Diario y Radio U Chile

Año XII, 6 de abril de 2020

Escritorio MENÚ

Ley de Donaciones Culturales queda entrampada por patrocinios a universidades privadas

Los recientes escándalos por las irregularidades en las universidades privadas gatillaron la iniciativa de excluirlas de ser beneficiadas por la Ley de Donaciones Culturales. Sin embargo, esta medida podría afectar a universidades que forman parte del Consejo de Rectores, como la Pontificia Universidad Católica de Chile o la Universidad de Concepción.

Claudio Medrano

  Jueves 14 de marzo 2013 16:41 hrs. 





La discusión sobre el despacho de las modificaciones a la ley de donaciones culturales, que busca ampliar la base de donantes y aumentar el universo de beneficiarios, quedó pendiente en el Senado, debido a que no existió acuerdo en la indicación que deja fuera de este patrocinio a aquellas instituciones de educación privadas que son reconocidas por el Estado.

A juicio de algunos parlamentarios, los últimos antecedentes sobre irregularidades en las universidades privadas no permiten que se les siga entregando estos beneficios. Sin embargo, dicho rechazo afectaría a algunas casas de estudios pertenecientes al Consejo de Rectores.

“Yo estoy conforme con que no se le entregue eso a las universidades o los institutos, porque han devenido en instituciones representantes de grupos económicos o de grupos de financistas que en la práctica están haciendo un acto generoso con plata ajena”, expresó el senador DC Mariano Ruiz Esquide, para quien es necesario enviar esa indicación a comisión mixta para su modificación.

El parlamentario agregó que no se puede perjudicar a instituciones con tradición y vocación públicas. “Si hay universidades como la de Concepción o la Católica que tienen 50 o 60, 70 años y que no responden al modelo empresarial de un grupo que forma una universidad para demostrar el “bien público” que llaman ellos y que no es otra cosa que la manera de sacar un poco más de dinero del Estado con mano de gato, como se dice. Eso es a lo que yo me opongo”, aclaró.

Cabe precisar que la norma actual establece que serán beneficiarios de la ley de donaciones con fines culturales las universidades e institutos profesionales estatales y particulares reconocidos por el Estado; las bibliotecas abiertas al público en general; las corporaciones y fundaciones o entidades sin fines de lucro; las organizaciones comunitarias y los museos, entre otros.