Diario y Radio U Chile

Escritorio MENÚ

Después de 21 años, la voz de Nicanor Parra vuelve a sonar junto a Congreso

La banda prepara la reedición de "La pichanga", el disco que grabaron junto al antipoeta inspirados por los Derechos del Niño y en el que hasta el llanto de "Tololo" Ugarte fue registrado. El primer adelanto en vivo es este fin de semana en Peñalolén.

Rodrigo Alarcón L.

  Jueves 11 de abril 2013 20:03 hrs. 
congreso-foto-afiche1


“Las dudas que puedan surgir / en el transcurso de estas canciones serán aclaradas telefónicamente. / Llamar al 2731737 / en horas de oficina / Preguntar por el antiniño. / Más información en soneto / que está por publicarse”. Así se escuchaba la voz de Nicanor Parra en “Importante”, la pista que abría el disco La pichanga, publicado por Congreso en 1992.

Más de dos décadas más tarde, esas palabras volverán a sonar junto a los sonidos del septeto, hoy integrado por Sebastián Almarza (teclados), Federico Faure (bajo), Raúl Aliaga (percusión), Jaime Atenas (saxo), Hugo Pirovich (flauta), Sergio “Tilo” González (batería) y Francisco Sazo (voz). Esto, porque a mediados de abril se publicará una reedición del álbum con dos canciones regrabadas (“Que respeten los derechos del niño” y “Tuve un sueño mamá”).

Inspirado por la Convención Internacional de los Derechos del Niño aprobada tres años antes, el disco recoge “antipoemas que no están editados en ningún libro de Nicanor, solo están en este disco”, asegura el baterista histórico de Congreso, Sergio “Tilo” González.

Algo de eso se podrá escuchar este viernes 12 y sábado 13 de abril en el Kahuín, local ubicado en Peñalolén que acogerá dos presentaciones de la banda antes del lanzamiento oficial del disco, programado para el próximo 19 de abril en la Feria de Literatura Infantil y Juvenil de Valparaíso.

Luego se abrirá una temporada de actividades que continuará con una presentación junto a la Orquesta Sinfónica de la Usach en Valparaíso (25 de abril) y un lanzamiento en Santiago. Además, para septiembre se espera la publicación del disco sinfónico que registraron en 2012 junto a la orquesta de la Universidad de Concepción.

La pichanga nació del intercambio creativo entre Nicanor Parra y el baterista de Congreso: “Él me entregaba textos y yo iba musicalizando en la medida que podía entregarle una maqueta de lo que estaba saliendo. Fue muy lindo estar con él, estaba muy contento de que sus palabras estuvieran en canciones, cosa que por su manera de escribir no es habitual”, afirma.

Para “Tilo” González, la “gran anécdota” de la relación es simplemente que el escritor manifestara su alegría: “Parece anécdota, porque no es habitual. Tiene sus formas, su genio, no le gustan mucho las entrevistas ni las cámaras ni nada, pero con nosotros estuvo feliz. Estuvimos varias horas escuchando el disco ya casi mezclado y fue cuando se animó a grabar unas palabras que quería que fueran. Estábamos realmente muy comprometidos Congreso, Nicanor y Bororo, que hizo ilustraciones para cada canción”, explica.

Luego, la banda se internó en los antiguos estudios Filmocentro de Ñuñoa para registrar las doce canciones, en las que incluso pueden oírse la voz de Colombina Parra, hija del antipoeta, y de Cristóbal “Tololo” Ugarte, su nieto. “Tiene mucho de familiar, porque intervienen niños que eran nuestros hijos e iban al estudio. Iban a mirar y terminaron cantando”, recuerda “Tilo” González.

La reedición, para el baterista, es importante para una banda cuya discografía extensa discografía parece extraviada para los seguidores: “Hay mucho disco nuestro que no está editado hoy en el mercado y los que nos conocen recién ahora echan mucho de menos poder tener todo. Reeditar este disco es especial, es un momento bueno para nosotros”, dice.

Además, continúa, “el contenido del disco está muy vigente. Tiene una temática muy clara, que son los derechos de los niños, desde lo laboral hasta el trato en sus casas y en el colegio. Hay textos muy bonitos también, ecológicos. Hay uno que dice ‘cuando las gallinas andaban vestidas en el paisaje’ o ‘cuando los árboles no tenían forma de muebles’”.

La idea original era reeditar La pichanga en 2012, cuando se cumplían exactas dos décadas de su publicación. Sin embargo, las cosas ocurrieron de otro modo: “Al final el año se nos pasó en otras cosas. Todos los grupos o libros reeditan en fechas cerradas, pero esto va a salir a los 21 años, como a la antigua, cuando es mayor de edad”, concluyó.

Congreso en vivo, viernes 12 y sábado 13, 22 horas. Kahuín, Antupirén 9301, Comunidad Ecológica de Peñalolén. Preventa, $10.000. General, $12.000. Reservas en kahuinbar@gmail.com. Más información en www.Kahuin.cl

Información importante
Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.