro canales importantes, infringieron la normativa legal. Como Consejo quedamos muy tranquilos en cuanto a que aplicamos debidamente la ley. La experiencia que tenemos en el Consejo, con los canales de TV abierta al menos, es que los directores, directorios y propietarios de los canales se han impuesto una autofiscalización”, dijo.

La directora del Observatorio de Medios Fucatel, Manuela Gumucio, coincidió en que las sanciones pueden generar un cambio en el tratamiento periodístico de casos como el de la cárcel de  San Miguel.

Sin embargo, señaló que existen programas que utilizan enfoques similares y que las multas en dinero deberían ser adecuadas a los millonarios ingresos que tienen los canales: “Obvio, las multas deben ser adecuadas a la persona a la cual se le aplica. Siempre ha sido así en la justicia, que la sanción se otorga de acuerdo a la capacidad que tiene de cumplirla la persona que está siendo acusada. En este caso, estamos hablando de una institución con cifras públicas de beneficio enormes. Por lo tanto, podría ser mucho mayor la multa”, afirmó.

Una visión distinta tiene José Quezada, padre de Antonio Quezada, uno de las 81 fallecidos en el incendio. Aun cuando consideró que la multa de casi ocho millones es “burda”, dijo que sería mejor que los canales pidieran disculpas públicas por la cobertura que dieron a la tragedia.

José Quezada recordó además que muchos periodistas se acercaron a los familiares de las víctimas para recabar información, pero que otras personas solo buscaban directamente exhibir su sufrimiento: “En ese momento fue eso lo que buscaron muchos productores, transmitir el dolor de las personas para causar sensacionalismo, cuando realmente había que mostrar otras cosas que eran lo más importante, mostrar la noticia en el fondo de lo sucedido y ver que las personas estaban sufriendo por la pérdida de seres queridos. En ese momento, no sé si TVN quería vender más o marcar un peak de sintonía, como que los canales querían llegar primero a mostrar el evento más doloroso para vender”, indicó.

El CNTV multó también a Mega, CHV y Canal 13 por el mismo caso. Esta última estación televisiva pagó la multa, CHV apeló y logró rebajarla a 100 UTM y Mega está a la espera que se resuelva su propia apelación.

Síguenos en