Diario y Radio U Chile

Año XI, 8 de diciembre de 2019

Escritorio

Instituto Libertad afirma que 63% de las promesas del Gobierno se traduce en proyectos legales

“No importa lo que se presenta, sólo si se presentó el proyecto al Congreso”, dijo Roberto Ossandón, presidente de la entidad, al explicar el criterio de la medición de promesas anunciadas en el discurso presidencial del 21 de mayo del año pasado.

Helmuth Huerta

  Martes 14 de mayo 2013 13:07 hrs. 
pinera_21_de_mayo

A pocos días del 21 de mayo comenzaron las evaluaciones de cumplimiento del Mensaje Presidencial del 2012. El Instituto Libertad, ligado al Partido Renovación Nacional, publicó hoy su evaluación, según la cual el Gobierno del Presidente Piñera habría cumplido el 63.3% de las 111 promesas y anuncios que anunció, mientras que el Gobierno de Ricardo Lagos, también en su cuarto año, habría cumplido un 20%, y el de Michelle Bachelet apenas un 14%.

Según la entidad asociada a RN, las principales áreas de cumplimiento del Gobierno de Piñera son Crecimiento Económico, Empleo y Pobreza (con 67%); Educación (con 63%) y Seguridad Ciudadana (con 50%). El área identificada como Democracia figura entre las que presentan menos cumplimiento de promesas (con 33%).
A juicio del presidente del Instituto Libertad, Roberto Ossandón, estos datos son “objetivos” y se refieren a la mejor gestión del Gobierno de Sebastián Piñera. El bajo respaldo ciudadano que enfrenta el Gobierno, sería en consecuencia un problema comunicacional.

El parámetro que mide esta medición del Instituto Libertad es exclusivamente el ingreso de proyectos legales al Congreso. O sea, si el anuncio del discurso del 21 de mayo, se traduce o no en un proyecto legal. No importa la calidad del mismo, su sintonía con demandas ciudadanas ni la capacidad política para sacarlo adelante en el Parlamento. Roberto Ossandón explicó gráficamente el criterio del estudio.

“Y él dice ‘yo quiero que se reparen los puertos y voy a hacer un proyecto con financiamiento especial, y lo aporta’. Ahora, puede ser que los puertos sean mal construidos, y se caigan porque están mal construidos por el cemento, etcétera. Pero lo que yo estoy analizando es esa iniciativa original, si el Presidente no fue sólo palabrería, sino que la transformó en algo real (…) Lo que estoy diciendo es solamente que este señor prometió que iba a presentar un proyecto de primarias, y que lo presentó. No importa lo que presentó”.

La alusión a la Ley de Primarias se debe a que apenas cerca de un 2% de los distritos del país tendrá elecciones de este tipo para escoger candidatos al Parlamento, pese a lo cual el Gobierno realiza actualmente una campaña con rostros de televisión en la cual llama a participar de estos comicios.