Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 15 de abril de 2024


Escritorio

Chile en la Sociedad de la Información

Columna de opinión por Roberto Meza
Lunes 29 de abril 2013 10:57 hrs.


Compartir en

El prestigioso informe del Foro Económico Mundial (FEM) sobre los avances de la llamada Sociedad de la Información, -The Global Information Technology Report 2013- muestra a Chile avanzando cinco lugares en este ranking internacional que mide a 144 países, al pasar del lugar 39 al 34, quedando así ubicado por sobre 10 naciones de la OCDE y liderando América Latina en la materia.

Según el FEM, el significativo salto de Chile en el último año se explica por sus mejoras en el subíndice “readiness”, debido a la fuerte caída de precios de estos bienes (ítem en el que pasó del lugar 89 al 33); en el de “habilidades TIC” (donde avanzó desde el lugar 83 al 66), y en el subíndice “impacto social”, donde pasa desde el puesto 36 al 27, debido al “empoderamiento ciudadano” que han brindado las TIC en nuestro país. Otros ítems en buena posición son “entorno político-regulatorio para los negocios” e “innovación” (30).

Los países de la OCDE que Chile ha superado en este indicador global son Grecia, México, Eslovaquia, Italia, Polonia, Turquía, Hungría, República Checa, España y Eslovenia. En América Latina, en tanto, Uruguay escolta a Chile como segundo de la región, aunque en una lejana posición 52, destacando, asimismo, que países con un PIB muy superior, como Brasil, se ubiquen solo en el lugar 60.

The Global Information Technology Report 2013, analiza la presencia y desarrollo de los sectores telecomunicaciones, informática y comunicaciones (TIC), considerando factores a medir tales como la disponibilidad del mercado y un marco regulatorio que estimule la implantación de las TIC; el nivel de preparación de la sociedad para hacer buen uso de una infraestructura TIC asequible; los esfuerzos de las personas, empresas y gobiernos para incrementar su capacidad de utilizar las TIC, así como su uso real en las actividades diarias, y los impactos económicos y sociales resultantes de estas tecnologías, la transformación del país en una economía TIC y la comprensión de la sociedad de estas herramientas.

De acuerdo al estudio, el impacto de las TIC sobre el crecimiento económico es 25% superior en los países desarrollados al que se genera en los países en desarrollo: se estima, por ejemplo, que un aumento del 10% en la penetración de 3G en las telecomunicaciones móviles sube el Producto Interno Bruto (PIB) per cápita en 0,15%, mientras que la duplicación del uso de datos móviles implicaría un alza de 0,5% en la tasa de crecimiento del PIB per cápita.

No obstante que el documento insta a incrementar los esfuerzos de trabajo conjunto con la industria, consumidores y agencias gubernamentales para instalar un ecosistema inclusivo de TIC que fomente mayor incorporación y uso de los servicios digitales, las inversiones necesarias para aquello son cuantiosas. Citando a McKinsey & Company, el informe dice que la modernización de las infraestructuras de telecomunicaciones fijas de la UE de los 15 para dar a todas las familias acceso a banda ancha de alta velocidad, requiere inversiones de entre 200 mil y 250 mil millones de euros, mientras que modernizar la infraestructura de telefonía móvil para ofrecer servicios de 4G al 95 por ciento de la población necesitará otros 50 mil a 70 mil millones de euros.

En los últimos años, la industria de las telecomunicaciones en Chile ha invertido más de US$ 5 mil millones en infraestructura, se ha alcanzado un nivel de penetración móvil de 138 aparatos por cada 100 habitantes (sobre 22 millones de celulares), de los cuales sobre 2 millones corresponden a smartphones con acceso a Internet, servicio que, en la actualidad, llega a más de 40 usuarios por cada 100 habitantes por vías fijas y móviles. Nuestro país tiene, en definitiva, uno de los mayores crecimientos en adopción de smartphones del mundo y hasta el último trimestre del 2012 solo era superado por China.

Durante este año, el Gobierno convocará a una nueva licitación en la banda de 700 MHz, bajo el modelo de canalización de Asia-Pacífico (APT) que garantiza mayores economías de escala para el acceso a dispositivos nómades y terminales. A inicios de febrero pasado, la SUBTEL publicó en el Diario Oficial la normativa técnica que regula el uso de esta banda de 700 MHz, la que se licitaría a mediados de 2013 y entraría en funcionamientos durante el 2014, permitiendo así el inicio de la distribución de datos a altísima velocidad a través de 4G.

Gracias al manejo de grandes masas de información que posibilitan estas nuevas fuerzas productivas, según SAS Institute, la economía puede aumentar su ritmo de crecimiento mediante la mayor eficiencia, productividad, innovación y creatividad que posibilitan, generando nuevas formas de hacer negocios, mientras que a los Gobiernos les permite formular políticas contra el desempleo, coordinar oferta de trabajo con su demanda y mejorar la eficiencia al poner dichas herramientas en las manos de los trabajadores. Probablemente, ha sido esta fuerte integración de Chile a las TIC la que explique en parte el mayor crecimiento económico de los últimos años, conseguido en medio de una dinámica demanda, salarios en alza y una baja inflación.

 

El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor y no refleja necesariamente la posición de Diario y Radio Universidad de Chile.