Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 16 de mayo de 2022

Escritorio MENÚ

Trabajadores de Collahuasi protestan por problemas en el sistema de control horario

Los trabajadores de Minera Collahuasi efectuaron, durante la mañana de ayer, una marcha de protesta por el campamento Coposa, en plena cordillera de Los Andes, la que terminó con un acto de repudio frente a las oficinas de los ejecutivos de la compañía.

Juan San Cristóbal

  Sábado 23 de febrero 2013 13:42 hrs. 
collahuasi

La manifestación se suma a una serie de acciones que están realizando los integrantes del sindicato de la empresa, el único que existe en la compañía, ante la negativa de la plana ejecutiva para ordenar el sistema de control horario, lo que apuntan como una abierta ilegalidad.

Hasta la fecha se habían efectuado manifestaciones en el casino y pequeñas marchas en las faenas, sin embargo, decidieron emprender iniciativas de mayor dimensión frente a la intransigencia de la minera.

Manuel Muñoz, presidente del sindicato, señaló que los trabajadores habían dado plazo hasta el día de ayer a la compañía para que diera una respuesta positiva a su planteamiento, agregando que “esta aplaza cualquier decisión, sin embargo, la empresa solicita permanentemente la cooperación de los trabajadores para que se eleve la productividad o se disminuyan las licencias, constatándose que sólo le interesa aumentar sus ganancias”.

Asimismo, Muñoz señaló que “en las últimas conversaciones con el sindicato sólo han participado ejecutivos de segundo nivel, quienes señalan que no tienen atribuciones y deben consultar a sus superiores”.

Desde la extensa huelga de 2010, los trabajadores destacan que la empresa en Minera Collahuasi ha mantenido una pésima relación, que a veces se desemboca en abierta confrontación, con el sindicato que agrupa alrededor de mil 500 trabajadores. En 2011, debido a tres paros efectuados por los trabajadores, fueron despedidos 36 integrantes del sindicato y, anteriormente, la empresa había intentado que sus dirigentes cumplieran tres años y un día de cárcel por supuestas calumnias.