Diario y Radio U Chile

Escritorio MENÚ

El último adiós a Margaret Thatcher

El funeral de Margaret Thatcher se realiza este 17 de abril en la catedral de San Pablo ante 2.300 invitados encabezados por la reina Isabel II de Inglaterra. Miles de curiosos, entre ellos más admiradores que manifestantes, asistieron a la procesión del féretro entre el palacio de Westminster y la catedral.

RFI

  Miércoles 17 de abril 2013 11:44 hrs. 
THATCHER





El deán de San Pablo, David Ison, fue el encargado de iniciar la misa de este miércoles para “dar gracias” a la ex primera ministra británica, fallecida el pasado 8 de abril, “por su vida y su trabajo”. El féretro de la Dama de Hierro, envuelto en una bandera nacional británica, llegó sobre una cureña tirada por caballos hasta la puerta del imponente templo anglicano, donde ocho militares de cuerpos asociados con la guerra de las Malvinas en 1982 lo entraron a hombros.

La única mujer primer ministro del Reino Unido ostenta el récord de supervivencia en el cargo en más de 150 años luego de haber permanecido 11 años a la cabeza de Downing Street. Tatcher, que murió a los 87 años de edad, fue miembro del parlamento durante más de medio siglo, desde 1959. Miles de curiosos, entre ellos una minoría de manifestantes, estaban apostados desde primera hora de la mañana a lo largo del recorrido del cortejo.

Thatcher, figura controvertida de la historia moderna británica, expresó antes de morir su deseo de que más de 700 miembros de los tres ejércitos de las fuerzas armadas británicas participarán en el funeral. El grueso de los efectivos estará compuesto por los regimientos que lucharon en la guerra de las Malvinas contra Argentina en 1982, conflicto que forjó su reputación de Dama de Hierro y salvó su carrera política al asegurarle la primera reelección.

Aunque no es oficialmente un funeral de Estado como el que honró a Winston Churchill en 1965, Thatcher será honrada prácticamente con la misma pompa y boato. La reina Isabel II de Inglaterra, que no suele asistir a los funerales de sus primeros ministros, ha hecho la segunda excepción en medio siglo por la mujer que transformó radicalmente el Reino Unido y cuyo legado sigue dividiendo a los británicos más de dos décadas después de haber sido forzada a abandonar el cargo.

Junto a ella estará el Gobierno británico en pleno, encabezado por el primer ministro conservador David Cameron, su heredero político, y acompañado de todos sus predecesores vivos.

Hay asimismo representantes de 170 países, incluidos 11 primeros ministros y 17 de Relaciones Exteriores. Argentina, que mantiene una relación tensa con el Reino Unido por el tema de la soberanía de las Malvinas, declinó la invitación. Pero la escala del funeral, cuyo coste ha sido estimado por la prensa en hasta 10 millones de libras (15,3 M de dólares, 11,7 M de euros) pagados en gran parte por el contribuyente, ha suscitado muchas críticas, especialmente de quienes deploran sus políticas de privatizaciones y contra el estado del bienestar.