Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 14 de julio de 2024


Escritorio

Reforma al sistema binominal enfrentará “prueba de fuego” en el Senado con votos de RN

La próxima semana se votará en el Senado la posibilidad de reponer la reforma al sistema binominal ingresada en 2005 al Parlamento y que fue rechazada en ese entonces por la Cámara de Diputados. Desde la oposición llamaron a los senadores de Renovación Nacional a cumplir su palabra y reactivar la modificación constitucional y en el partido oficialista ya hay senadores que prometieron su respaldo.

Rodrigo Alarcón L.

  Miércoles 16 de enero 2013 14:30 hrs. 
senado

Compartir en

El próximo martes la sala del Senado votará la posibilidad de reponer el proyecto de ley que reforma el sistema electoral binominal, ingresado por el ex presidente Ricardo Lagos en 2005.

En ese entonces la Cámara de Diputados rechazó  la iniciativa y el ex mandatario hizo una insistencia al Senado para que la repusiera, lo que fue declarado como inadmisible por el entonces presidente de la Cámara Alta, Sergio Romero. Ante esto, parlamentarios de oposición recurrieron al Tribunal Constitucional, que dijo no tener facultad para pronunciarse sobre el tema.

Así, la discusión fue reactivada en la comisión de Constitución del Senado, que la semana pasada determinó por tres votos contra dos que la reposición de la reforma fuera vista en sala. Los senadores Soledad Alvear, Patricio Walker y Alberto Espina estuvieron a favor, mientras que Hernán Larraín y Carlos Larraín se opusieron.

En ese escenario, desde la DC emplazaron a los parlamentarios de RN que se han mostrado a favor de la reforma a que cumplan su palabra. La senadora Soledad Alvear enfatizó que “ellos se comprometieron a modificar el binominal y el propio presidente del partido, Carlos Larraín, firmó un compromiso de modificación del sistema, entre otras reformas políticas. Y yo esperaría optimistamente, aunque es difícil, que al menos algunos senadores de la UDI pudiesen señalar a la opinión pública que están por un sistema democrático y no por un sistema que los ha beneficiado, contando con mayorías que no corresponden a la representación de los ciudadanos de nuestros país”.

Senadores como Antonio Horvath, Alberto Espina, Lily Pérez y Francisco Chahuán ya han expresado que darán su voto a la reforma, a los que se sumarían legisladores independientes. “Esperemos que se busque un acuerdo que permita establecer un sistema alternativo al binominal, pero para eso se requiere voluntad política. RN hizo una propuesta sobre reformas políticas y esperamos que se discuta. No hay que tenerle miedo a la discusión, que es la esencia del Parlamento”, dijo Chahuán-

En tanto, la senadora Lily Pérez consideró que “esta es una verdadera prueba de fuego para muchos políticos que durante mucho tiempo han hecho alarde con el cambio al sistema binominal. Ahora es el minuto de ver cómo cada uno de ellos va a actuar y votar en la sala”.

Respecto de un eventual conflicto con la UDI, partido aliado que se ha opuesto a la reforma, Lily Pérez recordó que “hemos hecho muchas reformas desde el Gobierno que no siempre han tenido consenso, como la ley Antidiscriminación y la discusión del Acuerdo de Vida en Pareja. Eso no tiene que inmovilizar a nuestro sector político. Muchos hemos trabajado por esas leyes, las hemos impulsado, somos autores y las hemos sacado adelante. Por lo tanto, creo que hay que tener la misma actitud con el cambio al sistema electoral binominal”.

El hecho se produce luego que la encuesta Auditoría a la Democracia, realizada por el PNUD y una serie de centros de pensamiento, revelara que un 44 por ciento de los chilenos cree que el sistema electoral debe cambiarse. Esto, pese a que el mismo porcentaje no sabe en qué comicios se utiliza el binominal y solo un 18 por ciento responde en forma correcta que en las parlamentarias.

Para Francisca Quiroga, académica del Instituto de Asuntos Públicos de la Universidad de Chile, las cifras reflejan que “muchos ciudadanos lo ven como una entelequia y no tienen muy claro donde se aplica, entonces hay que fortalecer propuestas de formación ciudadana y mejorar la calidad del debate”.

“Que se rechace el binominal es el efecto de la rabia, de la no representación y el status quo y de no incorporar nuevas demandas y exigencias de la ciudadanía actual. Entonces tenemos la desafección política combinada con la rabia y desesperanza de que esto vaya a cambiar, y por otra parte una ciudadanía que tiene desconocimientos específicos”, agregó.

La votación del Senado solo decidirá si es la discusión del proyecto se puede reiniciar. En caso de ser aprobada, la iniciativa deberá comenzar su tramitación en la Cámara de Diputados, que es donde fue ingresada originalmente en 2005.

Síguenos en