Diario y Radio Universidad Chile

Año XIII, 8 de diciembre de 2021

Escritorio MENÚ

Puerto Desierto: La nueva batalla medioambiental en la costa de Atacama

Según dirigentes de la Junta de Vecinos y del sindicato de buzos de la localidad, el alcalde de Chañaral, Héctor Volta, habría prometido urbanizar la zona gracias a recursos entregados por Minera San Fierro, que pretende desarrollar la iniciativa Puerto Desierto en la bahía. El patio de almacenamiento traería una serie de consecuencias medioambientales a esta bahía que es la menos contaminada de nuestro país y uno de los principales atractivos turísticos de la zona.

Narayan Vila

  Lunes 21 de enero 2013 18:54 hrs. 
puerto desierto


Dirigentes de la Junta de Vecinos de Adelanto de Caleta Flamenco, junto al sindicato de buzos de la bahía ubicada en la región de Atacama, denunciaron que el alcalde de Chañaral, Héctor Volta, estaría intentando chantajear a los habitantes de la zona para que dejen de oponerse al proyecto Puerto Desierto.

Álex Araya, presidente del sindicato, señaló que luego de una reunión que sostuvo con los vecinos, el edil habría manifestado que “la empresa dispuso de recursos para el municipio y con ellos puedo urbanizar la zona”.

La afirmación, según Araya, es un chantaje que se estaría aprovechando de las necesidades de los pobladores, quienes no tienen regularizados sus terrenos. “Es una forma de decir que las empresas están colaborando, es una cuestión de perogrullo porque en el fondo es para que se pongan. Ninguna empresa va a tirar un recurso extra si no se van a poner. Entonces si uno lo ve por el lado de que es una forma de chantaje, de incentivo para que la gente cambie la percepción que tiene, entonces es como una negociación incompatible”.

El proyecto Puerto Desierto ingresó al Servicio de Evaluación Ambiental el 12 de septiembre de 2012 y se encuentra en tramitación.

Con una inversión de 185 millones de dólares, Minera San Fierro, de capitales chinos, pretende construir un muelle y un puerto destinados a la carga de 5,5 toneladas de hierro concentrado al año.

El problema es que el patio de almacenamiento, de 65 mil metros cuadrados, traería una serie de consecuencias medioambientales, según reclaman los habitantes de Punta Flamenco, quienes enfatizan que esta bahía es la menos contaminada de nuestro país, siendo uno de los principales atractivos turísticos de la región.

Álex Araya criticó la actitud que ha adoptado el alcalde, a quien acusa de querer repetir lo sucedido con las costas de Chañaral, contaminadas por décadas por la gran industria metalúrgica y minera.  “Teniendo tantas situaciones precarias, que crean precedentes, como que Chañaral es la playa más contaminada del mundo, él está promocionando este tipo de inversiones en Flamenco, que es una playa libre de contaminación y una de las pocas que está quedando. En ese sentido, no sé para dónde van sus intenciones y el tipo de desarrollo que quiere promocionar. Desarrollo entre comillas, porque nosotros vemos muerte paulatina”, cuestionó.

El dirigente de los buzos locales acusó que desde que comenzó la oposición a Puerto Desierto, el alcalde ha estado a favor de la iniciativa, presentándolo como un proyecto multipropósito y sin mencionar sus consecuencias medioambientales.

Radio Universidad de Chile intentó insistentemente comunicarse con el edil Héctor Volta, a quien fue imposible contactar debido a su agenda en el Concejo Municipal.