Diario y Radio U Chile

Año XII, 24 de noviembre de 2020

Escritorio MENÚ

El “berrinche” de Andrés Velasco que complica a la Concertación

El candidato independiente está a toda máquina evaluando los resquicios legales que le permitan “bajarse” de las primarias presidenciales. Esto en respuesta a la polémica que generó la Concertación por negarse a elegir cupos parlamentarios a través de este mecanismo. Las respuestas no se hicieron esperar y el presidente de la DC, Ignacio Walker, aseguró que esto es sólo un “berrinche”.

radio.uchile.cl

  Viernes 3 de mayo 2013 11:21 hrs. 
Andrés Velasco



Lo que comenzó como un rumor, hoy tiene a la Concertación de cabeza tratando de rescatar las piezas de la bullada “Nueva Mayoría”. Y es que luego que los presidentes de partidos decidieran cerrar la puerta a la definición de los cupos al Parlamento a través de primarias, la ola de críticas no ha parado y los coletazos amenazan incluso la carrera presidencial.

Esto luego que Andrés Velasco anunciara ayer que está evaluando la posibilidad de bajarse de las primarias, en las que ya se había inscrito junto a Michelle Bachelet, José Antonio Gómez y Claudio Orrego el pasado 30 de abril, y presentarse directamente en primera vuelta.

A través de un comunicado, el ex ministro de Hacienda calificó como “funestas decisiones” las que se han tomado en el conglomerado y aseguró que no quiere “que mi candidatura avale o sea cómplice de estos errores que dañan la reputación de la política en su conjunto”.

Velasco manifestó que el bochorno de las primarias “atenta con lo que fundamenta esta candidatura: abrir espacios a la participación de la cultura progresista más allá de los partidos, abandonar las malas prácticas de la política y avanzar en la mejorar la calidad de nuestra democracia”.

Este golpe en la mesa dio nuevos bríos a una candidatura que, según las encuestas, todavía mantenía una fría recepción. Pero además le dio la posibilidad al candidato de posicionarse como una figura de centro-izquierda, lo que podría ayudarlo a desmarcarse de la imagen “neoliberal” que representó durante su gestión en el gobierno de Michelle Bachelet, donde se le acusó de ser el obstáculo para la  aprobación de reformas sociales.

La amenaza causó reacciones inmediatas. El presidente de la Democracia Cristiana, Ignacio Walker, afirmó que “eso en el lenguaje popular es lo que se llama un berrinche y demuestra que la candidatura de Andrés Velasco, a quien respeto y es mi amigo, es lejos la candidatura presidencial más errática que hemos conocido”, dijo el senador.

El parlamentario remató diciendo que esto es “una excusa para hacerse cargo de la debilidad de su propia candidatura, porque hay que preguntarse ¿Con quién piensa gobernar Andrés Velasco? ¿Como un llanero solitario?”

Por su parte, en entrevista con Radio Universidad de Chile, el senador PPD, Jaime Quintana, indicó que comparte  “completamente la decepción respecto de la incapacidad de los partidos de concordar primarias para elegir a todos sus candidatos al Parlamento. Pero esa decepción no es del día miércoles sino que de hace meses cuando los partidos decidieron tomar las primarias como excepción y no como regla. Por lo tanto, es inexplicable que hagan escándalo quienes nada dijeron hace meses”.

Quintana agregó que “me parece legítima la crítica que hace Andrés Velasco, pero es la misma crítica que hizo Michelle Bachelet porque nadie puede estar contento con que los partidos de oposición hayan decidido negociar con sus candidatos en lugar de elegirlos de cara a la ciudadanía”.

Resquicio legal

Sin embargo, la opción de abandonar las primarias es compleja. Después de la aprobación de la Ley, este proceso quedó regulado institucionalmente y la única forma de poder materializar esta intención es a través de un resquicio legal.

Al inscribirse como un “pacto” de nueva mayoría, Velasco sólo puede retirarse con el “visto bueno” del resto de los candidatos, pues la normativa indica que  “sólo se podrá dejar sin efecto este pacto electoral antes del vencimiento del plazo para declarar candidaturas”, que venció este a las 23:59 horas del 1 de Mayo.

Sin embargo, existe un periodo de diez días en los que el Servicio Electoral debe ratificar la legalidad de cada una de las candidaturas. En ese tramo se puede acudir al Tribunal Calificador de Elecciones (Tricel), donde Velasco puede desistir de su candidatura aunque, de todas formas, necesita el respaldo por escrito de los demás integrantes de su pacto.