Diario y Radio U Chile

Año XIII, 28 de enero de 2021

Escritorio MENÚ

Cierre de 42 colegios públicos reabre debate sobre educación municipal

Luego que el Mineduc diera a conocer el listado de establecimientos que dejarán de funcionar en marzo, se vuelve a abrir la discusión sobre por qué se cierran liceos y en qué radica la mala gestión, mientras la matrículas particulares subvencionados continúa aumentando.

Mariano Rivera

  Lunes 11 de febrero 2013 20:50 hrs. 
secundarios


De los más de 5 mil 500 establecimientos públicos que aún quedan país, los 42 colegios municipalizados que clausurarán su giro a partir de marzo de 2013 obedecen a la baja matrícula que se ha generado durante los últimos años, influenciado por la mayor competencia con el sector particular subvencionado, que para 2011, ya concentraba el 46,5% del total de la matrícula escolar.

Este hecho reabre el debate sobre las causas del sistemático cierre de liceos y escuelas durante las últimas décadas, lo cual ha puesto en duda a la educación con gestión alcaldicia; cifras que sólo entre 2011 y 2012 bajó 2 puntos porcentuales respecto del total de la población escolar.

En ese sentido, Carlos Carrasco, jefe del Departamento de Administración de Educación Municipal (DAEM) de la provincia de Talca, recalcó que el problema esencial no radica en el sistema municipalizado, sino que en la oferta educativa que cada establecimiento pueda entregar.

De los 42 establecimientos que cerrarán sus puertas, dos corresponden a Talca. Sin embargo, Carrasco recalcó que hasta que no se invierta en los establecimientos, el traslado seguirá siendo una posibilidad para los apoderados.

El representante de la DAEM señaló que “hacia bastante tiempo que no cerrábamos un establecimiento, hace como diez años atrás, pero ahora ya nos vemos en la necesidad de hacer estos ajustes. Nosotros creemos que la mejor estrategia pasa por la oferta de calidad, porque los alumnos están, los alumnos se cambian de colegio, pero si ven que su establecimiento está entregando educación de calidad, indudablemente que va a haber una mejor capacidad para retener a los alumnos. Yo creo que no están dadas las condiciones en ningún otro estamento administrativo para que se haga cargo de la educación municipal”.

Si bien el factor relacionado con los recursos es prioritario en la administración de los dineros destinados para la educación, como lo han señalado los expertos, Erwin Navarrete, jefe del DAEM de la Región de los Ríos, señaló que todo depende de los fondos que se entreguen, pero sobre todo, de cómo se utilicen, los cuales según comentó, muchas veces por la gestión se pierden.

Navarrete señaló que el sistema municipalizado de educación no es en esencia malo, sino que se debe fiscalizar de manera óptima para conseguir los resultados.

Al respecto, especificó que “en nuestra comuna, hemos hecho un trabajo muy a conciencia, la administración la hacemos casi toda en terreno, tenemos buenos funcionarios acá en el departamento de educación, lo cual ha hecho que los apoderados se sientan en confianza para educar a sus hijos. Nosotros en este momento no tenemos en absoluto ninguna deuda, entonces eso nos hace que podamos competir y entregar una educación de calidad. Tiene que ver con la administración, la seriedad que se le dé, el profesionalismo. Eso hace que el sistema de educación sea bueno”.

Luego de que el Ministerio de Educación diera a conocer el listado de los 42 colegios públicos que dejarán de funcionar en marzo de 2013, y que la presencia de educación pública bajara entre 2012 y 2012 de 37 por ciento a 34 puntos porcentuales, se reabre la discusión acerca de la educación municipalizada, sus logros y sus conflictos, una demanda que según el Movimiento Estudiantil, particularmente secundarios, es una demanda y una exigencia que se enarbolará en este año eleccionario de cara a conseguir el fortalecimiento de la educación gratuita, pública y de calidad.